Koeman: “No se puede aceptar que fallemos tanto arriba”

El técnico azulgrana lamenta marcar un solo tanto en 21 disparos realizados ante el Alavés

Pacheco despeja un balón durante el duelo ante el Barça.
Pacheco despeja un balón durante el duelo ante el Barça.DAVID AGUILAR (EFE)

El Barça fracasó en las áreas y tras marcar un tanto en 21 disparos ante el Alavés, solo suma dos puntos de los últimos 12 en la Liga. “Hemos regalado el primer gol y arriba hemos fallado mucho. No se puede aceptar. Claro que estoy preocupado por el rendimiento en el disparo”, apuntó Koeman, siempre crítico. Aunque añadió: “Estaría más preocupado si no tuviéramos esas ocasiones. No es tema de actitud ni concentración. Pero sí que delante de la portería hay que hacer más goles. Este también fue el problema contra la Juve”.

El chasco también estuvo en su portería, pues Neto recibió un pase de Piqué y se enredó con el balón en los pies hasta que Luis Rioja se lo sisó e hizo gol. Un error garrafal de los que se quedan en la memoria, como esos de Valdés ante el Liverpool (se le escapó un remate de Bellamy) y Valencia, cuando un despeje suyo acabó en gol del delantero rival. Lo mismo le ocurrió a Ter Stegen frente al Celta hace tres años, cuando intentó dar un pase a un compañero y acabó en la cabeza del Tucu Hernández y de ahí a su propia red.

El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, en rueda de prensa. En vídeo, Koeman tras el partido del FC Barcelona ante el Alavés. FOTO: MIGUEL RUIZ / VÍDEO: ATLAS

Para su fortuna, Griezmann arregló el desaguisado tras definir con una picadita y acabar con 674 minutos de sequía, pues su último gol databa del 5 de julio frente al Villarreal. “Nos queda mucho por mejorar y trabajar. Nos ha costado, hemos tenido muchas ocasiones y solo hicimos uno”, señaló Griezmann, que amplió: “Estamos fallando mucho, yo el primero. Quizá el gesto técnico, la confianza… Hay que trabajar, porque el equipo necesita mis goles. Con trabajo, humildad y confianza, ahí estaremos”.

No quiso Koeman hablar de los árbitros, después de criticarlos tras el clásico, sobre todo por el penalti de Ramos a Lenglet que recordó al que recibió en Mendizorroza De Jong y no se señaló. “Creo que me han empujado, pero no lo sé porque no tengo ojos en la espalda”, convino el centrocampista holandés, que volvió a actuar de central en el segundo tiempo; “no sé si fue penalti, pero necesitamos ganar estos partidos”. Koeman persistió en su idea: “No hemos estado acertados en el remate”. Debilidad que le deja al Barça en tierra de nadie en la tabla.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción