Un Barça de chiste se aleja de LaLiga

Los azulgrana se empachan de balón y se confunden de portería ante un meritorio Cádiz

Messi chuta a portería frente a cuatro rivales.
Messi chuta a portería frente a cuatro rivales.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

El Barça fue un equipo de chiste en Cádiz. Nunca supo dónde estaba, se empachó de balón, se confundió de portería y se perdió en la tabla de LaLiga. Hoy está a cuatro puntos precisamente del Cádiz, que ganó su primer partido en el Carranza, después de salir vencedor en su visita a la cancha de Madrid. No tiene sentido contar la distancia que separa a los azulgrana de la cabeza después de un cuarto fiasco que contrasta con su éxito en la Champions. No hay manera de que remonten un partido, ni siquiera cuando venían de una dinámica ganadora y, además, recuperaban a Messi. Alrededor del 10, el Barça protagonizó una ópera bufa en el Carranza. La impotencia del capitán fue contagiosa en un equipo frustrado ante un meritorio Cádiz, espectador prácticamente de sus propios goles, generoso también en el del Barça.

CADCádiz
Cádiz
2
Jeremias Ledesma, Fali, Marcos Mauro (Alcalá, min. 30), Isaac, Luis Espino, Perea (Bobby, min. 79), Jairo Izquierdo (Iván Alejo, min. 80), Álex, Yann Bodiger, Jens Jonsson (Augusto, min. 79) y Álvaro (Negredo, min. 61)
BCN Barcelona
1
Barcelona
Ter Stegen, Clement Lenglet, Óscar Mingueza (Pedri, min. 45), Alba, Sergiño Dest (Trincão, min. 76), Messi, Griezmann, Busquets (Pjanić, min. 77), Frenkie De Jong, Coutinho (Ousmane Dembélé, min. 45) y Braithwaite
Goles 1-0 min. 7: Álvaro. 1-1 min. 56: Alcalá (p.p.). 2-1 min. 62: Negredo.
Árbitro César Soto Grado
Tarjetas amarillas Clement Lenglet (min. 60) y Alba (min. 85)

El Barcelona pasó del momento Ansu Fati al momento Braithwaite. El jugador que parece dar sentido al ataque azulgrana y justifica la alineación de un 9 clásico en el 4-2-3-1 dispuesto por Koeman es el danés, que ha desbancado de la titularidad al fino Pedri, la alegría del Barça. El canario no cabe en el equipo cuando forman Messi, Coutinho y Griezmann. Hay varios jugadores repetidos en el Barça y alguno de singular, pocos como Braithwaite, referencia ofensiva en ausencia del lesionado Ansu Fati. El delantero de Bisáu se vistió también de delantero centro después que no funcionara la suma en punta de Messi y Griezmann. Tampoco mezclaron bien el argentino y el francés en el Carranza ni tuvo incidencia Coutinho. El partido pedía a Dembélé.

Juego de extremos

Aunque no sean imprescindibles, los extremos todavía son necesarios en equipos como el Barcelona, incluso cuando los jugadores de la segunda línea intercambian constantemente sus posiciones, como era el caso de Messi y Griezmann en el costado del 7 y de Coutinho en el del 11. Muchos delanteros capaces de improvisar y pocos especialistas para sorprender al organizado sistema defensivo del Cádiz. El equipo de Álvaro Cervera cierra muy bien, es difícil de sorprender y se estira rápido a la contra, muy bien manejado por Álex Fernández, certero además a balón parado, un recurso que no supo defender el Barça. No se corrigen los azulgrana, que regularmente empiezan los partidos con un gol en contra, también en el Carranza.

Dest cedió de manera gratuita un córner, Mingueza no supo defender el área, empujado al inicio y rematador después contra Ter Stegen, y Álvaro Giménez embocó el 1-0. Torpe en su área, el Barcelona tampoco estaba fino en la contraria, bien defendida por Ledesma. El meta le sacó un remate duro y cruzado a Braithwaite minutos después de que tampoco atinara Coutinho. A pesar de que Messi pensaba y repartía juego, el Barça no lograba enfocar la portería, a veces por la precipitación de los pivotes y en ocasiones porque no daba aire a su ofensiva, negado por los costados, tan bien tapados por el Cádiz como mal ocupados por el Barça. Ni Dest ni Jordi Alba le daban profundidad a las bandas y el equipo azulgrana se estrangulaba antes de alcanzar el área de Ledesma.

Los barcelonistas regalaron un gol y 48 minutos al Cádiz. Atacaron mal y no jugaron bien, desordenados e incapaces de generar espacios, faltos de concentración, reiterativos, además, en las pérdidas de balón, sin que sintonizaran Busquets y De Jong. Koeman intervino de manera traumática en el descanso: quitó a los señalados Coutinho y Mingueza para poner a Dembélé y Pedri, una manera de dar amplitud a la ofensiva y cambiar la velocidad del encuentro, resguardado De Jong como central con Lenglet.

Koeman durante el encuentro ante el Cádiz. En vídeo, el técnico asegura que la derrota supone un paso atrás de "gigante" en la lucha por la Liga del Barça.ÁLVARO RIVERO / AP (VÍDEO: ATLAS)

Los azulgrana, sin embargo, no encontraban el hilo de juego, imprecisos y a merced de las transiciones del Cádiz. Y, justo cuando peor pintaba el partido para el Barça, Alcalá punteó hacia su meta un centro de Jordi Alba, asistido por Messi: 1-1. No tardó el Barça en devolver el obsequio después de un fuera de banda a favor que no supieron jugar Lenglet y Ter Stegen. El central y el guardameta se liaron y el rechace favoreció a Negredo: 2-1. El tanto desmontó a los barcelonistas, fuera de onda y de sitio, faltos de carácter y de rebeldía, incapaces de vencer la resistencia del espléndido Ledesma. El Barça tampoco encontró remedio al partido desde la desesperación, igual de negado que al inicio, insensible a los cambios del abatido Koeman.

Las cuentas de LaLiga son tan dramáticas como las de la caja de caudales del Camp Nou. Las cuitas propias, fomentadas el jueves por las declaraciones del presidente de la gestora, Carles Tusquets, no ayudan precisamente a estabilizar al equipo, que salió más sonrojado del Carranza que cuando jugaba Koeman y encajó un 4-0 antes de ganar LaLiga. No le queda más remedio al técnico que repensar el equipo después de fallar el momento Braithwaite. Vuelve a chirriar la máquina por donde siempre: Griezmann-Messi-Coutinho sin que se sepa tampoco qué pasa con De Jong.

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS