Àlex Márquez: “Dicen que solo Marc sabe llevar la Honda”

El hermano pequeño del campeón del mundo trata de abrirse hueco en MotoGP con toda la paciencia y filosofía que el líder del Repsol Honda, su compañero ausente, nunca tuvo ni necesitó. El debutante más observado de la parrilla explica sus sensaciones en esta entrevista

Àlex Márquez, piloto del Repsol Honda, realiza unos estiramientos durante una sesión de entrenamientos libres.
Àlex Márquez, piloto del Repsol Honda, realiza unos estiramientos durante una sesión de entrenamientos libres.MARCELO DEL POZO (Reuters)

Campeón del Mundo de Moto3 y Moto2, Àlex Márquez (Cervera, Lleida; 24 años) no se desprende de la etiqueta de hermano de. Menos este año en que se ha estrenado en MotoGP, categoría de la que Marc, su hermano mayor, es el dueño y señor, el hombre del que todos hablan incluso cuando no puede competir, como ocurre ahora que está lesionado de larga duración. Àlex, que también fue campeón de España de 125cc, el único título que el primogénito de los Márquez no cuenta en su palmarés, es 15º de la general, con 15 puntos y ningún podio. Y trata de abrirse hueco en el Mundial con toda la paciencia y filosofía que el líder del Repsol Honda, su compañero ausente, nunca tuvo ni necesitó. Lo hace, además, en un año tan raro que hasta extraña el barullo de los aficionados en un paddock prácticamente vacío por las medidas de seguridad por la covid.

“A veces, cuando no te están saliendo las cosas, se agradece esa tranquilidad. Pero la proximidad con los fans que siempre ha habido en MotoGP se echa de menos. La vida es más aburrida. A las motos les falta la salsa de los aficionados. Sobre todo en las carreras de España o Italia”, dice, precisamente desde el circuito de Misano, donde hoy se celebra el gran premio de San Marino, con Maverick Viñales en la pole y el pequeño de los Márquez en la última posición de la parrilla.

Pregunta. ¿Cómo de complicada es la Honda para un debutante?

Respuesta. No he tenido la oportunidad de probar ninguna otra moto, pero por lo que dicen todos la Honda es la moto más difícil; también dicen que solo la sabe llevar Marc. Lo que estoy haciendo yo es coger toda la experiencia posible, con los consejos que él me da y con lo que me dice mi equipo, para intentar llevar la moto igual que él, aunque no es fácil. Y menos para un novato. Pero sé que puedo ser rápido también con esta moto.

Todos en casa me hicieron ver que estaría entre el 15º y el 20º

P. ¿Está siendo un año duro psicológicamente? ¿Quién hizo más por mantenerle con los pies en el suelo?

R. La vida para mí ha cambiado: de estar peleando por un Mundial a ir a un circuito y no saber cómo se te va a dar. Es un reto y una motivación más. A partir de aquí solo puedo ir a mejor. Evidentemente, todos los pilotos empezamos cada temporada pensando que lo podemos hacer muy bien. Pero todos en casa me hicieron ver que la realidad sería otra, que estaría entre el 15º y el 20º. Y esa es la realidad que estoy viviendo. Lo bueno es que nunca me cerré en banda. Y trabajo para, en el futuro sí, estar entre los cinco primeros.

P. Hace unos días Casey Stoner decía que con Marc lesionado este Mundial se ha devaluado. ¿Le falta un líder al campeonato?

R. Seguramente, ahora mismo sí se echa de menos a alguien que regularmente marque más la pauta. El Mundial está muy abierto, muy igualado; de una carrera a otra cambia el líder; en Jerez, con las victorias de Quartararo, se veía claramente que las Yamaha eran superiores, luego en Brno hubo la duda porque no se veía bien quién dominaría y en Austria parecía que eran Espargaró y las KTM las que marcarían la pauta del campeonato. No hay un líder sólido.

P. ¿Cambia mucho el panorama para usted sin Marc en el box?

R. Para mí cambia por el hecho de no tenerlo en el circuito, porque desde que llegué al Mundial me acostumbré a tener a alguien como mi hermano como referencia; siempre que tenía una duda, le preguntaba. Al no tenerlo aquí se hacen más duras las carreras. Tener al lado en el primer año de MotoGP a la referencia de la categoría y de Honda era algo que me podía a ayudar a ser mejor piloto, aunque también me podría haber desmoralizado. Si con la misma moto, luego te sacan muchos segundos por vuelta, también te puedes venir abajo.

Doy los pasos más lentamente que otros pilotos, soy menos explosivo

P. ¿Qué siente que se espera de usted?

R. Las comparaciones son odiosas. Si comparas a cualquier piloto de la parrilla con Marc sale perdiendo, así que… Yo sé qué es lo que espero yo de mí. Sé que soy un piloto que doy los pasos más lentamente que otros, que seguramente soy menos explosivo, que me gusta tenerlo todo controlado para poder ser rápido. En este inicio de temporada los resultados podrían ser mejores, pero veo que mejorando pequeños detalles ya puedo estar luchando por el top 10; eso me motiva para seguir trabajando. Mis primeros años no son los mejores cuando he cambiado de categoría, pero al final el objetivo es preparar muy bien el año próximo y este intentarlo hacer lo mejor posible.

P. ¿Pesa mucho esa losa de hermano de?

R. No, porque es algo con lo que he tenido que vivir desde que llegué al Mundial el primer día. He sabido llevarlo bastante bien los otros años y este también.

P. Desde fuera se observa a dos chicos tremendamente diferentes en la pista y fuera de ella.

R. Seguramente yo soy más reservado. A mí me gusta quedarme más en casa, y a Marc le gusta hacer más planes. Siempre digo que nos llevamos tan bien porque somos muy diferentes. Si fuéramos más parecidos chocaríamos, así nos complementamos muy bien.

P. Firmó un contrato de un año con el equipo oficial y el curso que viene ya correrá con el equipo satélite LCR. ¿Saber antes siquiera de comenzar a competir con ellos que al final del año saldría del Repsol Honda fue más un alivio o una decepción?

P. Entendí perfectamente la situación de Honda, porque fue una situación extraña para todos por el parón del coronavirus. Tanto es así que Ducati todavía no tiene piloto oficial para el año que viene. Para mí, mi contrato es igual, pero en lugar de estar en el Repsol Honda estaré en el LCR; además, siendo realista quizá lo más natural desde el principio hubiera sido que yo hubiera aterrizado en un equipo como el LCR, para crecer como piloto. Tendré las mismas armas en un equipo más pequeño y más familiar. En ningún momento me sentí desplazado o que no confiaran en mí, porque al final me renovaron el contrato dos años más sin que hubiera corrido una sola carrera en la categoría. Me dieron una nueva oportunidad. Está claro que hace mucha ilusión vestir los colores de Repsol, pero para mí no fue una desilusión para nada.

P. ¿Quiénes recogerán el testigo en ausencia de Márquez en este Mundial?

R. Creo que Fabio y Dovizioso deberían tomar las riendas del campeonato. También está Maverick. Y creo que las KTM pueden ser las jueces del Mundial. Son muy competitivas.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción