La FIFA mantendrá la regla de los cinco cambios hasta agosto de 2021

La International Board oficializa la decisión de alargar el periodo en el que los entrenadores podrán contar con dos sustituciones extras con respecto a lo que era habitual

Banquillo del Barcelona durante el partido de Liga ante el Leganés.
Banquillo del Barcelona durante el partido de Liga ante el Leganés.Alberto Estévez (EFE)

La crisis del nuevo coronavirus ha provocado una reacción en cadena de consecuencias indefinidas para el fútbol. La excepcionalidad que impulsó a la FIFA a modificar las reglas del juego para permitir hasta cinco cambios por equipo y por partido para completar los torneos interrumpidos en marzo, se prolongará hasta el 31 de julio de 2021. Así lo decidió este miércoles la International Football Association Board a propuestas de la FIFA.

La International Board, el órgano que vela por las leyes del juego, resolvió el pasado 8 de mayo ampliar el número sustituciones que puede hacer cada equipo de tres a cinco. Dispuso además que, para evitar que se produjeran hasta diez interrupciones posibles, cada equipo dispondría de tres momentos para realizar los cambios a lo largo de los partidos. La IFAB argumentó la medida en la necesidad de evitar problemas físicos, según rezó el comunicado oficial: “Se van a disputar un buen número de partidos en un breve periodo, en condiciones meteorológicas diferentes a las previstas, lo cual podría repercutir negativamente en la salud de los futbolistas”.

Dos meses más tarde la FIFA y la International Board comprueban que las circunstancias de agobio que viven los jugadores para completar esta temporada se prolongarán hasta, por lo menos, el final de la siguiente. El calendario de competiciones ha experimentado una compresión sin remedio en el horizonte. La prórroga de la ley de los cinco cambios se extenderá hasta que acaben de disputarse la Eurocopa y la Copa América en julio de 2021, pasando por competiciones de clubes en Europa y América, y ronda de clasificación para el Mundial de Catar. Sin tiempo para permitir que los jugadores se tomen unas vacaciones adecuadas ni se recuperen físicamente entre un partido y el siguiente, la única solución que vislumbra el máximo organismo rector del fútbol es la dosificación a través de las sustituciones.

Desde el Mundial de 1970

Como tantos otros en su gremio, Sergio Sánchez, el entrenador del Valladolid, alertó este mediodía sobre el problema que amenaza al fútbol cuando pidió a Javier Tebas, el presidente de LaLiga, que permita que la competición comience a finales de septiembre y no al cabo de la primera quincena, como está estipulado. Con el actual calendario, la descompresión es difícil. Las grandes ligas europeas se prolongarán hasta fines de julio, la Champions se jugará en agosto, y la ventana de selecciones se superpondrá en septiembre con el comienzo de las ligas de la temporada 2020-21. El mes largo de vacaciones y las seis semanas de pretemporada que permitían el reciclaje físico y anímico de las plantillas durante el verano ha sido borrado por el coronavirus.

La FIFA no ha imaginado mejor solución al aprieto que extender la modificación del Apartado Tres del Reglamento durante un año más. La decisión supone el último giro en un proceso que se inició en el Mundial de México 70, en donde comenzaron a permitirse dos cambios por equipo por razones tácticas. Hasta la década del 60, y con salvedades previstas para los porteros en caso de lesión, los partidos comenzaban y terminaban con los 22 hombres que ingresaban al campo.

El comunicado de la International Board advierte de la discrecionalidad de su aplicación: “La decisión de aplicar esta enmienda temporal queda a discreción del organizador de cada competición”.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS