Los Dodgers de Los Ángeles ganan el campeonato de béisbol tras 32 años de sequía

El equipo consigue ante los Rays de Tampa Bay su séptimo título de la Serie Mundial

Los jugadores de los Dodgers tras coronarse campeones de la Serie Mundial 2020.
Los jugadores de los Dodgers tras coronarse campeones de la Serie Mundial 2020.Tony Gutierrez (AP)

Los fuegos artificiales comenzaron a llenar el cielo de Los Ángeles sobre las nueve menos veinte de la noche locales. La ciudad se disponía a celebrar el séptimo título de campeones de béisbol de los Dodgers después de 32 años esperando y de haber perdido dos finales en los últimos cuatro años. La victoria final en la Serie Mundial de béisbol (1-3) llegó en el sexto partido contra los Rays de Tampa Bay, en el estadio de Arlington, Texas.

Es la segunda gran celebración deportiva de Los Ángeles en el complicadísimo año de la pandemia, tras la victoria de los Lakers en la final de la NBA, hace solo dos semanas, también en un sexto partido. La estrella de los Lakers, Lebron James, tuiteó: “Colega, ¡podemos POR FAVOR hacer un desfile! Ya sé, ya sé que no podemos, pero maldita sea, ¡quiero celebrarlo con los fans de los Lakers y los Dodgers! LA es la ciudad de los campeones!”. Hubo desfile, pero improvisado por los aficionados en las calles.

El partido había comenzado con muy malos augurios para los Dodgers. El cubano Randy Arozamena bateó un home run para los Rays en la primera entrada. El 1-0 permaneció en el marcador hasta la sexta entrada, cuando los Dodgers lograron ponerse 1-2 en una sola jugada. Los de Los Ángeles sellaron el resultado con un home run en el octavo a cargo de Mookie Betts, convertido en la estrella absoluta del partido tras lograr 2 de las 3 carreras de los Dodgers.

El equipo angelino llegaba al partido de esta noche presa del trauma del enfrentamiento anterior. En el quinto partido de la serie, en el que esperaban sellar el campeonato, los Dodgers echaron a perder el partido con un doble error defensivo incomprensible literalmente en la última jugada. La desgracia que lleva desde entonces dando vueltas por las redes y siendo repetida incansablemente en los programas deportivos. La sombra de una nueva derrota estaba en el aire.

Pero aparte, la victoria de este martes acaba con otro trauma más de largo plazo. Los Dodgers de Los Ángeles, uno de los equipos con más renombre de la MLB, llevaban 32 años sin ganar el título de la Serie Mundial y sin justificar su prestigio. El anterior campeonato lo consiguieron en 1988 contra los Oakland Athletics. Aquel se considera un año de leyenda para el deporte en Los Ángeles, puesto que fueron campeones los Dodgers en béisbol, los Kings en hockey sobre hielo y Lakers de Magic Johnson en la NBA. LA imagen de Johnson sonriendo este martes entre el público de los Dodgers será uno de los símbolos de esta serie.

Antes de aquel año, los Dodgers habían sido campeones en 1981 con el mexicano Fernando Valenzuela como figura, cuando vencieron a los Yankees de Nueva York. Ese fue otro campeonato de leyenda. Valenzuela revolucionó un equipo que vivía de sus éxitos de los años 60. Los otros trofeos los consiguieron en 1955 (cuando eran los Dodgers de Brooklyn), 1959, 1963 y 1965.

Los Ángeles se echaba este martes a la calle ignorando la pandemia para celebrar el que quizá sea el título deportivo más añorado en esta ciudad, que está más acostumbrada a ganar más a menudo en baloncesto y fútbol. El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, trató de hacer un llamamiento para que los angelinos evitaran las fiestas y aglomeraciones. El propio partido tuvo un momento de recordatorio de la situación en la que se ha desarrollado esta liga. El jugador de los Dodgers Justin Turner fue retirado del juego repentinamente. Al acabar, se anunció que había dado positivo por covid-19.

Sobre la firma

Pablo Ximénez de Sandoval

Es editorialista de la sección de Opinión. Trabaja en EL PAÍS desde el año 2000 y ha desarrollado su carrera en Nacional e Internacional. En 2014, inauguró la corresponsalía en Los Ángeles, California, que ocupó hasta diciembre de 2020. Es de Madrid y es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS