Valverde: “Por momentos nos dominaron”

El técnico y la plantilla azulgrana admiten la dificultad para salir desde atrás con el balón en los pies y para conectar con los delanteros

Messi trata de retener el balón ante el Madrid.
Messi trata de retener el balón ante el Madrid.Á. Caparrós (Getty )

Se cambiaron los papeles en el clásico porque el Barcelona apenas jugó al fútbol, remitido a la fiabilidad de Piqué en defensa y a la genialidad de Messi en las contras, al tiempo que gobernó el duelo el Real Madrid, un equipo mucho más serio y generoso, un bloque que corría al unísono, bien en la presión alta; bien en el repliegue intermedio. La versión desmejorada del Barça, incapaz de someter al eterno rival en el Camp Nou, tampoco pareció contrariar al técnico azulgrana, Ernesto Valverde: “Estábamos en casa y teníamos un punto más de obligación de ganar. Ellos han hecho un buen partido y nosotros, por momentos, también. Aunque creo que las ocasiones más claras las hemos tenido nosotros”.

En un sentido similar se expresó el vestuario. “Nos ha faltado un poco el último pase, el último toque de calidad. Pero hemos trabajado muy bien y estoy muy contento y orgulloso del equipo”, resolvió Rakitic desde el césped del Camp Nou. Lenglet fue más lejos: “Hemos tenido ocasiones de gol claras. Dos de Leo, una de Jordi, otra de Luis... También tenemos sensación agridulce de haber perdido dos puntos”. Pero el central, siempre racional, añadió: “De todas formas, nos ha faltado más conexión con los delanteros. Y el Madrid ha jugado un gran partido, por lo que tendremos que trabajar para corregir los errores”.

Más información

Los números no le dan la razón a los azulgrana, que recibieron 12 remates contra en el primer tiempo, la cifra más alta desde la llegada de Valverde al banquillo. “Nos apretaban arriba y teníamos dificultad para salir, pero cuando lo hacíamos generábamos peligro. Y cuando no lo hacíamos, ellos atacaban y generaban”, resolvió el entrenador, siempre pragmático y reacio a aceptar la superioridad rival. Así, remarcó que casi todas las ocasiones del Madrid llegaron de rebote: “Nos creaban peligro en las segundas jugadas, en estrategia, en saques de banda, después de los rechaces…”. Aunque, al final, acabó por torcer el brazo: “Por momentos nos han dominado”.

Sumaba el Barça 18 encuentros seguidos marcando al menos un tanto al Madrid en el Camp Nou, pero en este clásico se acabó lo que se daba, desconectados del juego Suárez y Griezmann, solo con Leo como agitador. “Son los partidos que conocemos. Trabajados. Ellos han tenidos ocasiones, pero sobre todo tras nuestros rechaces. Luego también hemos tenido las nuestras, pero ha faltado el gol”, resolvió Rakitic. Una versión similar vio Guillermo Amor, responsable de las relaciones institucionales del primer equipo azulgrana: “El partido ha estado bastante igualado y el resultado puede ser justo. Pero es cierto que el Madrid ha trabajado bien en defensa y ha corrido mucho, además de crear ocasiones”.

Un registro de Guardiola

No solo eso, sino que hubo una entrada en plancha de Lenglet sobre Varane en el área en la que el VAR no entró de oficio y un agarrón de Rakitic sobre el mismo Varane. “Yo quiero sacar la pelota con la cabeza y dar fuerza. Uso las piernas y por mala suerte doy en la pierna de Rafael. Después del golpe he ido a preguntarle qué tenía porque es un buen amigo mío”, explicó Lenglet, que, sin embargo, negó la mayor: “Yo sé que no voy a hacer falta sino para despejar. Por eso creo que no es penalti. Si otros piensan diferente es su opinión. Pero era normal que se revisara en el VAR, aunque el árbitro ha tomado una decisión y hay que respetarlo”. Más lejos fue Amor. “Si el Madrid entiende que es claro, que proteste como lo hicimos nosotros”, afirmó, en un ejercicio de sinceridad porque defendió que el Barça se quejaba de lo suyo pero no de los demás. Valverde, sin embargo, dejó un mensaje: “Ellos han hecho un partido duro como casi siempre hacen aquí. Mucha tensión, muchas tarjetas. Un clásico”.

Donde no actuó el VAR, en cualquier caso, sí que lo hizo Piqué, sostén del equipo en defensa. “Sé que genera polémica pero es un jugador que siempre está, que no se pierde ningun entrenamiento... Y es un seguro”, le elogió Valverde, que sí que salió vencedor en un aspecto, toda vez que el técnico igualó la mejor racha de partidos seguidos sin perder de un entrenador del Barcelona en la historia del clásico en todas las competiciones (cuatro victorias y tres empates), lograda por Pep Guardiola entre abril de 2011 y enero de 2012. Pero poco le importó al técnico, de nuevo de lo más pragmático: “Los dos equipos nos quedamos igual, con LaLiga igualada, nosotros igualados, y se prevé que será así hasta el final”, zanjó Valverde.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción