Nadal renuncia a disputar el US Open por la pandemia

El tenista balear decide no viajar a EE UU por el temor a las consecuencias sanitarias y no defenderá el Grand Slam que ganó el año pasado en Nueva York. Djokovic, por su parte, confirma su presencia

Nadal, durante su participación en 2019 en el US Open.
Nadal, durante su participación en 2019 en el US Open.DON EMMERT (AFP)

Día tras día, el mundo del tenis ve cómo la situación del circuito se resquebraja un poco más. Tras conocerse de manera oficial que los organizadores del Mutua Madrid Open han cancelado definitivamente la celebración del torneo en 2020, este martes fue Rafael Nadal el gran protagonista al anunciar su renuncia a participar y defender su corona en el US Open, previsto entre el 31 de agosto y el 13 de septiembre, debido a la inestable situación sanitaria causada por la pandemia de la covid-19. Tampoco estará en el torneo previo de Cincinnati que se disputa también en la burbuja de Nueva York a partir del 20 de agosto.

MÁS INFORMACIÓN
Rafa Nadal: “Esta crisis nos ha sobrepasado a todos, pero somos un gran país”

“Tras pensarlo mucho he decidido no participar en el US Open de este año. La situación sanitaria sigue muy complicada en todo el mundo con casos de covid-19 y rebrotes que parecen fuera de control. Sabemos que el calendario de este año tras cuatro meses sin jugar es una barbaridad, si bien entiendo y agradezco los esfuerzos que todas las partes están poniendo para que se jueguen torneos”, dijo el vigente número dos del mundo en un comunicado.

“Acabamos de tener la noticia de que el torneo de Madrid también ha sido anulado. A día de hoy la situación es complicada para hacer torneos y todo mi respeto a la USTA, organizadores del US Open y a la ATP por los esfuerzos que están haciendo para que se juegue el torneo para los millones de fans que lo verán por televisión o en las plataformas digitales. Esta es una decisión que no querría tomar, pero en este caso sigo mi corazón para decidir que por ahora prefiero no viajar”, concluyó el tenista balear.

A primeros de mayo, en una entrevista concedida a EL PAÍS, Nadal se mostró pesimista con las opciones de retomar la competición en 2020. “Ojalá, pero no lo creo. Desgraciadamente... Yo firmo estar listos para 2021. Ojalá. Me preocupa más el Open de Australia que lo que ocurra a finales de este año. El 2020 lo veo prácticamente perdido. Tengo la esperanza de poder empezar el próximo año. Ojalá que así sea”. Un mes después, con el anuncio de las fechas dispuestas para el US Open, el manacorense ya se mostró reacio a viajar a EE UU: “Si no hay una total seguridad no tiene sentido jugar porque tenemos que ser responsables y dar ejemplo. Ahora mismo no me gustaría ir a jugar un torneo de tenis a Nueva York. Pero no lo sé dentro de dos meses porque no sabemos si la situación va a mejorar”, dijo entonces dejando entreabierta una puerta que este martes terminó de cerrar.

Djokovic confirma su presencia

Pese a que se había apuntado en la prelista del torneo, el número dos del mundo finalmente optó por primar la seguridad, no desplazarse a Estados Unidos, y de esta forma preparar con todas las garantías la gira de tierra batida. Con esta decisión, Nadal sigue el camino que abrieron hace pocos días los australianos Nick Kyrgios, que pidió responsabilidad al resto de jugadores, y Ashleigh Barty, número uno del circuito femenino, y a los que ya se habían sumado Fabio Fognini, Stan Wawrinka, Gael Monfils y Jo Wilfred Tsonga, que tampoco estarán en la llamada burbuja de Nueva York, similar a la que ha creado la NBA en las instalaciones de Disney World, en Orlando. Tampoco estará Roger Federer, aunque en este caso por una lesión que le mantendrá alejado de las canchas hasta 2021.

Unas bajas que no han frenado a la USTA, organizadora del US Open, que sigue adelante con el torneo en su intento por ser el primer Grand Slam del año. De hecho, casi a la vez que Nadal hacía pública su decisión, el grande neoyorquino reveló la lista definitiva de participantes, entre los que sí estarán Novak Djokovic, número uno del mundo; Daniil Medvedev, finalista el pasado año; Stefanos Tsitsipas; Dominic Thiem o Alexander Zverev, pese a que el alemán había reconocido recientemente que era “un poco locura jugar el torneo”.

A lo que no renuncia el balear es a la gira de tierra batida, que ya ha empezado a preparar. Tras la cancelación del Mutua Madrid Open, el tenis en polvo de ladrillo ha quedado reducido a solo dos torneos, el Masters 1000 de Roma, del 20 al 27 de septiembre y donde reaparecería Nadal, y Roland Garros, que por ahora está programado del 27 de septiembre al 11 de octubre y en el que también defiende corona. Ahí, en París, en una Philippe Chatrier remodelada que estrena techo retráctil y en la que ha reinado en 12 ocasiones, intentará asaltar el trono de Federer como tenista con más Grand Slams de la historia, con 20.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS