Rubiales bloquea LaLiga

La federación suspende el sorteo del calendario de Primera y Segunda hasta que se resuelva el ‘caso Fuenlabrada’. Tebas asegura que lo hará por su cuenta el jueves

Javier Tebas en la sede de La Liga.
Javier Tebas en la sede de La Liga.Paul Hanna (REUTERS)

El enésimo pulso entre LaLiga y la Federación Española de Fútbol afecta ahora a la elaboración del calendario de Primera y Segunda. La entidad que preside Javier Tebas anunció este lunes que procederá al sorteo el jueves, para un campeonato que quiere empezar el fin de semana del 12 y 13 de septiembre. La federación, que siempre se ha encargado de esa labor, dice que sería un sorteo “fantasma” e “ilegal” y amenaza con una catarata de denuncias a la patronal y a los clubes que lo aprueben.

La federación dice que no autoriza los sorteos hasta que se resuelvan los conflictos planteados por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que solicita ampliar el número de equipos en Segunda, y los del Numancia y el Deportivo. Estos clubes reclaman que todo se paralice mientras esté abierto el expediente contra el Fuenlabrada que puede derivar en su descenso administrativo.

Más información
El médico del Fuenlabrada reconoció al juez de la Federación que un día antes del partido desaconsejó viajar a A Coruña
El Deportivo acusa a LaLiga de administración desleal y reclama al CSD la suspensión urgente de Tebas
El Numancia pide a la Federación que suspenda el inicio de la Segunda División hasta que el CSD decida cuántos equipos deben jugarla
El juez instructor federativo propone el descenso del Fuenlabrada

El secretario general de la federación, Andreu Camps, envió este lunes una carta al director general del CSD, Joaquín de Arístegui, en la que va más allá y vincula el inicio del fútbol en sus dos primeras categorías con la reanudación de la actividad en el resto de las competiciones: “No podemos autorizar unos calendarios de unas competiciones sin que el conjunto de las del fútbol de ámbito estatal puedan empezar en las mismas fechas o, como mínimo, en fechas similares. Y para ello se requiere de un marco jurídico dictado por las administraciones públicas competentes que lo haga posible”, dice. Camps advierte de que la federación no va a reconocer ningún “simulacro de sorteo” y que, en ese caso, denunciarían a Tebas y al director de Competiciones de LaLiga ante las autoridades administrativas y ante la justicia por incumplimiento del marco jurídico vigente, vulneración de estatutos y reglamentos e infracción muy grave de la Ley del Deporte. Y que además, tanto a LaLiga como a los clubes que “aprueben el sorteo” los denunciará ante la FIFA y la UEFA.

No fue la única misiva enviada por Camps. En otra dirigida a Javier Tebas, presidente de LaLiga, le avisa de que no habrá visto bueno al calendario hasta que se resuelva cuántos equipos participarán en Segunda y exista un marco jurídico que permita disputar la competición. La federación estima que corresponde al CSD arbitrar una solución para poder empezar el campeonato: “El sorteo se hará de manera inmediata a la aprobación del calendario en el momento en que el CSD resuelva los conflictos planteados y garantice la posibilidad de iniciar todas las competiciones oficiales de fútbol de ámbito estatal”.

Un portavoz del CSD consultado por EL PAÍS aclara que a quien corresponde determinar el número de equipos que componen los campeonatos es “a la federación”. Sin embargo, LaLiga recordó este lunes en un comunicado que considera “inadmisible” alterar el número de integrantes del campeonato. El mismo portavoz del CSD precisó que esa decisión corresponde a los diferentes comités federativos (en última instancia, al Tribunal Administrativo del Deporte antes de llegar a la justicia ordinaria). “Pedir al CSD actuar en según qué cosas no tiene mucho sentido”, concluye. Sobre la mesa del Comité de Competición está una petición de un juez instructor federativo de descenso administrativo del Fuenlabrada.

Con todo, el conflicto lo lleva ahora la federación más allá de las discrepancias con LaLiga por el caso Fuenlabrada, y lo enfoca también hacia la reanudación de las competiciones de ámbito estatal masculinas y femeninas, de fútbol o de fútbol sala, en categoría senior o juvenil. La federación expone al CSD la necesidad de que más de 3.500 futbolistas con contrato profesional y que no juegan en LaLiga puedan desarrollar su actividad y reclama un marco jurídico que les ampare. “Mientras no exista no se pueden iniciar unas competiciones sí y otras, con los mismos derechos, no”, concluye Camps. Y ahí retoma su relación con Tebas, para advertirle. “En el momento en que esté garantizado que el fútbol español pueda empezar, la federación podrá estudiar el calendario propuesto por LaLiga y, si procede, dar su autorización”. Y sin calendario no habrá sorteo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS