Los jugadores expresan su inquietud al Gobierno por el regreso a la actividad

El sindicato de futbolistas envía sendas cartas al CSD y a Sanidad en las que cuestiona el protocolo para volver a los entrenamientos y los partidos

Vista del estadio de Ipurua durante el Eibar-Real Sociedad a puerta cerrada.
Vista del estadio de Ipurua durante el Eibar-Real Sociedad a puerta cerrada.JUAN MANUEL SERRANO ARCE (Getty Images)

Decididas LaLiga, la Federación Española de Fútbol y el Consejo Superior de Deportes (CSD) a que el fútbol profesional reanude los entrenamientos en el primer tercio del mes de mayo, los jugadores expresaron este miércoles al Gobierno las dudas y los miedos que les invaden ante ese hipotético regreso a la actividad. Algunos aspectos del protocolo de prevención diseñado por la patronal, como permanecer aislados durante dos semanas antes de empezar a competir, generan un fuerte rechazo entre los futbolistas. Sus inquietudes fueron recogidas en sendas cartas remitidas por el sindicato (AFE) a Irene Lozano, presidenta del CSD, y a Salvador Illa, ministro de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

La fase cuatro del citado documento preventivo elaborado por LaLiga, referente al aislamiento mediante concentraciones desde dos semanas antes a que se reanude el campeonato y ser sometidos a numerosos test sin tener aún conocimiento de si serán más necesarios para el resto de la población, son las principales preocupaciones de los principales actores del fútbol. Tanto como que sean el CSD y el ministerio de Sanidad los que den el visto bueno a su regreso y no LaLiga o la federación.

El colectivo que preside David Aganzo solicita en la misiva que “la autoridad deportiva, el CSD, en coordinación con la autoridad sanitaria, dé seguridad respecto a esa desescalada a la vuelta de la competición”. Y subraya: “Como colectivo, nos preocupa en un escenario de pandemia que ese proceso de incorporación a la rutina de la competición no esté marcado con unas normas claras y determinadas desde el Ministerio de Sanidad, que es el que nos da total garantía para que se eviten situaciones de contagios no deseables”, incidiendo “en las previsiones secuenciales respecto a las distintas fases, entre las que están entrenamientos por grupos, y sobre todo a la fase cuatro, antesala de la competición”. El protocolo de LaLiga justifica esa cuarta fase “con el objetivo de crear un espacio lo más aislado y controlado posible. Se recomienda a los clubes por optar por concentraciones en las ciudades deportivas u hoteles de uso exclusivo por parte del club. A estas instalaciones deberá desplazarse a todo el personal imprescindible, considerándolas de Protección alta”.

Sobre los test, que pueden empezar el próximo 28 de abril según aseguran fuentes de LaLiga, los futbolistas quieren “tener la certeza de si se pueden hacer por parte de las autoridades sanitarias, teniendo en cuenta que hay una demanda por parte de la sociedad, y son corresponsables en este sentido con lo que determinen las autoridades, al ser pruebas que deben conocer y autorizar las administraciones públicas”.

En el escrito, los jugadores también aluden a la decisión que tomaron hace dos semanas la Real Sociedad y el Fuenlabrada de regresar a los centros de entrenamiento sin haber consultado ni con el CSD ni con las autoridades sanitarias. Por entonces, Irene Lozano lo impidió, pero tras el jugoso pacto sellado con LaLiga el pasado sábado por el cual la patronal incrementa en 50 millones anuales su inyección económica al fútbol no profesional y al resto de federaciones durante los próximos cuatro años, los obstáculos al regreso se han rebajado.

Horas antes del comunicado de AFE, las comisiones médicas de los clubes profesiones mantuvieron una reunión telemática en la que también trasladaron las dudas de jugadores y entrenadores sobre cómo serán los traslados cuando ejerzan de visitantes.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS