Sin Saúl y el extraño cambio de João Félix

Simeone sienta al canterano y sustituye al luso, que se retiró airdado, cuando mejor jugaba el Atlético

João Felix se lamenta este sábado en el Alfredo Di Stéfano.
João Felix se lamenta este sábado en el Alfredo Di Stéfano.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

En los días previos al derbi sobrevolaban dos dudas sobre el Atlético. La primera era si Diego Pablo Simeone sentaría a Saúl para dar a entrada a Herrera atendiendo a los estados de forma de uno y otro. La segunda incógnita era comprobar si los rojiblancos irían a buscar al Madrid en campo contrario u optarían por la añeja versión replegada que ya lucieron en Salzburgo. Finalmente, Simeone si sentó a Saúl, con el consiguiente mensaje que fue redoblado cuando hizo tres cambios (Lodi, Lemar, Correa por Felipe, Herrera y Carrasco) en el inicio de segundo tiempo y no entró en esa terna de relevos. A diferencia de como sucedió en los peores momentos de Koke, el entrenador ha tenido menos paciencia para defenderle el puesto. Saúl es menos intocable que su capitán.

RMAReal Madrid
Real Madrid
2
Courtois, Sergio Ramos, Ferland Mendy, Varane, Carvajal (Rodrygo, min. 78), Casemiro, Modric (Federico Valverde, min. 87), Kroos, Benzema, Vinicius Junior (Marco Asensio, min. 78) y Lucas Vázquez
ATM Atlético
0
Atlético
Oblak, Mario Hermoso, Felipe Monteiro (Lemar, min. 45), Savic, Héctor Herrera (Renan Augusto , min. 45), Koke, Trippier, Marcos Llorente, Carrasco (Correa, min. 45), João Félix (Saúl, min. 59) y Luis Suárez (Kondogbia, min. 72)
Goles 1-0 min. 14: Casemiro. 2-0 min. 62: Oblak (p.p.).
Árbitro Antonio Miguel Mateu Lahoz
Tarjetas amarillas Casemiro (min. 35), Lemar (min. 45), Correa (min. 49) y Savic (min. 60)

La cuestión de si realizaría una presión alta de salida en vez de atrincherarse en campo propio se resolvió pronto. El Atlético le cedió el campo y la pelota al Madrid. Renunció a ser ese equipo más ambicioso que se había encaramado a la primera posición de la tabla. Es curioso, en los dos últimos encuentros, en los que el empate le valía la clasificación para los octavos de la Champions y para mantener distancias con el Madrid, Simeone ha apostado por el pelaje más conservador. Y en ambos encuentros el Atlético ha sido superado como no lo ha sido en el resto del curso. La consecuencia de ese recule invita a pensar que el Cholo ya no cuenta con mimbres para jugar a lo que jugaba antes. El plantel está más hecho para jugar en el campo del rival que en las inmediaciones del área de Oblak.

Hundidas las líneas, el Madrid bailó al Atlético con la pelota en la primera media hora. Los aspavientos de Simeone y de sus jugadores, que no parecían enterarse de las combinaciones que iniciaban Kroos y Modric, delataban la desorientación. El gol de Casemiro fue consecuencia de ese dominio que ya había estado a punto de cristalizar Benzema de no haber realizado Oblak otro de sus vuelos prodigiosos.

El cabezazo franco del mediocentro brasileño se produjo por un resbalón de Herrera, que estaba teniendo poco volumen de juego por la propuesta encogida del Atlético. El tanto supuso la primera vez que el equipo de Simeone se pusiera por detrás en el marcador en un partido de Liga desde el pasado 30 de junio cuando se enfrentó al Barcelona en el Camp Nou (2-2). Un total de 1.393 minutos (23 horas y 13 minutos) sin la necesidad de tener que igualar el marcardor.

No compareció el Atlético en casi todo el primer tiempo. Se fue a la caseta con cero remates, y un 39% de posesión, elevada en el último tramo del primer acto, porque durante la primera media hora llegó a no rebasar el 30%.

Simeone trató de corregir con ese triple cambio que le dio una mayor solidez en el centro del campo y más juego por dentro. Por ello sorprendió el cambio de João Félix en el momento en el que el juego había mejorado y Lemar había tenido el empate en un remate escorado, pero con Courtois vencido.

El luso se marchó airado. Su patada a una botella cuando se acomodó en la tribuna se suma a los gestos de disconformidad que ya mostraron Saúl y Luis Suárez cuando fueron sustituidos en Salzburgo. Al charrúa se le vio físicamente muy bajo. También le perjudicó el abandono de la teoría de Simeone de que el equipo había dado ese paso adelante por su llegada. El paso atrás trajó la primera derrota del Atlético en este curso.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS