Y este verano, el Tour en Bretaña

La ‘grande boucle’ propone sus etapas para junio y julio de 2021, una cita que acabará cinco días antes del inicio de los Juegos de Tokio

Podio del pasado Tour de Francia en los Campos Elíseos de París. De izquierda a derecha, Primoz Roglic, Tadej Pogacar y Rochie Porte.
Podio del pasado Tour de Francia en los Campos Elíseos de París. De izquierda a derecha, Primoz Roglic, Tadej Pogacar y Rochie Porte.Christophe Petit-Tesson (EFE)

No es difícil imaginar a Christian Prudhomme, el patrón del Tour, como el prisionero del romance, encerrado en sitio tan oscuro que no sabe ni cuando el día ni cuando la noche son, y solo por el canto de una avecilla sabe que fuera hay vida y amanece y oscurece, y la avecilla que quiere dar vida a Prudhomme y al ciclismo este 1 de noviembre confinado en París es el recorrido del Tour de 2021, la luz de Bretaña el 26 de junio. Cuando la fe dice a todos que la pesadilla de la pandemia será solo un recuerdo.

No está muy lejos la aparición de Prudhomme en la tele el domingo por la noche (plan de última hora después de la suspensión de la habitual, multitudinaria y espectacular presentación en el Palacio de Congresos de París por razones de covid), con un mapa de Francia en el regazo, de los hábitos de los ciudadanos, que en los días fríos planifican sus vacaciones, ¿mar o montaña?, ¿norte o sur? “Este verano, Bretaña”, propone el Tour, que comenzará el sábado 26 de junio allá donde el sol se pone, donde el mundo acaba, en Brest, al borde de Finisterre, y disputará sus cuatro primera etapas en los cuatro departamentos (Finisterre, Armórica, donde los irreductibles galos, Morbihan e Ille et Vilaine) que componen la región más ciclista de Francia, la tierra de Petit Breton, Jean Robic, Bernard Hinault y Louison Bobet.

Después de la Bretaña de muros cotidianos y repechos (Ménéhiez o Mûr de Bretagne, Cadoudal, Ty Marrec) y carreteras de ribinou (caminos rurales) por los que se disputa la carrera del Tro Bro Léon, el Tour atravesará la planicie central, con una contrarreloj de 27 kilómetros incluida, hasta los Alpes, que se abordarán en solo dos etapas, una de ellas con meta en la estación de Tignes, a 2.100 metros (domingo 4 de julio), allá donde Roglic tiene unos amigos que le acogen cuando necesita recuperarse de sus caídas. Se terminará así la tarea interrumpida por la tormenta de granizo que obligó a terminar la etapa del Tour de 2019 en la cima del Iseran, allá donde se consagró Egan Bernal ganador. Hacia el sur, y de camino a los Pirineos, el Tour subirá dos veces y dos veces lo descenderá el Mont Ventoux, el Gigante de Provenza, con meta en su falda, en la ciudad de Malaucène, pues, piensan los cerebros del Tour, son mucho más emocionantes las etapas que acaban al final de un descenso salvaje que las que terminan con un ascenso agónico.

A los Pirineos entrará el Tour por Andorra el domingo 11 de julio (puerto de Beixalís, 1.796m, después de entrar por Envalira, y descenso hasta la capital, Andorra la Vella), descansará allí el lunes 12, subirá al col de Portet sobre Saint Lary Soulan, allí donde Nairo salvó su Tour del 18, el miércoles, y de los Pirineos saldrá por Luz Ardiden tras el Tourmalet el jueves 15.

La traca final será una contrarreloj de 31 kilómetros en Saint Émilion, donde los grands crus de Burdeos y donde, en 1996, Miguel Indurain terminó segundo a menos de un minuto del Jan Ullrich todopoderoso, una contrarreloj de 65 kilómetros, su última contrarreloj en un Tour. Y la terminó tan fuerte, por delante de Olano, se sintió tan bien, que decidió que estaba lo suficientemente preparado para intentar ganar el oro en los Juegos de Atlanta una semana más tarde, lo que consiguió, por delante de Olano también. Fue su última gran victoria. Unas semanas más tarde, abandonó la Vuelta después de ascender al Mirador del Fito, al pie de los Lagos de Covadonga, y abandonó el ciclismo para siempre a los 32 años.

Cinco días después de que termine el Tour, 21 etapas, 3.383 kilómetros, ninguna etapa de montaña por encima de los 200 kilómetros, comenzarán, eso se espera, los Juegos de Tokio 2020, del 23 de julio al 8 de agosto de 2021. El romance, de todas maneras, termina con el lamento del prisionero porque le han matado la avecilla, la esperanza, el mínimo de luz en su oscuridad.

Sobre la firma

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción