Un buen Atlético sin gol en Moscú

El equipo de Simeone no pasa del empate ante el aguerrido Lokomotiv tras dominar con autoridad el encuentro y generar ocasiones para haber ganado

Luis Suárez trata de sortear a Guilherme, portero del Lokomotiv de Moscú.
Luis Suárez trata de sortear a Guilherme, portero del Lokomotiv de Moscú.Yuri Kochetkov / POOL (EFE)

Con poco que reprocharle por el juego, por despliegue y ocasiones, el Atlético no pudo certificar una victoria ante el Lokomotiv que le hubiera aclarado su presencia en los octavos de final. El meta brasileño nacionalizado ruso, Guilherme, justificó su titularidad en la selección del país que le ha acogido. Se encontró el equipo de Simeone con un rival al que el serbio Nikolic ha adiestrado para jugar a lo que tanto han jugado los rojiblancos. Un repliegue intenso, que, sin embargo, fue superado muchas veces por el Atlético. La pelota, las ocasiones, y la intención de ganar fueron suyas. Jugó en campo del Lokomotiv casi todo el primer tiempo y el segundo entero, pero se encontró con uno de esos días que el gol te niega la victoria.

LOKLokomotiv
Lokomotiv
1
Guilherme, Murilo Cerqueira, Rybus, Rajkovic, Dmitry Zhivoglyadov, Ignatyev, Daniil Kulikov, Krychowiak, Anton Miranchuk (Dmitri Rybchinsky, min. 88), Fedor Smolov (Zhemaletdinov, min. 63) y Zé Luís
ATM Atlético
1
Atlético
Oblak, Savic, Giménez, Renan Augusto , Trippier, Marcos Llorente (Vitolo, min. 68), Saúl (Koke, min. 45), João Félix, Héctor Herrera, Correa (Lemar, min. 68) y Luis Suárez
Goles 0-1 min. 17: Giménez. 1-1 min. 24: Anton Miranchuk.
Árbitro Benoît Bastien
Tarjetas amarillas Luis Suárez (min. 23), Murilo Cerqueira (min. 28), Saúl (min. 43), Renan Augusto (min. 48), Krychowiak (min. 50), Rajkovic (min. 53) y Zhemaletdinov (min. 69)

Tuvo que lidiar el Atlético con un partido áspero y tobillero por parte del conjunto ruso. Muy físico, exigente con la gasolina a emplear porque el Lokomotiv tuvo claro la entrega de la iniciativa al equipo de Simeone. En otras ocasiones, cuando el rival le ha dejado la pelota para ver qué hacia con ella, se ha visto un equipo plano. No es así ahora, donde los recursos que ofrecen futbolistas como João Félix, Correa o Suárez le aclaran el juego ofensivo.

La alineación que presentó el técnico argentino incluyó a Saúl, ausente en los últimos cinco partidos por molestias musculares. Su inclusión no rompió la pareja Herrera-Llorente, la misma que ante el Salzburgo. También regresó Luis Suárez, tras su asueto de la última jornada liguera. Y fue Suárez el que mejor encontró como hacer daño al conjunto ruso. Dio un recital de dejadas con el pecho o con devoluciones con el interior para que entre João Félix, Correa y Llorente comenzaran a tejer las transiciones. En una de ellas Saúl probó a Guilherme con un zurdazo que desvió la manopla del meta.

Las contestaciones del Lokomotiv se limitaron a algunas conducciones de Krychowiak, Smolov y Ze Luis. Nada que amenazara a Oblak. Sin tener la necesidad de aprisionar a su rival con una presión alta y agobiante, el Atlético tenía el mando del partido. Lo certificó pasado el cuarto de hora. Herrera recogió en el costado izquierdo un balón procedente del despeje de un saque de esquina. El mexicano puso un centro combado, que Giménez conectó con un cabezazo perfecto casi desde la frontal del área que se coló junto al palo derecho de Guilherme.

Con el tanto tan tempranero, parecía que el Atlético se iba a sacudir la parte más compleja de la cita, ponerse por delante del marcador ante un equipo que tenía pocas intenciones de destaparse.

Un sólo disparo

Sucedió que se encontró el Lokomotiv con una de esas manos que ha traído el nuevo fútbol del VAR. Herrera, que no hizo intención alguna de jugar el balón con la mano, vio como la pelota le golpeaba en el hombro izquierdo y luego en su brazo derecho. Miranchuk, engañó a Oblak. El gol supuso el único disparo entre los tres palos del Lokomotiv en todo el partido. Y a partir de ahí, ya no hubo más equipo que el Atlético. Correa, antes del descanso, estrelló un disparo desde fuera del área en el larguero.

La salida del Atlético en el segundo tiempo fue de nuevo imponente. Como en Pamplona, salió mandón y dispuesto a resolver el encuentro. Entre la tarjeta amarilla que vio en el primer tiempo, que fuera su primer partido, e intuyendo que necesitaría más manejo, Simeone dejó en el vestuario a Saúl y metió a Koke. Ganó el Atlético en fluidez y se agrandó la sensación de que en la dinámica que está el equipo, Saúl todavía es un cuerpo extraño. La carga sin desmayo la organizó João Félix. Hiperactivo para armar juego cuando se retrasaba para volantear, filtrar pases y finalizar. Un baile a Rybus en el costado del área lo finalizó con un pase demasiado fuerte a Luis Suárez que el uruguayo no lo pudo empalar bien. Guilherme se lo encontró en la línea de gol. Lo siguiente del luso fue un potente derechazo que esta vez sacó con las yemas el buen portero del Lokomotiv. Por tercera ocasión, Guilherme se empleó a fondo para desviar un cabezazo del portugués a centro de Lodi.

Barrió el Atlético al Lokomotiv en ese tramo majestuoso de João Félix. Koke estrelló un en la escuadra un perfecto cabezazo tras una rosca de Correa. El partido del argentino también fue meritorio, como pegamento de muchas jugadas de ataque. Nunca se escondió, ni para fajarse en ese partido de tacos afilados que jugó el equipo ruso, ni para intentar hacer daño con su fútbol sibilino. Simeone, como a Llorente, terminó por reemplazarle ante las exigencias del calendario para dar entrada a Vitolo y a Lemar en los últimos veinte minutos.

Siguió el Atlético dominador, pero empezó a pesarle la angustia de no marcar y de poder ser cazado en una contra. La lesión de Vitolo en este sentido le vino bien a Simeone para fijar más al equipo con la intensidad de Torreira. João Félix y Luis Suárez perdieron fuelle. No recibió contras, pero tampoco encontró el gol que le hiciera justicia a su dominio y a su intención por ganar el partido.

Simeone: “Este es el camino”

Las estadísticas del encuentro reflejaron el dominio del Atlético: 65% de posesión y 14 remates, dos de ellos al travesaño, seis entre los tres palos y otros seis fuera. El Lokomotiv, solo cuatro disparos, y el único que fue a puerta fue el penalti marcado por Ivanchuk. “Me voy con una imagen muy buena del equipo. Jugamos por dentro y por fuera, el portero del Lokomotiv tuvo una gran actuación, sacó pelotas muy importantes”, analizó Diego Pablo Simeone, que admitió las dificultades a las que le sometió el equipo moscovita: “Estuvimos muy bien ante un equipo que defiende muy bien y contragolpea con peligro como se vio ante el Bayern y Salzburgo. Una pena que no tuvimos la contundencia en el gol, pero creo que este es el camino a seguir para ganar partidos”.

El Cholo también se refirió a la llegada de Geoffrey Kondogbia: “Nos va a generar más competencia, más posibilidades para jugar de distintas maneras y energía en el medio para una temporada que será muy importante por todas las competiciones en las que estamos inmersos. Consideramos que nos generará abrir una competencia interna más fuerte y el que responda mejor tendrá sus minutos”. En la línea de Simeone se manifestó el capitán rojiblanco Koke: “No nos podemos lamentar, tenemos que seguir. El equipo ha hecho un gran esfuerzo para intentar llevarse los tres puntos, pero no ha podido ser. Ellos en el segundo tiempo se han encerrado bien, hemos tenido ocasiones: el palo, el portero, el gol anulado a Luis Suárez... sólo queda seguir, estamos haciendo un gran trabajo. Tenemos que mejorar algunas cosas, pero el equipo está fuerte y bien, todos competimos, que es lo importante. Van a llegar los resultados”.

“Estoy enojado y frustrado”, se lamentó Giménez, “hicimos todo lo posible. Generamos ocasiones, llegamos con claridad, tuvimos la pelota... la verdad es que ellos hicieron un gran trabajo defensivo. Estaban bien cerrados para aprovechar las contras cuando perdíamos la pelota por dentro”


Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción