El hasta luego de Andrea Dovizioso

El subcampeón de MotoGP los últimos tres años se toma un año sabático: “Todavía confío en que pueda haber en 2022 un sito interesante para mí”

Andrea Dovizioso, en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, la semana pasada.
Andrea Dovizioso, en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, la semana pasada.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

Andrea Dovizioso, el tipo que consiguió con sus adelantamientos de última curva que los últimos tres títulos mundiales de Márquez tuvieran tanto valor (o más) que los precedentes, está de despedida. La suya, afirma, se acompaña de un hasta luego. “Volveré en 2022 si tengo opción de pelear por el campeonato; si puedo estar en uno de los mejores equipos y con una buena moto”, aseguró. Aunque admitió que es consciente de la dificultad de volver si no corre durante una temporada: “Sé a lo que me arriesgo”.

Sus cábalas, además, para recuperar un puesto en la parrilla de MotoGP después de tomarse un año sabático, pasan por que se libere alguna de las plazas aparentemente ocupadas para los próximos dos cursos, dado que la mayoría de fábricas y de pilotos firman contratos de dos en dos años. “Todavía confío en que pueda haber en 2022 un sito interesante para mí”, dijo Dovizioso (Forli, Italia; 34 años) este jueves desde el circuito Ricardo Tormo, que acoge un segundo gran premio en Cheste este fin de semana, en penúltimo del año. Que se sepa, solo Valentino Rossi anunció abiertamente que su acuerdo con el equipo Petronas Yamaha era, por ahora, solo para el curso 2021.

Más información
Ducati abre la puerta a Lorenzo ante la renuncia de Dovizioso
Andrea Dovizioso: “No me gusta correr si no puedo estar delante”

Subcampeón desde 2017 a 2019, protagonista de carreras que quedarán grabadas en la retina los que aman las carreras, como las de Austria o Japón del 2017, el veterano piloto sigue sin querer dar detalles de por qué renunció a seguir negociando con Ducati, equipo al que llegó en 2013, la renovación de su contrato. “Todavía no es el momento”. Claro que es evidente, por sus palabras entonces y por las de ahora, que ni Ducati echó el resto para convencerlo, ni el corredor, que ya dijo que no quería “correr por correr”, se sintió lo suficientemente atraído por la oferta de la casa italiana. “Cuando tiene sentido seguir, te esfuerzas por hacerlo”, dijo el día que anunció que rompía con la fábrica de Bolonia.

“En los últimos meses he recibido varias ofertas para trabajar como piloto de pruebas de MotoGP. Estoy muy agradecido por la consideración de las fábricas, sin embargo he decidido no comprometerme con nadie, seguir libre y no cerrar ningún acuerdo por ahora”, escribió en sus redes sociales antes de viajar a Valencia. En este tiempo, Dovizioso, que deja claro que el dinero no lo es todo para él, ha renunciado a una oferta de Aprilia –"Me hizo mucha ilusión, pero siempre tuve las ideas claras", dijo este jueves–, así como a ofertas de las grandes fábricas para ser piloto probador: “Ahora mismo, trabajar en una moto y prepararla para que compitan otros no es mi prioridad”.

Dos días antes había escrito: “Tengo una pasión inmensa por las carreras. Y todavía tengo la ambición de competir y pelear por ganar. Volveré a MotoGP tan pronto como encuentre un proyecto con la misma pasión y ambición que yo tengo y una organización con la que comparta objetivos, valores y métodos de trabajo”. De momento parece que, una vez acabe este campeonato del mundo la semana próxima en Portimao (Portugal) solo le veremos en los próximos meses corriendo y saltando en pistas de motocross. Quién sabe si también compitiendo. “No se vive solo de los campeonatos con gran visibilidad”, sentenció.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS