La pegada del Villarreal barre al Betis

Liderado por Cazorla y los cambios de Calleja, el equipo amarillo somete a base de goles al cuadro andaluz

Los jugadores del Villarreal celebran uno d elos goles.
Los jugadores del Villarreal celebran uno d elos goles.Domenech Castelló (EFE)

En el duelo de eternos, venció Cazorla a Joaquín, liderando la victoria de un Villarreal con mucho gol ante un Betis, más bello que práctico. El acierto amarillo en los metros finales superó el buen talante bético. La entrada de Chukwueze, con el choque igualado, resultó capital para desequilibrar la balanza. El Betis se marchó de La Cerámica sin entender qué le había sucedido.

El partido, con tales protagonistas, no podía defraudar al espectador, disputado sin especulación alguna, con la búsqueda constante de la portería ajena, con el balón siempre en dinamismo. A cada ataque amarillo contestaban con argumentos, criterio y más picante los verdiblancos, cada vez más presentes frente a Asenjo. El ataque de los de Rubi partía de los pies de Joaquín, pasaba por Canales y finalizaba por el costado izquierdo con las internadas y permutas de Álex Moreno y Pedraza, mal recibido en La Cerámica.

A los amarillos no les daba con solo Cazorla. Lo que no alcanzó el conjunto de Calleja a través del juego, lo adquirió a balón parado. Un córner lanzado por el asturiano lo remató de cabeza Ekambi con ortodoxia y acierto a la red de Joel. El vistoso Betis se marchó al descanso en desventaja.

El equipo de Rubi, desde el inicio de la segunda mitad, acaparó el balón. No lo soltó hasta que logró empatar con un tiro potente de Emerson tras una dejada de Borja Iglesias de espaldas a la portería. El Villarreal quedó aturdido mientras el Betis hacía sangre por el extremo izquierdo con el punzón de Álex Moreno. Fue el momento de Asenjo, sustento de los amarillos después de dos disparos envenenados de Joaquín y William Carvalho.

El Villarreal replicaba con más ánimo que temple con el incordio de Chukwueze, al que el VAR le concedió un penalti por un derribo de Bartra. La pena máxima la convirtió Cazorla, con tranquilidad, por el centro. El tercer lanzamiento desde los 11 metros que acierta en este arranque de curso para sumar su cuarto gol.

La segunda desventaja hundió tanto al Betis como animó al Villarreal, que en un nuevo contragolpe iniciado por Samu y concluido Ekambi resolvió el choque. Gerard y Chukwueze cerraban la goleada a un Betis derrotado por la puntería local.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción