El paso de gigante de Marc Gasol

El pívot español, a sus 35 años, alcanza otra cota en su carrera al fichar por los Lakers, el equipo que le seleccionó en el ‘draft’ de 2007 y lo traspasó por su hermano Pau

Pau Gasol trata de frenar a su hermano Marc en un Lakers-Grizzlies, en 2010.
Pau Gasol trata de frenar a su hermano Marc en un Lakers-Grizzlies, en 2010.

El reto en Los Ángeles, con un contrato por dos temporadas, supone el giro argumental más estimulante en la carrera del pívot de Sant Boi. Los Lakers es el equipo que lo eligió en el puesto 48 del draft de 2007, el mismo que, cuando él todavía jugaba en el Akasvayu Girona, traspasó en 2008 sus derechos a Memphis a cambio de su hermano Pau, en lo que Gregg Popovich, el entrenador de los Spurs, calificó como “el gran robo del siglo”. Marc todavía no era conocido en la NBA. De hecho, los Lakers se limitaron a enviarle una sudadera y a invitarle a entrenarse con los más jóvenes. Pau, en cambio, se encontraba en el apogeo de su carrera. Y confirmó lo que se temía Popovich. Al lado de Kobe Bryant, Pau fue fundamental para que los Lakers llegaran a tres finales y ganaran dos títulos, en 2009 y 2010.

Diez años después de aquello, después de que Marc se haya labrado una sólida carrera y, a pesar de su última decepcionante temporada, las ofertas se han sucedido en los despachos de sus representantes: los Warriors, los Clippers, los Raptors, que intentaron convencerle hasta última hora para que continuara con ellos... Y eso que, tras ganar el anillo y el Mundial en 2019, la temporada fue doblemente difícil para él. Lesiones, pocos minutos y rendimiento del equipo a la baja, con la pandemia de por medio. Pero ha prevalecido la estela de calidad de su juego, la entrega y la profesionalidad que le caracterizan. Y entre los pretendientes, Marc ha decidido su destino en virtud de lo que ya dijo en julio: “Volver tras el parón por la pandemia es una victoria, pero una vez te pones a competir ese gen es lo que te mueve. Iremos a muerte, sin excusa”. Los Gasol serán los primeros hermanos en jugar en los Lakers.

Los playoffs de 2020 no cuadraron con los deseos de Marc. Los Raptors cayeron en las semifinales del Este ante los Celtics. Nick Nurse contó menos con Marc, que acabó con los peores números de su carrera en la NBA, con una media de 7,5 puntos, 6,3 rebotes y 26 minutos.

Los Lakers, mientras, igualaron los 17 títulos de los Celtics en la cima de la NBA, tras doblegar a Miami en la final celebrada en octubre en Disney World. Pero Rob Pelinka, antiguo agente de Kobe Bryant y general manager del equipo californiano desde 2017, decidió dar una vuelta de tuerca. El equipo ha perdido el concurso de Dwight Howard, que prefirió irse a los Sixers, JaVale McGee, Danny Green, Rajon Rondo y Avery Bradley. Además de a Marc, Pelinka ha reclutado al base-escolta alemán Dennis Schröder (Oklahoma City), al ala-pívot Montrezl Harrell (Clippers) y al alero Wesley Matthews (Milwaukee). Los Lakers dan por hecha la extensión de contrato de Anthony Davis y han cerrado también la de Markieff Morris. En la plantilla también continúan Caldwell-Pope, Kuzma y Caruso.

Cuitas con LeBron

Marc y LeBron James mantienen una buena relación, a pesar de que la estrella de los Lakers, cuando jugaba con Miami Heat en 2013, criticó a la NBA porque no fue elegido el Mejor Defensor del Año, distinción que logró aquella temporada el pívot de Sant Boi. “Es una mierda, es un asco. No sé si habrá habido un jugador en la historia de la NBA que haya sido capaz de defender las cinco posiciones en el campo”, argumentó LeBron. Este año, a raíz de que Giannis Antetokounmpo fue elegido de nuevo el MVP de la temporada regular, LeBron volvió a mostrar su disconformidad con los premios de la NBA. “Los resultados se me hacen extraños a veces”, dijo. “Vayamos por ejemplo a 2013. Aquel año Marc recibió el premio a Mejor Defensor, pero estuvo en el segundo Quinteto Defensivo. No tiene ningún sentido”.

Sergio Scariolo, el seleccionador español y entrenador ayudante de Nick Nurse en los Raptors, publicó un tuit de despedida a Marc y a Ibaka, que ha firmado por los Clippers: “El equipo y yo les echaremos de menos, grandes compañeros y factores decisivos en el campeonato que ganamos. Dos grandes destinos y bonitos desafíos por delante: espero que tengan toda la suerte que su talento y ética de trabajo se merece”. Los dos pelearán por su segundo anillo, los dos en Los Ángeles, uno en los Lakers, el otro en los Clippers.


Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS