Muere Biri Biri, mítico jugador del Sevilla

El delantero llegó a Andalucía en 1973 y se convirtió en el primer jugador negro de la historia de la entidad

Biri Biri, en el Sevilla.
Biri Biri, en el Sevilla.Vía Sevilla FC

“Con el biri biri biriiii, con el biri biri vaaaa”. El cántico se entona todos los domingos en el Ramón Sánchez Pizjuán en homenaje a un futbolista que caló de forma especial en la afición del Sevilla. Murió Alhaji Momodo Njle, mucho más conocido como Biri Biri (Banjul, Gambia; 1948), el apodo por el que era conocido en su país natal. El atacante fue un símbolo para la hinchada sevillista, un jugador convertido en mito a pesar de que otros muchos futbolistas presentaron mejores datos de rendimiento en la historia del Sevilla.

Biri Biri falleció a los 72 años en un hospital de Dakar, capital de Senegal. El sevillismo está de luto porque todos sus aficionados guardan un recuerdo especial para un jugador cuya personalidad desprendía una enorme bondad. Para los sevillistas nacidos en la década de los 60, Biri Biri fue su ídolo de la infancia. Llegó a un Sevilla que en 1973 se encontraba en Segunda División procedente del B. 1901 de Dinamarca y colaboró de forma decisiva en el ascenso de 1975 a Primera División con 14 goles. Biri Biri jugó dos campañas más en el club andaluz, hasta 1978, y ambas en Primera aunque con un paréntesis de por medio. En el curso 1976-77 regresó al fútbol danés, para volver al Sevilla en el verano de 1977 y disputar su última temporada en el club andaluz. En total, Biri Biri jugó 109 encuentros con el Sevilla, haciendo un total de 34 goles.

La historia de Biri Biri con el Sevilla trasciende su rendimiento deportivo. La peña más importante de la entidad lleva su nombre y su personalidad le convirtió en un auténtico ídolo para diversas generaciones de sevillistas. Biri Biri era el alma del Gol Norte del Sevilla, la grada del estadio donde se ubican sus pupilos, los Biris. El delantero africano fue el primer jugador negro en la historia del Sevilla y se quedó para siempre en el alma de los aficionados, que le tomaron un enorme cariño, transmitido luego de padres a hijos y alimentado por la existencia de los Biris, que siempre reivindicaron su legado.

El africano guardó una estrecha amistad con compañeros como Pablo Blanco y solía visitar Sevilla para asistir a algunos partidos del conjunto andaluz. Biri Biri recibió en 2017 la insignia de oro de la entidad y se dio un auténtico baño de multitudes en el Ramón Sánchez Pizjuán. La última vez que visitó Sevilla fue en septiembre del año pasado. “La gente me quiere, y yo quiero a Sevilla”, señaló entonces a los medios oficiales del club. Biri Biri era también una leyenda en Gambia, donde llegó a ser ministro de Deportes del país africano.

Fueron muchos los aficionados del Sevilla que mostraron su pesar por el fallecimiento de Biri Biri. Uno de los testimonios más importantes fue el de Monchi, director deportivo del club andaluz. “DEP, el ídolo de una generación, mejor dicho, de muchas generaciones y de las que vendrán...”, afirmó el ejecutivo sevillista. Los jugadores del Sevilla se colocaron brazaletes negros en su partido ante el Valencia, el último de LaLiga, en homenaje a la leyenda africana de su equipo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS