El Barça se afianza en la Champions

El líder de la Liga Iberdrola se clasifica a los cuartos de final por quinta vez consecutiva

Putellas y Aitana.
Putellas y Aitana.Alex Caparros (Getty Images)

Antes de que el profesionalismo se instale en el fútbol femenino del Barcelona en 2015, las muchachas azulgrana habían logrado colarse entre los ocho mejores equipos de Europa. Fue en la campaña 2013-2014, en la segunda Champions que disputaban. Entonces cayeron por un global de 5-0 ante el Wolfsburgo, campeón de aquella edición. La temporada siguiente alcanzaron los octavos. “Si no hubiésemos obtenido resultados, nunca hubiésemos podido profesionalizar el fútbol femenino”, aseguraba el entonces entrenador Xavi Llorens. Desde que el Barça dejó el amateurismo siempre se instalaron, al menos, en los cuartos de final. En 2017 llegaron a las semifinales y el año pasado se metieron en la final. Este curso, después de un aplastante global de 8-1 ante el Minsk, el Barça vuelve a los cuartos de final de la Champions. Es la sexta vez en su historia que lo consigue, la quinta consecutiva.

Minsk, 1-Barça, 3

Minsk: Voskobovich, Shuppo (Belaya, m. 82), Yushko, Ogbiagbevha, Kozyupa, Galay, Shmatko, Njolle, Cisse, Khimich y Linnik (Duben. m. 82)

FC Barcelona: Tajonar, Maria León (Carla Armengol, m. 45), Melanie, Mariona, Hamraoui (Guijarro, m. 65), Alexia, Aitana, Pereira, Candela, Falcón y Pina (Graham, m. 65)

Goles: 1-0. M. 60 Ogbiagbevha. 1-1. M. 66 Alexia Putellas. 1-2. M 80. Mariona. 1-3. M. 88. Patri Guijarro.

Árbitro: Katalin Kulcsár (colegiado húngaro). Ha amonestado Njolle.

Después de 5-0 en el Estadi Johan Cruyff, Lluís Cortés, técnico del femenino, optó por cuidar a sus jugadoras. De las habituales titulares, solo Mapi León, Hamraoui, Alexia Putellas y Mariona saltaron al campo. Hasta descansó la portera Sandra Paños. Exitoso en la Champions, el Barcelona necesita recuperar el mando en la Liga Iberdrola, en la que no se impone desde la temporada 2015-2016. Ahora líder en España y con media clasificación en el bolsillo en la Champions, el Barça midió fuerzas ante el Minsk.

Le costó a las azulgrana entrar en calor en Bielorrusia. El Barça controlaba el juego, pero no podía profundizar. Y, cuando lo hizo, fallaron Mariona y Hamraoui. Parecía que el partido se apagaba, cuando el Minsk sorprendió al Barcelona: Ogbiagbevha aprovechó una contra para vender a Tajonar. El Barça no se quería ir sin nada de Minsk. Pero necesitaba a Graham en el campo. La noruega le puso vitamina a las azulgrana. Putellas firmó el empate, Mariona puso el 1-2 y fue Guijarro, después de una gran jugada individual de Graham, la que cerró el marcador. Las azulgrana conocerán a su rival en cuartos el próximo 8 de noviembre cuando se realice el sorteo en Nyon.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS