Banega, con Liga por delante y contrato en Arabia

El argentino firmó con el equipo saudí Al Shabab por tres años al acabar su vinculación con el Sevilla

Banega y Suso, en un entrenamiento del Sevilla.
Banega y Suso, en un entrenamiento del Sevilla.Toni Rodriguez

El pasado 30 de enero, Banega enviaba una carta a la afición del Sevilla. En ella confirmaba su adiós al club en el que ha militado en dos etapas desde el verano de 2014. Se trató de un adiós en diferido, ya que el argentino, que acaba contrato con el Sevilla este 30 de junio, tenía ya libertad desde el 1 de enero para poder negociar con otro equipo tal y como establece la actual reglamentación. Banega estampó su firma por el Al Shabab de Arabia Saudí hasta 2023 al asegurarle su nuevo equipo un salario casi tres veces superior al que percibe en el Sevilla. Algunas fuentes lo sitúan en torno a 10 millones anuales. El argentino, que en junio cumplirá 32 años, ha jugado 29 partidos este curso y anotado dos goles.

La situación de Banega, no obstante, puede sufrir un cambio radical teniendo en cuenta el parón al que se ve abocado el fútbol por la crisis del coronavirus. Casi todos los organismos futbolísticos están realizando planes de reanudación de la competición que implicarían, en la mayoría de los casos, jugar las Ligas durante el mes de julio e incluso en agosto. En este caso, el Sevilla no tiene claro qué ocurrirá con Banega, comprometido ya con otro equipo desde el pasado 30 de junio. No obstante, fuentes de la FIFA consultadas por EL PAÍS apuntaron que el jugador, puede hacer prevalecer el compromiso con su nuevo club y marcharse tras el 30 de junio, o bien negociar con el equipo sevillista y el conjunto árabe para prolongar unas semanas su contrato. No obstante, la FIFA propone que en casos como este se de prioridad al antiguo club para completar su temporada con su equipo original, con el fin de salvaguardar la integridad de los campeonatos nacionales.

Banega, al igual que sus compañeros, se encuentra en Sevilla entrenando en solitario según el plan de trabajo facilitado por el cuerpo técnico dirigido por Julen Lopetegui.

El caso de Banega es bastante particular, puesto que como no haya una decisión extraordinaria de la FIFA, el argentino pudo jugar ante el Atlético de Madrid, el pasado siete de marzo, su último partido como sevillista.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS