LaLiga Santander jornada 18Así fue
Real Madrid
Real Madrid
0 0
Finalizado
Athletic
Athletic

Una duda y 14 años de sequía en el Bernabéu

Garitano busca sustituto para Muniain tras los últimos ensayos fallidos

Gaizka Garitano, esta temporada.
Gaizka Garitano, esta temporada. Juan Manuel Serrano Arce (Getty )

¿Quién jugará de media punta en el Bernabéu? Ese es el debate en Bilbao. En el último ensayo liguero, Gaizka Garitano pinchó en hueso. Con Iker Muniain en la enfermería, el técnico del Athletic había probado con el prometedor Oihan Sancet. Le salió bien en Pamplona, donde la gran esperanza de Lezama completó un partido brillante, pero en las dos siguientes actuaciones su rendimiento fue a menos. En Sevilla, contra el Betis, desapareció del juego. Al sábado siguiente, de la alineación.

Más información
Zidane, sobre Guardiola: “Es el mejor entrenador del mundo”
Un empate a cero como síntoma
El muro defensivo de Gaizka Garitano

Esa posición la ha ocupado habitualmente Raúl García, pero la ausencia de un delantero dentro específico y la presencia de Muniain en su mejor versión desplazaron al navarro a la posición de 9. Ahí se ha mantenido. Con esa premisa, frente al Eibar, el mediapunta fue Unai López, habitual en el centro del campo, y que no encontró su lugar. Se dedicó a ver volar los balones que pasaban sobre él. Su incidencia en el juego fue nula porque, además, la pareja de mediocentros formada por San José y Dani García, eficaz para ejercer de frontera, no generó el fútbol suficiente para los jugadores de arriba, que murieron de inanición, como reflejó el empate a cero. Tal vez el regreso de Beñat, que jugó y marcó el martes en Copa frente al Intercity, pueda solucionar esos problemas.

Esa es la gran duda de Garitano para la cita del Santiago Bernabéu. Puede devolver a Sancet a la escuadra, o volver a la casilla de salida y colocar ahí a Raúl García. El técnico del Athletic no es partidario de hacer grandes modificaciones, aunque tendrá que echarle imaginación a la alineación frente al Real Madrid porque tampoco contará con uno de los fijos en la defensa, Ander Capa, baja por sanción. Tal vez esa ausencia le puede llevar a cambiar el esquema defensivo y jugar como en la segunda mitad en Heliópolis, cuando alineó a tres centrales: Yeray, Núñez e Iñigo Martínez; con Yuri y Lekue en los laterales de largo recorrido. El primero está siendo uno de los jugadores más destacados del Athletic en las últimas jornadas.

Aunque no es muy amigo de cambios, sobre todo en defensa, Garitano podría tener que adaptarse a las circunstancias para el penúltimo partido de la primera vuelta, en un escenario que en caso de éxito se convierte en escaparate, y en el que el Athletic ha ganado 13 veces, ha empatado 16 y ha perdido 59.

No es un lugar propicio, y por eso las palabras de Iñaki Williams durante la visita a los niños ingresados en el hospital, sonaron a boutade: “Tengo muchas ganas de jugar en el Bernabéu y ganar el último partido del año". Sobre todo, porque la última vez que el Athletic venció en el coliseo blanco fue en la temporada 2004/05 a aquel Real desconcertado de Vanderlei Luxemburgo. Marcaron Del Horno e Iraola con un equipo prometedor a las órdenes de Ernesto Valverde, que presentó sus credenciales. Desde entonces, el balance es abrumador. El Athletic ha jugado 14 partidos en el Bernabéu y solo ha arrancado un empate, en abril de 2018, precisamente gracias a un gol de Williams y la actuación estelar de Kepa Arrizabalaga. “Pondremos nuestras cartas sobre la mesa, ir a por ellos y apretarles en su campo para tratar de tener ocasiones y aprovecharlas después. Me ilusiona jugar allí. Sabes que mucha gente va a estar viendo el partido en todo el mundo y tengo ganas de que llegue”, añadió Williams. 

El delantero es incombustible. En el Bernabéu sumará 137 partidos consecutivos con la camiseta del Athletic. En Pamplona superó la marca anterior de Carmelo Cedrún, con 133. “Estoy viviendo un sueño desde hace cinco años”, comenta. “Mi máxima ilusión cuando llegué era formar parte del primer equipo y lo estoy cumpliendo cada día. Llevo ya 136 partidos consecutivos y eso hay que agradecérselo a mi genética y a todos los entrenadores que he tenido. Quiero seguir así y tratar de batir el récord de LaLiga”, el de Larrañaga (Real Sociedad), que jugó 202.

Williams estuvo atento al último partido de su rival, el miércoles en el Camp Nou: "En el Clásico tuvieron ocasiones para ganar, pero nosotros también estamos bien. Tenemos una defensa muy sólida y seguro que vamos a tener nuestras oportunidades, porque ellos dejan jugar”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS