Óscar da la primera victoria al Leganés como visitante

Dos goles del talaverano, uno espectacular y otro de penalti, obran la remontada pepinera ante un Villarreal que frena sus ambiciones europeas

Domenech Castelló (EFE)

Todas las victorias son oportunas, pero la conseguida por el Leganés en la Cerámica tiene un significado numérico (por los tres puntos conseguidos) y simbólico por romper la negativa racha fuera de Butarque, incapaz el conjunto pepinero de lograr un triunfo de visitante hasta llegar a Vila-real y enfrentarse a un equipo amable y un escenario productivo para los equipos situados en la zona de descenso. Un problema para Calleja y su equipo, que no sabe responder ante los modestos y necesitados. El Villarreal aparenta más que compite. Sus aspiraciones a Europa se desvanecen después de tres derrotas consecutivas. Por el contrario, el Leganés reactiva sus opciones de salvar la categoría.

VLLVillarreal
Villarreal
1
Asenjo, Pau Francisco Torres, Albiol, Rubén Peña (Franck Zambo, min. 86), Alberto Moreno, Cazorla, Iborra, Trigueros (Samuel Chukwueze, min. 65), Gerard Moreno, Moi Gómez (Javi Ontiveros, min. 56) y Alcácer
LEG Leganés
2
Leganés
Pichu, Jonathan Silva, Siovas (Omeruo, min. 67), Rosales (Bustinza, min. 73), Chidozie Awaziem, Kévin Rodrigues, Aitor Ruibal (Roger Assalé, min. 63), Roque Mesa, Amadou, Guido Carrillo y Óscar Rodríguez
Goles 1-0 min. 4: Gerard Moreno. 1-1 min. 46: Óscar Rodríguez. 1-2 min. 69: Óscar Rodríguez.
Árbitro César Soto Grado
Tarjetas amarillas Alberto Moreno (min. 41), Rubén Peña (min. 78), Kévin Rodrigues (min. 78), Alcácer (min. 78), Iborra (min. 91), Chidozie Awaziem (min. 92) y Jonathan Silva (min. 95)

El Villarreal tuvo intención, buen pie y claridad al inicio del duelo, al punto de que Gerard Moreno remató de cabeza y a la red nada más abrirse el telón. La movilidad de Moreno por todo el frente de ataque partiendo desde el extremo derecho llevaba de cabeza a la zaga pepinera. Al Leganés, con la desventaja, no le quedaba más remedio que revisar su plan, abrir líneas y mostrarse más ambicioso. Y, con el partido abierto, las llegadas del Villarreal llevaban más picante, producto de la calidad de sus pasadores, Cazorla y Triguero. Pero dejaron vivo al Leganés.

El temor del Villarreal se hizo realidad al iniciarse la segunda mitad. Empató el Leganés en una genialidad de Óscar Rodríguez tras una volea imposible que se coló por la escuadra derecha de Asenjo tras tocar el esférico en el larguero. El conjunto de Aguirre comenzó a creer en la remontada, que certificó tras un penalti cometido por Pau Torres sobre Assalé que el árbitro decretó tras revisarlo en el monitor. Con la remontada, el Leganés se defendió con todo para volver a su esencia primitiva y saborear la primera victoria fuera de Butarque, que le hace creer en la permanencia.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS