Koeman: “Es un momento para descansar”

El técnico del Barcelona, preocupado por la aglomeración en la enfermería, deja a Messi y De Jong fuera de la lista para el encuentro ante el Dinamo de Kiev

Ronald Koeman, en una rueda de prensa de esta temporada.
Ronald Koeman, en una rueda de prensa de esta temporada.Servicio Ilustrado (Autom�tico) (Europa Press)

El Barcelona anda extraviado en los despachos, gobernado por una Comisión Gestora hasta que se celebren los comicios presidenciales, castigado por una errónea planificación deportiva y falta de liquidez, también por la sucesión de lesiones y sobre todo por su mal paso deportivo. Especialmente en La Liga, pues perdió contra el Atlético y se pierde en el ecuador de la tabla, a 12 puntos de La Real, líder con dos encuentros más. Un desequilibrio que se maquilla en Europa, donde el equipo de Koeman cuenta los duelos por triunfos (frente al Dinamo Kiev, Ferencvaros y Juve), ahora que se mide de nuevo al conjunto ucranio (martes 21.00). Así que Koeman, que no era demasiado amante de las rotaciones, dará oxígeno a Messi y De Jong, excluidos de la lista. “Tenemos bajas por tema de lesiones y también hemos decidido no llevar a Leo ni Frenkie porque la situación de Champions es cómoda con los nueve puntos y los dos jugadores necesitan un descanso. Es un momento para descansar”, resolvió Ronald Koeman.

La pasada derrota contra el Atlético refrendó las malas sensaciones del equipo, incapaz de administrar los encuentros, pero también dejó la peor de las noticias porque Gerard Piqué se rompió la rodilla y podría pasar por el quirófano para estar medio año de baja. “Piqué es una ausencia importante y por tiempo. Lleva muchos años aquí y es triste para el jugador, para el equipo, para el club… Es difícil aceptarlo, pero hay que mirar cómo solucionar el tema”, señaló Koeman, que volvió a pedir un central para en el mercado invernal y que adelantó la posibilidad de que Óscar Mingueza jugara desde el inicio ante el Kiev. Más que nada porque el único central del equipo que se mantiene en pie es Lenglet. “Umtiti lleva bastante tiempo lesionado. Nuestro plan es que en dos semanas esté para jugar. Ojalá. Lo está haciendo bien. Pero lleva mucho tiempo sin jugar, cinco o seis meses, y necesita recuperar mucho”, deslizó Koeman. “Y Araujo se está entrenando individualmente. No vamos a arriesgar porque tenemos pocos centrales y queremos tenerlo bien antes de jugar”.

Mala semana para el Barcelona en la rebotica, pues se lesionó Busquets en el parón de las selecciones ante Suiza, también Sergi Roberto (2 meses) y Piqué, sin contar con la de Ansu Fati, que tiene para unos cuatro meses. Incluso Dembélé se hizo un esguince en el hombro, aunque el jugador participó de la sesión colectiva y no faltará en Kiev. Por eso descansan Messi –”hablamos demasiado de Leo porque siempre ha tenido mucha influencia en los éxitos de este club. Y todavía los puede dar. Estoy convencido de que todavía es el jugador que necesitamos”, defendió de nuevo Koeman ante la bajada de rendimiento del 10- y De Jong. Aunque el equipo no esté para tirar cohetes. “Estoy contento por el trabajo de los jugadores, aunque no por los puntos que tenemos. No estoy satisfecho porque en La Liga hemos perdido bastantes. Pero veo positivamente nuestro calendario porque jugamos cinco de siete partidos en casa hasta acabar el año”. Primero, sin embargo, toca el Dinamo de Kiev.

“La baja de Piqué nos afecta mucho”

Salió Lenglet a la palestra, único central del equipo en pie. “Tenemos mala suerte porque Gerard se ha lesionado por tiempo. Es una baja importante porque lleva años en el club y nos afecta mucho. Aunque yo me siento disponible y preparado para dar lo mejor. Llevo dos años, manejo un poco mejor el club y cómo funciona. Pero al final decide el míster el equipo”, explicó el central francés, zurdo cerrado. Puede ser, sin embargo, que cuando regrese Umtiti ocupe él el puesto derecho del eje defensivo. “Es algo que puedo hacer. No es mi posición habitual. Es un poco diferente en posicionamiento y también en salida de balón. Pero si puedo ayudar ahí, lo haré con muchas ganas”, aceptó.

Hasta entonces y sin contar con el duelo ante el Dinamo, parece que será De Jong su pareja de baile, que ya actúa de central en los entrenamientos ante la falta de efectivos. “Frenkie es un jugador que tiene mucha calidad a nivel técnico y físico. Está siempre dispuesto a cubrir la posición de central porque también tiene lectura de juego y siempre lo hace bien. No tengo malas sensaciones cuando juego con él”, resolvió Lenglet, que señaló los repetidos fallos defensivos del equipo. “Nos falta ser más agresivos, manejar los tiempos del partido porque encajamos en momentos importantes, peligrosos. Como el gol del Atlético, que fue clave y fue un golpe duro. Hay que mejorar en eso, pero es trabajo de todo el equipo como también en ataque”, convino. Y apuntó: “Pero no creo que sea un problema de sistema porque al inicio de la temporada sumamos dos victorias sin encajar. Luego empezamos a hacer fallos y en estas zonas son determinantes”. Errores que han dejado al equipo lejos de las aspiraciones ligueras. “Pero se puede ganar”, corrigió el galo; “hay muchos puntos en juego. Ha sido un arranque difícil, con malos resultados. Pero queda mucho. Si bajamos los brazos ahora no sería profesional y sí una falta de respeto para todo el mundo. Hay que seguir para intentar dar la vuelta a la situación”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS