Un Mundial al ‘sprint’

Márquez, Viñales y Quartararo, que se lleva la ‘pole’ en Jerez, se presentan como los favoritos a protagonizar un campeonato con 13 carreras en cinco meses

Fabio Quartararo, que sale desde la pole este domingo en Jerez, apuesta por Márquez para ganar el Mundial de MotoGP de 2020.
Fabio Quartararo, que sale desde la pole este domingo en Jerez, apuesta por Márquez para ganar el Mundial de MotoGP de 2020.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

La nueva normalidad del Mundial de Motociclismo deja circuitos en los que el paddock no bulle, la tranquilidad apenas es alterada por el ruido de los motores, las tribunas están vacías, hay cero hospitalities y manda la distancia social, salvo en la pista. Allí tuvieron el primer encontronazo Marc Márquez y Alex Rins durante la sesión libre de la mañana en Jerez. Fue antes de que Rins se fuera al suelo en el último minuto de la sesión de clasificación y acabara con el hombro lesionado, lo que le hace ser duda para disputar la primera carrera de MotoGP de este 2020 (14.00, DAZN) sacudido por la covid-19.

En la primera línea de la parrilla sí formarán, sin embargo, Fabio Quartararo, Maverick Viñales y Márquez, tres pilotos llamados a protagonizar esta temporada corta e intensa —el Mundial consta de 13 carreras, siete de ellas en España, muchas de las cuales repetirán escenario—, que arranca hoy en un desangelado circuito de Jerez, vigilada su entrada por la Guardia Civil y controlados los accesos por un helicóptero de las Fuerzas de Seguridad pese a que los fans españoles están haciendo menos ruido del que hicieron en los meses previos, cuando se citaban en las redes para animar el ambiente en la ciudad y los alrededores del circuito pese a no haberse vendido entradas.

La pandemia obligó a cancelar la primera carrera del año, en Qatar, y a reestructurar todo el calendario. Correr en pleno julio en Jerez no era el panorama ideal, pero sí la mejor solución para organizar cuantos más grandes premios. El verano andaluz deja imágenes para el recuerdo de pilotos metidos en cubos y piscinas hinchables llenas de hielo para combatir el sofocante calor y, de paso, evitar por unos minutos la mascarilla, prácticamente omnipresente.

Las altas temperaturas —se esperan 37 grados a la hora de la carrera, casi 60 grados en el asfalto— marcarán sin duda la celebración de esta primera cita mundialista. Puede que no sea comparable al calor húmedo de Tailandia o Malasia —grandes premios, por cierto, todavía por confirmar—, por lo que los pilotos lo llevan algo mejor, pero afecta duramente a los neumáticos, cuyo rendimiento cae considerablemente al cabo de unas vueltas. Quienes mejor han demostrado convivir con ese desgaste son exactamente los tres hombres mejor clasificados, Quartararo, Viñales y Márquez, que además de firmar una vuelta rapidísima en la pelea por la pole fueron capaces de imponer un buen ritmo vuelta tras vuelta en el último entrenamiento libre de la jornada. Ellos son los favoritos a la victoria. Y a la corona. Especialmente, Márquez.

El campeón del mundo sigue siendo la referencia. No solo por el crédito que se ha ganado en los últimos siete años —ha logrado seis títulos de MotoGP desde 2013—, sino por cómo sigue dominando la Honda y peleándose con ella para meterla en las curvas. La RC213V de este 2020 no es muy diferente de la del curso anterior. De hecho, el catalán ha descartado estrenarse con el chasis nuevo y sigue llevando, también, por ahora, el carenado de 2019. No hay duda, pues, de que conoce la moto. Una moto con el mismo potencial que en los años previos y los mismos puntos críticos: las zonas curvas.

Ahí es, como acostumbra, donde saca brillo a la pista la Yamaha. Se vio estos días en las últimas dos curvas rápidas del trazado jerezano, donde Viñales y Quartararo aprovechaban para recortar distancias con el 93. La M1 tampoco es muy distinta de la del último año: ya no es la moto fácil de pilotar que fue en tiempos pasados. Falta velocidad punta y una mejor aceleración, aunque pocos pilotos afrontan las frenadas como Viñales.

Rossi, sin embargo, sufre también al entrar a las curvas. Su experiencia y saber hacer los domingos equilibran la balanza de sus 41 años. Su ambición, eso sí, es la misma. En caso contrario no hubiera cambiado al jefe de mecánicos. Decisión, por cierto, que parece no dar todavía los resultados esperados. “Nos hace falta tiempo para entender cómo trabajar mejor juntos”, dijo este viernes en referencia a esa nueva incorporación en su equipo, el español David Muñoz.

En un segundo plano, por ahora, se presentan Ducati y Suzuki, que también han optado por no revolucionar sus respectivas motos. Magnífica en la salida la Desmosedici, potentísimo su motor, Dovizioso vende cautela mientras todos le miran de reojo. En la casa de Hamamatsu, la juventud se abre paso con Mir al tiempo que se depositan grandes esperanzas en Rins, que ya logró dos triunfos el año pasado. La Suzuki, amable y completa, será la mejor arma a la que pueda aferrarse el barcelonés cuando se recupere totalmente de la lesión.

Ha empezado con mal pie el corredor con el 42, que sabrá este mismo domingo por la mañana si puede formar en la parrilla de salida. En un año con tantísimas carreras y apenas cinco fines de semana de descanso en cinco meses, en un Mundial al sprint, no hay lugar para el error.

Los médicos deben decidir sobre Rins

Apenas quedaban unos pocos segundos para que acabara la cuenta atrás y empezara a ondear la bandera de cuadros cuando Jack Miller, que rodaba rapidísimo, se rebozó por la escapatoria de la curva que honra a Alex Crivillé en Jerez, la 11. Unos segundos más tarde lo hacía también Alex Rins. Sus tiempos marcaban también una mejora cuando perdió el control de su moto. Fue en el mismo punto en que lo había hecho instantes antes el australiano, en una de las dos rápidas al final del trazado jerezano. Rins, que buscaba mejorar la novena posición, acabó revolcándose por la grava. Dejó la pista sujetándose el brazo derecho. Fue examinado en el mismo circuito y, posteriormente, trasladado al Hospital de Jerez, donde se confirmó que tiene una pequeña fractura en el hombro y dañados los músculos y los ligamentos. Los médicos de MotoGP decidieron esperar a ver cómo pasaba la noche este sábado antes de decidir si es apto para correr la carrera después de observar que la lesión revestía menor gravedad de la esperada.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS