La salida de Diego Costa del Atlético se enreda

El club solo dejaría salir al jugador gratis si se marcha a un club que no sea competencia ni en la actual Champions ni en la Liga

Diego Costa celebra el tercer gol del Atlético contra el Elche, durante el partido correspondiente a la jornada 14 de la Liga de Primera División. / Ballesteros (EFE)
Diego Costa celebra el tercer gol del Atlético contra el Elche, durante el partido correspondiente a la jornada 14 de la Liga de Primera División. / Ballesteros (EFE)Ballesteros (EFE)

Lo que parecía que sería una salida amistosa de Diego Costa (32 años) del Atlético, amparada en hipotéticos problemas familiares, se tornó este lunes en una negociación sin frutos. El jugador, que acaba contrato el próximo 30 de junio, había comunicado el domingo su intención de marcharse en enero. El club parecía dispuesto a aceptar la salida ante los citados supuestos problemas personales. Sin embargo, este lunes por la mañana, el abogado del jugador consultó las condiciones de salida y se encontró con la oposición de la dirigencia del Atlético si su destino era un club con el que compita directamente con sus intereses. Según fuentes de la entidad rojiblanca, al representante del delantero se le comunicó que si este iba a un club clasificado para los octavos de final de la presente edición de la Champions League este debería pagar una indemnización. También habría penalización monetaria si el club elegido era un competidor directo en la Liga.

En el Atlético comenzaron a dudar cuando detectaron que el acuerdo para la salida del jugador dejaba de ser amistoso al imponer cláusulas que restringían los posibles destinos. En la última conversación mantenida este lunes por la tarde no hubo acuerdo. Costa dijo que estudiará las cláusulas. Solo si es un club brasileño o no europeo podría irse gratis.

Fuentes próximas al jugador también aseguran que los problemas familiares no tienen tanto peso como los argumentos reales de Costa, condicionados por estar en la recta final de su carrera y ante la oportunidad de firmar su último contrato. Las citadas fuentes aseguran que Costa está convencido de que cuanto más tiempo pase en el Atlético más se va a devaluar por el rol de secundario al que le relegó la llegada de Luis Suárez el pasado verano. Desde hace una semana aproximadamente, el jugador le ha expresado a personas de su entorno su intención de abandonar el Atlético para buscar un equipo que le conceda más protagonismo.

El conflicto desatado es otro borrón más en esta segunda etapa de Costa como rojiblanco desde que este regresó en junio de 2017 procedente del Chelsea, aunque no pudo debutar hasta enero de 2018 por la sanción de la FIFA que impedía al club inscribir jugadores. Estos tres años han estado marcados por la cadena de lesiones musculares que ha padecido y por las dos intervenciones a las que ha tenido que ser sometido. En noviembre de 2018 hubo que recolocarle un tornillo del quinto metatarsiano del pie derecho que le fue implantado en una intervención en 2006. En diciembre de 2019 también tuvo que ser operado de una hernia discal cervical que le mantuvo casi tres meses de baja. Los esfuerzos que hizo por jugar, antes de ser intervenido y arrastrando esas dolencias, le valieron que Simeone redoblara su fe en un jugador que considera que le aporta el espíritu combativo que demanda. El técnico argentino le ha concedido muchas titularidades aunque no estuviera bien físicamente.

Los números de Costa desde su regreso han estado muy por debajo de los esperados. En la mitad de la temporada 17-18 que pudo disputar, no debutó hasta enero, jugó 23 partidos y marcó siete goles. En la 18-19, registró 21 encuentros y cinco tantos. En el inicio de ese curso, tras marcar dos goles en la final de la Supercopa de Europa conquistada ante el Real Madrid, reclamó un aumento de sueldo azuzado por la millonaria renovación que había firmado Antoine Griezmann. El club se negó a subírselo, al considerar que estaba bien pagado con los 10 millones de euros netos que le firmó a su regreso. En la campaña 19-20 jugó 30 partidos e hizo cinco goles. En la actual, dos tantos en cinco encuentros, ha padecido una lesión muscular y también un trombo venoso en su pierna derecha que le dejó como secuela la covid-19.

Simeone siempre ha sido el gran valedor de Costa. “Nos da energía”, repetía el técnico cada vez que estaba a punto de reaparecer. Por su parte, el club lleva un par de años intentando traspasarle, pero no encontró ofertas que le ayudaran a recuperar los 45 millones de euros que pagó por su regreso. Tampoco Costa dio con una entidad dispuesta a asumir su ficha. Si ahora la tiene, pero es competidor del Atlético, la salida no será fácil.</CW>

Sobre la firma

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción