Piqué: “El club está como está”

El central del Barça admite la “tendencia decreciente” del equipo en los últimos años y que “era necesario darle una vuelta”

Piqué festeja con Ansu el segundo tanto del Barcelona.
Piqué festeja con Ansu el segundo tanto del Barcelona.LLUIS GENE (AFP)

Han pasado los meses y el discurso ha cambiado, también los protagonistas y hasta el fútbol. “He sentido vergüenza, hemos tocado fondo”, arremetió con impotencia Gerard Piqué, central del Barcelona, después de encajar un rotundo 2-8 frente al Bayern Múnich en Lisboa, en los cuartos de la edición exprés de la Champions del curso anterior. “El club necesita cambios estructurales de todo tipo. Nadie es imprescindible y soy el primero que me ofrezco en irme si tiene que venir sangre nueva”, añadió. Pero pasado el verano y digerido el disgusto, Piqué volvió a salir a la palestra tras marcar el gol del triunfo frente al Dinamo de Kiev. “El club está como está. Hemos pasado un proceso de muchos cambios y creo que era necesario darle una vuelta a esto porque era obvio que la tendencia era decreciente y que cada año estábamos un poco peor”, señaló sobre el césped del Camp Nou el jugador, que renovó hasta 2022 o el 2024 si cumple el 35% de los minutos en las dos últimas temporadas.

No quiso centrarse Piqué en la relación con la directiva ya extinta, pues el presidente Josep Maria Bartomeu dimitió la semana anterior para dejar el club en manos de una comisión gestora, que asumirá el mando en el mercado de invierno para luego validar los comicios. “Ahora habrá elecciones, una nueva junta y un cambio que se irá viendo”, convino Piqué sin esconder que el vestuario no se entendió con Bartomeu, enzarzados en peleas de gestión y económicas, molestos porque hablaba antes con la prensa que con ellos. Aunque Piqué prosiguió: “Nosotros lo que tenemos que hacer es seguir compitiendo al mejor nivel posible. Es lo que hay y hay que adaptarse”.

Lo que hay, por el momento, no funciona demasiado bien en la Liga, pues el equipo ha sumado solo dos puntos de los últimos 12 posibles. En contraposición, en Europa cuenta los envites por triunfos, tres de tres. “Ahora hay que dar tiempo, aunque para el Barça no hay transición posible porque estamos obligados a ganar”, se arrancó. “En la Champions estamos bien y en la Liga cambiaremos porque las sensaciones son mejores, la gente joven ha traído dinamismo al juego”. Imberbes como Pedri y Ansu, que coquetean con la mayoría de edad, además de Trincão, Riqui Puig, Araujo... Jóvenes, también, que todavía tienen que ganar títulos y los sueldos que se ha ahorrado el área deportiva al malvender a futbolistas como Luis Suárez, Rakitic, Arturo Vidal... Bajas que, sobre todo, han aligerado la masa salarial en unos 80 millones de euros.

Presión desordenada

Los nuevos dan efervescencia pero por el momento poca contundencia, porque el equipo ataca mucho pero marca poco. Frente al Dinamo, sin embargo, el Barça también miró demasiadas veces hacia atrás. “Creo que es en el partido que más peligro nos han creado”, sentenció Ronald Koeman, técnico azulgrana, siempre con la autocrítica a punto. Aunque entendió dónde estaba el entuerto. “El problema existe porque a veces no se puede presionar y eso debe de hacerlo todo el equipo, con la defensa arriba. También hemos dejado mucho espacio en el centro del campo. Además, ellos lo han hecho bien y han creado peligro”. Piqué dio la razón a Koeman. “El duelo se ha ido complicando porque nos han dominado y estábamos descontrolados en la presión, descoordinados. Y en la Champions, por mucho que los rivales tengan bajas, todos tienen nivel. Hemos apretado los dientes y hemos sufrido aunque no lo esperábamos”.

Después de piropear a Ter Stegen, salvador en el partido tras meses de inactividad, y a De Jong, por su capacidad para sacar la pelota desde atrás, Koeman lo tenía muy claro: “Sabemos que tenemos que jugar mejor, sobre todo sin el balón porque en ese sentido no hemos estado bien”. Y Piqué volvió a asentir: “Hemos estado intranquilos y diría que lo mejor son los tres puntos”. Aunque falta mucho. “Es normal que no nos den como candidatos. Lo único que podemos hacer es trabajar fuerte. Hay un gran grupo humano y de talento. Con trabajo los resultados acaban llegando”, zanjó Piqué.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción