El Valencia remonta el vuelo ante el Khimki

El equipo de Ponsarnau, que empezó perdiendo por 16 puntos, encadena su cuarta victoria en siete días

Jordan Loyd (d) defiende a Shved durante el partido.
Jordan Loyd (d) defiende a Shved durante el partido.Miguel Ángel Polo (EFE)

El Valencia Basket cerró este jueves su semana fantástica con su cuarto triunfo consecutivo en siete días, esta vez ante un Khimki que le desarboló de inicio, pero que acabó doblegado por la solidez de un equipo que ha recuperado la confianza perdida en ataque.

El Khimki salió enchufado y en apenas cinco minutos abrió una brecha de 16 puntos. La buena puntería de los rusos, especialmente de Jovita y Svhed, se unió a una menor energía defensiva de los locales respecto a los anteriores partidos y a su falta de pericia ofensiva, que permitió que los visitantes llegaran frescos a su ataque (4-20, m.5).

La rotación cambió la cara del Valencia. Marinkovic y Colom le dieron la chispa que le faltaba en ataque, el primero con sus tiros y el segundo con sus valientes penetraciones pero también generando juego. También Abalde y Motum contribuyeron a reducir la diferencia (33-35, m.12).

La solidez de Booker bajo los aros ayudó al Khimki a mantenerse unos minutos más por delante, pero su floja defensa permitió a Colom alimentar a Tobey hasta reducir al mínimo. Fue un triple de Jordan Loyd el que, para explosión de la Fonteta, culminó la remontada local justo antes del descanso (51-48, m.20).

El Khimki se recompuso en el parón y empezó a anotar desde la línea de 6,75, pero el Valencia aguantó el tipo en defensa y se dejó guiar en ataque por un clarividente Colom, que anotó y repartió hasta llevar a los locales a una pequeña pero prometedora renta (66-57, m.25). El parcial en veinte minutos era de +25 para los locales.

Shved se sentó y el Khimki lo agradeció. Con más equilibrio y sin agujeros en defensa le dieron la vuelta al choque en apenas cuatro minutos y volvieron a ponerse por delante. Pero entre Marinkovic y Vives permitieron al Valencia llegar por delante al último cuarto (72-70, m.30).

El escolta serbio y Dubljevic asumieron el peso ofensivo de los locales, Jovic y Jerebko el de los visitantes y el encuentro se estabilizó. Buscó Ponsarnau un último impulso con el regreso de Colom y el andorrano cumplió y el Valencia entró con un punto de ventaja al último minuto y con posesión.

Una antideportiva a Booker sirvió en bandeja el triunfo a los locales, que la castigaron con dos tiros libres de Loyd y una canasta más de Dubljevic, dos acciones que unidas al falló ruso en el siguiente ataque decantaron finalmente el choque.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción