El virus amenaza el Bayern-Atlético

Serge Gnabry da positivo y el duelo ante el Atlético, al que el covid obliga a prescindir de cuatro canteranos, depende de los resultados de los test al equipo alemán

Gnabry, durante un partido de la Bundesliga de esta temporada con el Bayern de Múnich. / (REUTERS)
Gnabry, durante un partido de la Bundesliga de esta temporada con el Bayern de Múnich. / (REUTERS)ANDREAS GEBERT (Reuters)

El covid-19 irrumpió este martes en el Bayern-Atlético que se disputa este miércoles en el Allianz Arena de Múnich (21.00, Movistar Liga de Campeones). Serge Gnabry, extremo del vigente campeón de Europa, dio positivo y horas antes, el Atlético anunciaba que cuatro canteranos no viajaban a Múnich por precaución al haberse detectado un positivo indeterminado en un jugador del segundo equipo. Serge Gnabry se encuentra estable y aislado en su domicilio.

El protocolo sanitario de la UEFA dice que “si uno o más jugadores o miembros de un club dan positivo, el partido seguirá adelante a menos que las autoridades sanitarias del país o la ciudad correspondiente tomen la decisión de que un grupo de jugadores o del club entren en cuarentena”.

La disputa del partido está pendiente de las nuevas pruebas al plantel del Bayern, previstas para este miércoles a primera hora de la mañana. Gnabry participó en el entrenamiento de este martes, por lo que lo normal, según fuentes de Atlético, es que se les realicen los test. En el caso de un contagio múltiple, la normativa de la UEFA dice que “si hay disponibles al menos 13 jugadores de la Lista A, el partido se jugará. Si hubiera menos o no hubiera portero, la UEFA podría aplazar el partido”. En el caso de que no se pudiera reprogramar el encuentro por no contar con el número de jugadores suficientes, se le dará por perdido (3-0) el encuentro al equipo afectado.

El percance ha deparado que el vistoso y agresivo Bayern de Hansi Flick comience su defensa del título ante el Atlético de Diego Pablo Simeone con la sombra del covid-19. El duelo, además de las históricas cuentas pendientes, tiene el atractivo de enfrentar a dos entrenadores muy convencidos del camino elegido para ganar. En agosto, Flick llevó al triunfo a su equipo en la Eurochampions de Lisboa sin ceder un milímetro en sus planteamientos. No renegó de la arriesgada defensa adelantada que acompaña la extenuante presión alta ni ante la presencia de Messi, en los cuartos frente al Barcelona, ni ante las amenazas de Mbappé y Neymar en la final ganada al Paris Saint Germain. “Un Bayern-Atlético en la primera jornada no se da todos los días. Simeone ha logrado formar un gran equipo a lo largo de sus nueve años en el cargo. Son muy agresivos, defienden de maravilla y Suárez les aporta un plus de calidad arriba”, ha advertido el preparador alemán.

Sin Sané, lesionado, con Kimmich pendiente de su paternidad, y con el último contratiempo de Gnabry, el Atlético tratará de plantarle cara a su rival desde los espacios que puede encontrar con esa defensa que se sitúa a la altura del centro del campo. Sin Saúl y Giménez, con molestias musculares, Simeone alineará en el eje de la zaga a Felipe junto a Savic. En los costados del centro del campo jugarán Llorente y Carrasco. “Todos los equipos necesitan espacios. Muy pocos logran ser contundentes en pocos metros y con pocos espacios. Lo hemos visto en el parón de selecciones y en Liga, los espacios son favorables para lastimar”, dijo Simeone.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción