Adam Silver: “Estamos ante el mayor desafío de nuestras vidas”

Algunos jugadores se entrenan individualmente pero el comisionado de la NBA prevé que no habrá sesiones en grupo hasta dentro de tres semanas y contempla la posibilidad de jugar sin público la próxima temporada

Adam Silver entrega a Kawhi Leonard el premio al MVP del All Star, en febrero.
Adam Silver entrega a Kawhi Leonard el premio al MVP del All Star, en febrero.Kyle Terada (Reuters)

Larry Nance y Cedric Osman, de los Cavaliers, fueron algunos de los primeros jugadores que aprovecharon el permiso de la NBA para que a partir del 8 de mayo iniciaran los entrenamientos individuales y voluntarios en las canchas de sus equipos. La desigual situación sanitaria en Estados Unidos propició que solo dos equipos abrieran las instalaciones en el primer día habilitado para ello después de que la Liga se suspendiera el 11 de marzo a causa de la pandemia. Cleveland y Portland fueron las dos franquicias que abrieron sus canchas. Las condiciones para llevar a cabo los entrenamientos son muy restrictivas. Solo cuatro jugadores pueden estar al mismo tiempo en las canchas. No se permite el acceso a ningún entrenador. Los entrenamientos en grupos están prohibidos, incluso los uno contra uno.

Denver y Sacramento tienen previsto abrir sus instalaciones a partir del lunes 11 de mayo, los Lakers de LeBron James el día 16 y Houston, el 18. El resto de los equipos deben informar todavía sobre el día en que abrirán las canchas para que sus jugadores empiecen a efectuar los entrenamientos individuales.

Los jugadores plantearon sus inquietudes y sus dudas al comisionado de la NBA, Adam Silver, en una videoconferencia. Silver explicó que los entrenamientos en grupo no podrán empezar al menos hasta dentro de tres semanas y siempre en función de la evolución de la pandemia en Estados Unidos y Canadá. El comisionado avisó a los jugadores: “Esto va a ser difícil, y por mucho tiempo. Necesitamos trabajar juntos. Se avecinan decisiones difíciles. Nadie estará de acuerdo en todo. Tenemos por delante algunos días difíciles de negociación colectiva, con realidades financieras sombrías. Estamos ante el mayor desafío de nuestras vidas”. La NBA contempla la posibilidad de que se tenga que jugar sin público incluso la próxima temporada.

También indicó que los propietarios de las 30 franquicias desean que la Liga se reanude, a pesar de que para varias de ellas, desde el punto de vista económico, sería preferible no volver a la actividad esta temporada. Explicó que todavía espera que los playoffs puedan llevarse a cabo con el formato al mejor de siete partidos en todas las rondas y que ello será más factible si se juegan todos los partidos en una o dos sedes. Orlando y Las Vegas son las ciudades favoritas según las conversaciones que han mantenido hasta ahora los dueños de las franquicias. La NBA debería adoptar una decisión antes de junio.

La idea de jugar en una o dos ciudades en las que deberían concentrarse los equipos no es del agrado de los jugadores. Michele Roberts, directora ejecutiva del sindicato, declaró: “¿Van a rodear el hotel de tipos armados? A mí me suena a un encarcelamiento más que a otra cosa”. Sergio Scariolo, entrenador ayudante en Toronto Raptors, afirmó en una entrevista con la agencia Efe: “Parece que, desde un punto de vista logístico, sea lo menos incómodo, concentrar a todo el mundo en un mismo sitio, porque se eliminan los viajes. Puede que no sea tan sencillo después de haber tenido a un grupo de personas prácticamente encerradas en sus casas durante tres meses, volver a encerrarlas durante otros dos o tres meses. Puede llegar a ser mentalmente muy, muy pesado”.

Roberts también expresó sus dudas respecto a la seguridad de los jugadores. “Podemos hacer lo que nos piden, sí, ¿pero qué pasa si uno, dos o diez jugadores dan positivo después del tiempo de aislamiento? ¿Cerramos otra vez?”. Silver respondió que si un jugador diera positivo una vez que se haya reanudado la Liga, se esperaría el resultado de las pruebas diarias al resto de los jugadores y en principio no se pararía la competición, ya que estarían aislados en cuarentena.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS