Koeman: “Con estos horarios, estamos matando a nuestros jugadores”

El técnico del Barcelona relaciona las lesiones de sus jugadores con la designación horaria de los encuentros y lamenta la falta de tiempo que han tenido para recuperarse tras LaLiga

Koeman, durante el encuentro ante el Ferencvaros. En vídeo, declaraciones de Philippe Coutinh, jugador del FC Barcelona, y de Koeman sobre el rendimiento de sus jugadores y los horarios de los partidos. FOTO: LASZLO BALOGH (AP) / VÍDEO: ATLAS

Anda traspuesto y desnortado el Barcelona, que tuvo un nuevo tropiezo en La Liga. En esta ocasión ante el Cádiz como anteriormente ocurrió frente al Atlético, Madrid y Getafe (derrotas), también contra el Sevilla y Alavés (empates). Demasiadas lagunas para ser un equipo competitivo, ya a 12 puntos del líder, del intenso equipo de Simeone. La poca fiabilidad azulgrana en las áreas, sin embargo, no se da en la Champions, pues el conjunto de Koeman suma sus duelos por triunfos y este martes (21.00. Movistar) recibe a la Juve para clarificar quién de los dos se atornilla como primero de grupo en el último envite de la liguilla, clasificados ya ambos para octavos. Al técnico azulgrana, sin embargo, no solo le preocupa el duelo europeo sino que le ocupa la aglomeración en la enfermería y los motivos.

En el último partido cayó muscularmente Dembélé. “Notaba algo en la segunda parte, siguió porque pensaba que no era tanto… Es una lástima perder a otro jugador por una lesión. Es un paso atrás porque estaba muy bien físicamente y sabemos de su pasado con las lesiones...”, lamentó Koeman, consciente de que el francés se une en la rebotica a Umtiti, Piqué, Sergi Roberto y Ansu Fati. “Es otra razón por la que me quejo de los horarios de los partidos. Nos falta frescura”, arremetió; “no entiendo ni sé quién los pone los horarios de los partidos. Estamos matando a nuestros jugadores. Si juegas el martes en la Champions no puede ser que el sábado llegues a las 4.30 de la mañana a casa de otro partido. Hay que pensar porque esto no es una ayuda para un equipo español”. Y, enrabietado, añadió: “Somos el único equipo que ha jugado los cinco partidos fuera de casa a las 9 de la noche”.

El Barça, en cualquier caso, está lejos de su mejor versión. “La responsabilidad está en manos del entrenador porque es quien pone el equipo”, zanjó Koeman. Aunque luego se explayó: “Es para estar descontento. Yo no hago teatro. Si pierdo estoy cabreado y así se lo dije a los jugadores el domingo. En el Barça no se pueden aceptar goles que hemos encajado en varios partidos. Y aunque somos el equipo que ha creado oportunidades cinco o seis oportunidades claras por partido, hay que buscar el equilibrio entre la efectividad y hacer menos fallos individuales que nos cuestan goles y puntos. Hemos dejado escapar demasiados”. Y casi siempre se señala a Messi y su rendimiento, planetario y no estratosférico como había sucedido siempre. “Es fácil culparle a él por su trayectoria y porque es el mejor. En nuestro ataque, Leo todavía es muy importante porque muchas jugadas vienen de sus pies. Yo no creo que haya hecho errores en defensa… Es un tema de todo el equipo, ser todos más agresivos y también de ser más efectivos arriba”. Una misión que no solo es suya. “A mí no me gusta gritar durante el partido. Como jugador tampoco me gustaba. Hay que saberlo llevar, pero sí creo que debemos recoger más responsabilidad en el campo”, razonó.

Koeman también elogió a Pedri, animó a Coutinho a funcionar en más posiciones que la de enganche y azuzó a Pjanic a tener paciencia porque no duda de él, por más que por ahora solo juegue en Europa. Posiblemente lo hará ante la Juve, su exequipo, y frente a Cristiano Ronaldo. “Para nosotros un único jugador no es un estímulo más. Pensamos que es un partido importante con dos equipos muy grandes que van a luchar por el primer puesto. Cristiano todavía es uno de los mejores; siempre marca, siempre lucha y por su trabajado diario está en la élite. Es un gran elogio a su trayectoria. Y como cualquier jugador hay que defenderlo bien”, convino. Y cerró con una frase bien cruyffista: “Bueno, eso y tener el balón porque entonces no te hace peligro”.

“Sé que mi rendimiento no ha sido el que todos esperaban”

Aunque comenzó el curso como un tiro, asistente de lujo y llegador desde la segunda línea, el rendimiento de Coutinho se ha desbravado con el paso de los partidos. Tanto, que pasó de ser titular indiscutible a ver cómo peligra su silla, pues Griezmann se encuentra mejor de enganche al tiempo que Pedri y Messi también se despliegan mejor por los pasillos interiores. “Yo intento hacerlo bien donde me pongan. Jugar más centrado me permite rendir mejor. Pero decide el míster”, expuso el trescuartista que en ocasiones actúa de extremo. Aunque no se sale mucho con la suya. “Yo soy el primero en exigirme”, reflexionó Coutinho; “sé que mi rendimiento no ha sido que todos esperaban. El Barça tiene mucha atención de todos y solo puedo decir que he trabajado mucho mentalmente para estar bien. Y me considero mucho más fuerte que antes en ese sentido”.

Un sentimiento que extrapola al equipo, pues aunque no funciona con regularidad, dice que este Barcelona tiene pulso. “Estamos en un proceso de renovación. Han cambiado entrenadores, jugadores que eran piezas importantes… Hay que tener paciencia y nosotros hacer todo para que las cosas funcionen lo más rápido posible”, señaló; “pero todos tenemos muchas ganas de mejorar. Lo hablamos mucho internamente y lo resolveremos”. Para empezar, toca la Juve. “Es un gran partido. El objetivo es ganar y clasificarnos como primeros. Y como venimos de perder, aunque sea en otra competición, queremos volver con más fuerza. Tras una derrota el ambiente es de frustración, pero todos tenemos muchas ganas de cambiar este momento”, resolvió Coutinho.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS