Roto Piqué, roto el Barça

El central, que a los 33 años había renovado hasta 2024, tiene dañado el ligamento cruzado, lesión que le tendrá meses de baja y que pone en jaque su carrera y a la defensa azulgrana

Piqué abandona el campo ante el Atlético tras el choque con Correa.
Piqué abandona el campo ante el Atlético tras el choque con Correa.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

Gerard Piqué, de 33 años, sufre un esguince de grado tres en el ligamento interno y tiene una lesión parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, según comunicó el Barcelona. El club azulgrana, en cualquier caso, no informó del tiempo estimado que estará de baja el central catalán. A la espera de contactar con más especialistas, los servicios médicos del Barça y el jugador todavía no han tomado una decisión respecto de cuál será el tratamiento seguir. Sí está claro, en cualquier caso, que la lesión en la rodilla puede marcar un punto de inflexión en la carrera del 3 como también en el devenir del equipo de Ronald Koeman.

En una jugada fortuita, en el duelo de este sábado ante el Atlético, Ángel Correa perdió el equilibrio en la disputa del balón con Jordi Alba y cayó sobre la pierna derecha de Piqué. La rodilla del central se dobló y, en cuanto tocó el suelo, llamó a los médicos. Abandonó el campo de pie, muy dolorido, abatido. Y no pudo contener las lágrimas. El defensa azulgrana nunca había sufrido una lesión de gravedad. Desde que regresó al Barcelona en 2008, el central había pasado 12 veces por la enfermería y la vez que más tiempo había estado de baja había sido por un problema en una cadera (ocho semanas), lesión sufrida también en un duelo ante el Atlético, en aquella oportunidad tras un choque con Costa.

Los primeros pronósticos eran optimistas: esguince de rodilla. Pero en las pruebas médicas de ayer se detectó que Piqué también tiene afectado el ligamento cruzado anterior. “Lo de Piqué es quirúrgico”, asegura un médico antiguamente vinculado al Barcelona; “en una persona con vida sedentaria no haría falta operar. Pero en un deportista amateur y, mucho más, en un profesional se tiene que operar. Te juegas la estabilidad de la rodilla”. Y explica cómo es la lesión que tiene el central catalán: “El cruzado es como una cuerda que tiene dos pequeñas cuerdas. De estas dos, una se ha roto. Por eso se llama lesión parcial. Hay dos técnicas: una es reemplazar las dos y la otra es mantener la sana y solo sustituir la cuerda dañada. El tiempo de baja en este tipo de lesiones es de entre siete y ocho meses”. Otra fuente médica contactada explica que existe la opción de realizar un tratamiento conservador y tratar con factores de crecimiento. De esta manera, el tiempo de baja puede descender hasta los cuatro o cinco meses. En cualquier caso, en el caso de que Piqué optara por el quirófano, coincide en que podría estar alejado de los campos cerca ocho meses.

Piqué, que tenía contrato con el Barcelona hasta 2022, fue uno de los cuatro jugadores del primer equipo —junto a Lenglet, De Jong y Ter Stegen—, que decidió pactar por fuera de la mesa de negociación una rebaja salarial. La junta, en la que entonces mandaba Josep Maria Bartomeu, le quitó una suma muy importante de su contrato en esta campaña.

Sergi Roberto también cae

El central buscó ayudar económicamente al club, en una mala situación financiera que se agudizó por la pandemia. El Barça, para compensar la disminución en el sueldo de Piqué, prolongó su contrato hasta 2024. Por entonces, el central, que desde hace tiempo diversifica sus intereses, tendrá 37 años. La lesión puede trastocar los planes del campeón del mundo, que ya había decidido no jugar más en La Roja en 2018. “Renuncié a la selección porque era el momento y porque necesitaba descanso”, dijo.

La baja de Piqué trastoca todavía más el momento del Barça, a nueve puntos del Atlético y a 12 del líder, la Real. Koeman, que ya tenía en la enfermería a Ansu Fati, pierde al catalán y a Sergi Roberto, que tiene una lesión en el recto femoral de la pierna derecha y será baja dos meses. La baja del 3, en cualquier caso, es la más sensible. El holandés ya ni cuenta con Umtiti (desde que regresó del Mundial se ha pasado 371 días de baja). “Hemos intentado fichar un central, pero no hemos podido. Queríamos tener cuatro en vez de tener tres”, dijo Koeman en relación a Piqué, Araújo y Lenglet. El Barcelona no pudo cerrar el fichaje de Eric García en el último mercado. Ahora tiene una nueva oportunidad en invierno. El problema, el mismo: no hay dinero en la caja.

Sin Piqué, el vestuario pierde a su portavoz cuando las derrotas escuecen (en el Wanda habló Pedri, de 17 años), Koeman a su referencia en la zaga y el club, en tiempos convulsos con Messi en el extravío, a un símbolo. Roto Piqué, roto el Barça.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción