Los ‘olvidados’ de Koeman

Neto, a punto de perder la titularidad con el regreso de Ter Stegen se sumará al grupo de futbolistas que apenas juegan: Matheus, Umtiti, Aleñá, Riqui, Junior y Braithwaite

Neto pierde el balón ante el Alavés, acción que le costó el gol.
Neto pierde el balón ante el Alavés, acción que le costó el gol.CESAR MANSO (AFP)

Ronald Koeman lanzó el aviso. “Marc [Ter Stegen] se está entrenando con el grupo hace casi una semana. Lo vemos bien y este miércoles decidiremos. Hay que esperar”, resolvió el preparador del Barça, ansioso por contar ya con uno de los mejores porteros del mundo, lesionado y operado de la rodilla derecha, inactivo desde el fatídico 2-8 del Bayern. Una declaración de intenciones que amenaza a Neto con volver al banco junto al grupo de los olvidados de Koeman. Jugadores que, por ahora, no tienen sitio, futura moneda de cambio para el mercado invernal, necesitado como está el club de dinero, pendiente de ahorrar 300 millones.

No es que Neto haya jugado mal, solvente ante el Madrid y la Juve sin ir más lejos. Pero quedará marcado por el gazapo frente al Alavés, cuando se enredó con la pelota entre los pies antes de que se lo sisaran y le hicieran un gol cómico. “Cuando hace un fallo en un entrenamiento, por muy grande que sea, parece que le da igual. Nunca se descompone. Es alucinante”, explican un par de jugadores desde el vestuario azulgrana. Pero esa noche sí que miró a Piqué como si quisiera compartir las culpas. Quizá entendió Neto que si tenía alguna pequeña probabilidad de seguir en la portería, se le había esfumado. Sabe que, probablemente, se quedará en el banquillo menos en la competición copera y, quizá, en el último partido de la liguilla de la Copa de Europa si el camino está despejado.

“Queremos jugar bien y crear ocasiones, pero sobre todo ganar en casa”, señaló Koeman antes de recibir al Dinamo, con 13 bajas por coronavirus aunque el resto, después del PCR practicado ayer, han dado negativo y se podrá jugar el partido. Uno en el que Koeman podría volver a no dar cabida a los jugadores anónimos como Umtiti, Matheus Fernandes y Aleñá (sin estrenarse todavía), Riqui Puig (3 minutos), Braithwaite (25) y Junior (29).

El caso de Umtiti es repetido, lesionado el jugador de las rodillas por falta de cartílago. La diferencia es que en esta ocasión, tras dos años perdidos, en el Barça, tienen esperanza de que al menos recupere un nivel competitivo. Resulta que al fin se ha dado cuenta de que su situación es muy grave y ha aceptado un plan conjunto entre los médicos azulgrana y sus galenos de confianza. Por lo que desde el club esperan que pueda llegar al mercado de invierno con algún minuto y así poder cederlo para que recupere confianza y valor de mercado, sabedores de que difícilmente lo venderán ahora.

Otro que también intentará buscar una salida es Junior, que en la tarde que Dest le adelantó para jugar a pierna cambiada de lateral izquierdo se dio cuenta de que definitivamente su papel será residual, tal y como se lo advirtieron desde el club. Por lo que parece que ha cambiado de opinión, dispuesto a buscar un lugar donde jugar. Tampoco se quiso ir Riqui Puig, que se negó a ir cedido al Oporto y al PSV porque prefirió apostar por sueño de asentarse en el primer equipo, ese al que tanto le ha costado llegar. Así que no parece que cambie de parecer, al menos en este curso.

Delantero secundario

El que no se irá de momento es Braithwaite, por el que el Barça ya rechazó alguna oferta en invierno al considerarla baja, consciente el área deportiva que los delanteros son caros y que el danés asume su papel secundario, acaso revulsivo. Koeman, además, está contento con él aun cuando suspira por Depay. Y también lo está con Aleñá, por más que no le dé carrete. El míster, en cualquier caso, le observó en pretemporada y le pidió que se quedara en verano cuando el jugador tuvo ofertas, anticipándole que el año es largo y tendría oportunidades. De momento, no le llegan.

Pero menos tendrá Matheus Fernandes, jugador que ni ha sido presentado en sociedad como tampoco ha defendido la camiseta azulgrana, fichado por el Barça en el invierno pasado para cederlo al Valladolid y sin otra alternativa que darle un dorsal en esta temporada ante la inmovilidad del jugador. “Estamos trabajando con él y tiene que mejorar algunos aspectos para poder jugar de 6. Hay jugadores que pueden ocupar su puesto como Aleñá y sabe que delante tiene a Busquets, De Jong y Pjanic. Es complicado”, zanjó Koeman para evidenciar que difícilmente se le verá de corto. Algo que, como bofetada de realidad, le puede pasar a Neto.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción