Nadal y Djokovic, de una discrepancia a otra: “¿La tecnología? Yo prefiero lo humano”

El balear también difiere de Nole sobre la aplicación del vídeo en lugar de los jueces de línea

Nadal protesta tras una decisión videoarbitral, este martes en Londres.
Nadal protesta tras una decisión videoarbitral, este martes en Londres.ANDY RAIN (EFE)

De perfiles antagónicos, tanto dentro como fuera de la pista, Rafael Nadal y Novak Djokovic no terminan de encontrar un punto de encuentro últimamente. Este martes, después de caer frente a Thiem, el español fue preguntado por la intervención de la tecnología en este contexto de pandemia, ya que durante el duelo protestó alguna decisión del sistema de vídeo que ha reemplazado a los tradicionales jueces de línea desde la reanudación del circuito, en agosto, con el objetivo de minimizar el personal en la pista.

Más información
Tennis - ATP Finals - The O2, London, Britain - November 17, 2020 Spain's Rafael Nadal reacts during his group stage match against Austria's Dominic Thiem REUTERS/Toby Melville
CRÓNICA | Buen Nadal, mejor Thiem
16 November 2020, England, London: Serbian tennis player Novak Djokovic celebrates defeating Argentina's Diego Schwartzman during their men's singles group stage match at the ATP World Tour Finals tennis tournament at the O2 Arena. Photo: John Walton/PA Wire/dpa
16/11/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN
Novak Djokovic solo vive a lo grande

“Para mí, no era la marca… Pero está bien, lo acepto. No hay queja”, expresó el de Manacor en inglés, antes de volver al tema cuando se le replanteó la cuestión en español. “Cada cual tendrá sus opiniones, ¿no? Todas son válidas, así que no quiero generar ningún tipo de polémica. A mí me gusta más la pista tradicional, porque pienso que viste mucho más con los jueces de línea. Escuché a Djokovic decir en Roland Garros que no hacían falta, pero… Son visiones del deporte distintas”, transmitió.

Durante el torneo en París, el serbio deslizó que si dependiera de él, impondría de pleno la tecnología, evitando así situaciones como la que se originó en el US Open previamente, cuando golpeó a una jueza de línea involuntariamente y fue expulsado en los octavos del grande neoyorquino. “Somos un deporte que tiene margen para la evolución, porque hemos cambiado muy pocas cosas en los 50 últimos años con respecto a otros deportes”, proseguía ayer Nadal, “pero no creo que este sea el camino para mejorar el espectáculo en nuestro deporte”.

“Como tradición, me gusta más ver una pista con los jueces de línea y con el juez de silla, porque al final, el juez de línea tampoco es necesario, si solo está para cantar el resultado… Si queremos ir en esa dirección… Puede haber un videoanálisis que sea automático y si hay alguna duda lo pides y ya está”, ahondó; “también hay un reloj para contar el tiempo… Es decir, podemos estar nosotros dos solos en la pista, porque a nivel tecnológico podríamos hacerlo, pero si me preguntas a mí, te digo que no me gusta. Prefiero que la parte humana intervenga en el deporte, porque aporta más valor y tiene más gracia”.

De la PTPA a la duración de los partidos

Este no es el último aspecto en el que han diferido uno y otro desde que regresase el tenis en verano. Entonces, Djokovic sorprendió anunciando la creación de una asociación de tenistas paralela a la ATP, la PTPA, con el objetivo de defender los derechos de los profesionales a través de otro enfoque, y Nadal se refirió a ello el pasado domingo, tras ganar a Andrey Rublev. “No por haber creado esta organización están ayudando más al tenis que el resto de los jugadores que creemos en la estructura habitual”, pronunció.

“Si hemos vivido situaciones positivas se ha debido a la implicación de Roger [Federer] y a la mía, pero también de Novak y Andy [Murray] para preguntar al resto qué necesitaban. Si comparamos los ingresos de hace cinco años con los de ahora, se aprecia claramente que hemos estrechado muchísimo la brecha de ingresos entre los jugadores de menor rango y los mejores. Sabemos que tenemos que seguir trabajando en eso, pero no consideramos que se requiera de otra organización para que eso suceda. La idea es la misma, pero cambia el enfoque para conseguirla”, amplió.

Del mismo modo, ese mismo día indicó que él es partidario de mantener los partidos a cinco sets en los Grand Slams, mientras que el número uno, la jornada posterior, fue rotundo: “Yo prefiero que sea al mejor de tres en todos lados. Ya tenemos suficientes partidos y torneos a lo largo del año”.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS