Yeremi Pino, el talento callejero del Villarreal

A los 18 años, el jugador canario, en la cantera amarilla desde cadete, emerge con su frescura, desborde y gol

El delantero del Villarreal, Yeremi Pino.
El delantero del Villarreal, Yeremi Pino.Domenech Castelló (EFE)

“El fútbol no espera, exige rendimiento inmediato”. Las palabras de Unai Emery recientemente pronunciadas para justificar la escasa participación de Take Kubo en el Villarreal, ponían de relieve el escaso rendimiento del futbolista japonés cedido por el Madrid. En contraste con Yeremi Pino, el último producto de la cantera amarilla, que ante el Athletic revolucionó el ataque y anotó su primer gol en LaLiga. El técnico de Hondarribia ha encontrado en el jugador canario de 18 años una joya para pulir y que está gozando de un protagonismo que Kubo no ha alcanzado. En las dos últimas jornadas, el japonés no ha disputado un solo minuto, anulada su presencia por la irrupción de Yeremi Pino.

“Destaca en Yeremi su carácter para afrontar la competición. Cuando más difícil es el reto, más capaz es de demostrar su potencial”, analiza Nando Martínez, integrante del cuerpo técnico del filial. “Mantiene la esencia de cuando jugaba en la calle de pequeño”, subraya Martínez, que ve en Yeremi un futbolista inteligente y analítico. “Tiene la capacidad para observar los movimientos de los compañeros y a partir de ahí integrar sus cualidades en favor del rendimiento colectivo. Además, vive para el fútbol y afronta el día a día con entrenamientos complementarios, nutrición y descanso. Yeremi ha sido y es una bendición para sus entrenadores”, considera Nando Martínez.

En el club remarcan la personalidad del canario. “Es exigente, ambicioso y se cabrea en los entrenamientos cuando no le salen las cosas. Y es persistente. Si no le sale un regate insiste porque sabe que en cuanto desborde va a ser gol. No le importa fallar porque confía mucho en sus cualidades”.

Unai Emery ha encontrado en Yeremi un filón para el ataque. “Es versátil, puede jugar en cualquier banda o de delantero. Es capaz de ir al espacio, recibir al pie e irse del rival con el control. Si le das metros te encara. Hay pocos jugadores de su perfil”, se felicitan en La Cerámica.

Yeremi tiene prisa, entiende que el fútbol no aguarda. En la Liga Europa, competición que para Emery ha supuesto un banco de pruebas para dar minutos a la plantilla y comprobar la calidad de la cantera, el canario solucionó un problema para el Villarreal en el choque ante el Qarabag disputado en Turquía. Yeremi, que nueve días antes, el 20 de octubre, estrenaba mayoría de edad, entró en el minuto 74 y seis después anotó su primer gol. Lo hizo con un disparo a la escuadra tras adentrarse en el área y fintar a su defensor, y que supuso el empate e inicio de la remontada. Su debut en el primer equipo amarillo ocurrió una semana antes, contra el Sivasspor turco. En LaLiga hizo su primera aparición en el Carranza, en la séptima jornada, y estrenó titularidad el pasado sábado en el Sadar ante Osasuna, aprovechando la oportunidad con un pase de gol para Fer Niño. Tres días atrás, en la Copa, abrió la goleada ante el Leioa (0-6). Yeremi, que en su camiseta número 30 se anuncia como Yeremy porque así le gusta, suma 340 minutos y tres goles, uno por competición (Liga, Liga Europa y Copa).

El canario es un fijo en las selecciones inferiores de la Roja. Hace un año se perdió el Mundial sub-17 de Brasil por un traumatismo ocular que le infringió en un entrenamiento, y de manera involuntaria, Pedri, la sensación canaria y nuevo socio de Messi.

Yeremi podría estar hoy compartiendo retos y sueños en el Camp Nou con su paisano Pedri, que es de su misma quinta. Nacido en Gran Canaria en octubre del 2002, ingresó en el Villarreal en 2016 a los 14 años, reclutado tras un campeonato de selecciones autonómicas disputado en Canarias. Pretendido por otros grandes clubes como el Barça, la familia del futbolista desechó la oferta de La Masia convencida de la idoneidad para el futuro del jugador del proyecto formativo del Villarreal, su residencia de Miralcamp y las oportunidades de proyección que se conceden a los talentos para alcanzar el primer equipo. Yeremi ha quemado etapas rápidamente, hasta seducir a Emery. El técnico vasco ya lo considera un jugador importante en un Villarreal que aspira este curso al primer título de su historia. Y Yeremi quiere ser protagonista.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS