El Zenit sorprende al Baskonia

Los de Xavi Pascual se imponen en el Buesa (70-77) en el partido de la 3ª jornada aplazado en su día por la acumulación de positivos por covid en el conjunto ruso

Polonara intenta taponar a Vitaly Fridzon
Polonara intenta taponar a Vitaly FridzonDavid Aguilar (EFE)

El Baskonia de Dusko Ivanovic, que la pasada semana sumó dos victorias consecutivas en el Buesa Arena ante Fenerbahçe y Panatinaikos, se vio sorprendido por el Zenit de San Petesburgo en el tercer encuentro seguido de la Euroliga que disputaba como local. Los de Xavi Pascual se impusieron en Vitoria (70-77) en el partido de la 3ª jornada aplazado en su día por la acumulación de positivos por covid en el conjunto ruso. Ponitka y Gudaitis lideraron el triunfo visitante ante un Baskonia en el que apenas Giedraitis y Vildoza rindieron a su nivel. El Zenit retoma así su brillante arranque en el torneo. Superado el frenazo por la pandemia, alcanzan ya un balance de 5-2 y están sextos en la clasificación gracias a triunfos de mérito como ante el Barça en Rusia y frente al Efes, Alba, Asvel y Baskonia a domicilio. El Baskonia se queda con un balance negativo de 4-5.

Los dos equipos se medían en el partido aplazado de la tercera jornada por los casos positivos de coronavirus de los de Xavi Pascual y los locales esperaban sumar su tercera victoria en casa en apenas siete días tras haber solventado con autoridad la doble sesión de la semana pasada ante el Fenerbahce y el Panathinaikos, pero no encontraron esa frescura ofensiva ni defensiva ante un Zenit que se rehizo a un errático comienzo para lograr su cuarta victoria a domicilio y ponerse con 5-2. El encuentro empezó con poco acierto de ambos (13-10, min.10) y la mala noticia para Dusko Ivanovic de las dos faltas de Vildoza, lo que acusó el conjunto vitoriano. El equipo ruso, enredado inicialmente en pérdidas (5), fue capaz de mejorar y de la mano de Pangos y los triples por fuera y de Poythress por dentro, se rehizo para coger el mando en el electrónico e intentar abrir una brecha que era corta al descanso (28-34).

Ivanovic apretó a los suyos en los vestuarios y estos, impulsados por Giedraitis (8 puntos), recuperaron el control, pero sólo en el electrónico porque en el juego, los visitantes consiguieron ser más regulares y la vuelta de los triples les permitió afrontar los diez últimos minutos por delante (51-56). Pero el inicio del cuarto final no fue nada bueno por parte de los baskonistas. Un triple de Zubkov y un ‘2+1’ de Gudaitist elevó la diferencia por encima de los diez puntos (51-62) y afianzó aún más a un Zenit que ya no dejó escapar un triunfo que su rival ni siquiera pudo inquietar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS