El Alba de Aíto y el uruguayo Granger sorprende al Valencia

Los alemanes ganan al conjunto dirigido por Jaume Ponsarnau (92-100), que llevaba tres triunfos consecutivos

El ala-pívot estadounidense del Alba Berlín Luke Sikma (delante) intenta escaparse de Jaime Pradilla, del Valencia Basket, este jueves en la Fuente de San Luis.
El ala-pívot estadounidense del Alba Berlín Luke Sikma (delante) intenta escaparse de Jaime Pradilla, del Valencia Basket, este jueves en la Fuente de San Luis.Miguel Ángel Polo (EFE)

El humilde pero descarado Alba Berlín del técnico español Aíto García Reneses sorprendió este jueves al Valencia Basket (92-100) en la duodécima jornada de la Euroliga, en la que sus defensas alternativas y su vertiginoso ataque, con el uruguayo Jayson Granger de estilete, bloquearon por completo a los locales y rompieron su racha de tres triunfos.

El Alba puso a prueba la madurez del Valencia saliendo directamente con una defensa zona, un reto de Aíto García Reneses que pilló desprevenido a Jaume Ponsarnau y a sus jugadores. La confianza acumulada en los últimos choques dio paciencia aunque no clarividencia a los locales para engancharse al choque pese la vertiginosa velocidad de ejecución alemana. La salida de Nikola Kalinic dio mas consistencia a la defensa local, y la de Martin Hermannson más mordiente en ataque, pero el Alba también demostró capacidad de lectura y supo apurar sus posesiones para seguir sumando de tres en tres (37-47, m.17).

La fulgurante salida de Fernando San Emeterio y el oficio de Kalinic, que forzó una falta de tres tiros casi sobre la bocina, redujo al mínimo la desventaja. Entonces, la frustración del Alba se concretó en una técnica a Peyton Siva por protestar que hizo que el choque arrancara el tercer cuarto con empate (51-51, m.20). Cuatro puntos de Van Rossom pusieron por delante al Valencia, pero el Alba no perdió la calma, se agarró a su defensa zonal y volvió a atascar a su rival haciéndose con una renta de diecisiete puntos con el uruguayo Jayson Granger de estilete de un parcial de 3-23.

Dos triples del Valencia en el arranque del último cuarto lanzaron a los locales con una fe inesperada a una remontada imposible y bajaron su desventaja de 18 a 9. Un tiempo muerto de García Reneses dio al Alba la calma que necesitaba durante unos segundos. Aunque el Valencia retomó la misión, tres tiros de Thiemann, el regreso de Sikma y sus rebotes ofensivos permitieron al Alba dejar pasar el tiempo hasta que ya fue imposible que se le escapara la victoria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción