Van Rossom guía la victoria del Valencia ante el Armani Milán

La notable actuación del base taronja permitió a los de Ponsarnau superar la resistencia italiana y las lesiones de Derrick Williams y Mike Tobey

Dubljevic intenta robar el balón a Roll
Dubljevic intenta robar el balón a Roll

Un incisivo Van Rossom condujo al Valencia Basket al triunfo ante un Armani Milán errático en el último cuarto. La notable actuación del base taronja (21 puntos) permitió a los de Ponsarnau superar las tres lesiones exteriores que arrastraba y las que sufrieron los interiores Derrick Williams y Mike Tobey durante el partido. A falta de disputar su partido apalzado ante el Zenit, el Valencia se mantiene en la parte alta de la clasificación con cuatro triunfos en las seis jornadas que ha jugado.

El choque arrancó con dos triples locales y un temprano tiempo muerto de Ettore Messina, que puso las pilas a su equipo. El canario Sergio Rodríguez hizo volar la pelota en la circulación de su equipo y Michael Roll igualó el marcador y las sensaciones desde esa línea de 6,75. Pero el recuperado Derrick Williams, al que Jaume Ponsarnau no convocó en el último partido para tratar de provocar un punto de inflexión en su rendimiento, le dio un impulso a la anotación local, que coincidió con un descanso del Chacho Rodríguez (24-18, m.10).

Tras un par de minutos de parón, Hermannsson logró reconducir el ataque de los locales y activar a Prepelic o Labeyrie para llevar la ventaja hasta los doces puntos pese a los intentos de Roll por achicar el agua. No fue él sino su compatriota Hines quien logró sacar al Milán de ese mal momento. El pívot estadounidense asumió el mando del ataque, incluso para subir la bola, y desequilibró el sistema defensivo local para que Micov redondeara sobre la bocina un parcial de 5-19 (42-44, m.20).

La inercia de ese parcial continuó en el arranque de la segunda parte pero la aparición anotadora de Nikola Kalinic y la tercera de Hines, forzada por Van Rossom, igualó de nuevos las fuerzas. La defensa de Vives permitió correr al Valencia y las penetraciones y tiros de Van Rossom alimentaron su marcador mientras Shields y Datome trataban de contener el chaparrón (66-61, m. 30). Un par de triples de Prepelic permitieron al Valencia superar el descanso de ambos bases pero la lesión de Tobey en un parquet resbaladizo por las lluvias torrenciales del jueves se unió a la de Derrick Williams y afectó a la confianza de los locales unos minutos hasta que Van Rossom le puso de nuevo en marcha ante la inesperada acumulación de errores italianos. Un triple del belga encarriló el triunfo local y nuevos fallos del Milán evitó un cambio de guión de última y le permitió al Valencia sumar su cuarto triunfo pese a todo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción