Otro tiempo, un fútbol nada clásico

El calendario y otros efectos de la pandemia embolican un campeonato con muchas variantes

Gerard Moreno marca gol contra el Osasuna.
Gerard Moreno marca gol contra el Osasuna.Jesus Diges (EFE)

Las estrecheces de un calendario sin fechas y los efectos derivados de la pandemia están provocando en el Campeonato de Liga un desorden generalizado que incide directamente en el orden clásico de la competición. Partidos atrasados y adelantados; una clasificación equívoca en la que todos los equipos no han disputado los mismos encuentros; los constantes cambios de líder y colistas; la escasez de goles; la irregularidad pluralizada con escasas excepciones; las lesiones…

Una concatenación de accidentes que deforma hasta los clásicos balances propios de la época y las ocurrentes comparaciones con la temporada anterior. El parón de la Liga por Navidad era propicio para recuperar los datos, números y sensaciones del primer tercio del Campeonato y analizar el momento de cada equipo, pero las circunstancias mandan. Por no haber, en este curso no hay ni descanso, mientras que en el pasado después de la jornada 18 (22-12-19) el balón paró hasta el 3-1-2020, en el presente se entrelazan las jornadas con dos fechas intersemanales. Un sofoco sumado al encaje de las jornadas de las competiciones europeas y las ventanas de las selecciones. Un maratón que ha despertado las críticas de técnicos y jugadores, que han lamentado que prevalezcan los intereses económicos que la salud de los futbolistas. Una de las consecuencias, la proliferación de lesiones.

Siete líderes

Nunca en la Liga se había vivido una situación tan casual más propia de la Premier que siempre se caracterizó por un calendario más caótico provocado por alternarse con las otras competiciones domésticas y los partidos de desempates de estas. Oficialmente se han disputado 15 jornadas, pero tres equipos solo han disputado 13 encuentros (Atlético, Sevilla y Elche). Con 14 están Barcelona, Granada, Getafe, Levante y Osasuna. Por el contrario, la Real Sociedad ya suma 16 porque ha disputado uno adelantado.

En estas 15 fechas hasta siete clubes han pasado por el liderato (Real Sociedad, 6 jornadas; Atlético, 3; y Real Madrid, Granada, Betis, Getafe y Valencia, 1) y nueve (Osasuna, Huesca, Valladolid, 3; y Elche, Athletic, Cádiz, Alavés, Celta y Levante, 1) por la posición de colista.

En LaLiga, nueve equipos han sido ya colistas al menos una vez

Al pararse la competición la temporada pasada tras la jornada 18, los cuatro primeros entraban dentro de los pronósticos: Barcelona (39 puntos), Real Madrid (37), Sevilla (34) y Atlético (32) y los cuatro se mantuvieron arriba al final con los de Zinedine Zidane en el primer puesto y los de Diego Pablo Simeone en el tercero. Sin embargo, en la presente, solo en las últimas jornadas se ha normalizado la situación con la reacción del Real Madrid, cuatro victorias consecutivas, que le ha alzado al segundo puesto.

Durante el primer tramo de la competición tanto los blancos como otro de los eternos favoritos al título, el Barcelona, han estado fuera de las posiciones de la Liga de Campeones. De hecho, los de Ronald Koeman, quintos, todavía lo están. Real Sociedad y Villarreal completan ahora, junto al Atlético, líder, y el Real Madrid las cuatro primeras plazas.

Menos victorias locales

En lo que va de temporada se han disputado 145 partidos ligueros y se han marcado 348 goles, una media de 2,4 por encuentro. Se han dado 57 victorias locales, 44 empates y 44 triunfos visitantes. En comparación con la temporada anterior el dato más interesante es que han crecido el número de igualadas. Los triunfos caseros han pasado del 50 al 40 por ciento. En comparación con otros Campeonatos, en la Liga, como en Francia, todavía siguen ganando más los equipos como locales. Por el contrario, en Inglaterra, Alemania e Italia se imponen más a domicilio.

En la Premier, la Bundesliga y la Serie A hay más triunfos visitantes

En cuanto a los goleadores se refiere, el curso anterior llegó al parón con 469 goles y una media de 2,6 por partido. Messi era tras esa jornada 18 el máximo realizador con 13 tantos, seguido de Benzema (12) y Luis Suárez, Ángel y Gerard Moreno (10). Ahora la media de goles es de 2,4 y los tres delanteros más prolíficos, Benzema, Gerard Moreno (cuatro de penalti) y Aspas (tres) tienen ocho goles cada uno. Messi, Oyarzabal y Luis Suárez suman siete.

Evolución del Atlético

Ningún equipo ha sorprendido con un sistema ni una ocupación de los espacios fuera de lo común. La novedad más llamativa es la del líder, el Atlético de Madrid, que no solo ha dado una vuelta a su dibujo táctico, sino que, además, ha evolucionado en su estilo con un fútbol más ofensivo y mayor presencia en campo contrario, lo que mejora su posesión en esa zona. Pero su media, 53 por ciento, le coloca en octava posición de la clasificación en esta materia.

Simeone ha alternado en las últimas jornadas su clásico 4-4-2 con un versátil 3-5-1 que permite acumular muchos hombres por delante del balón y establecer varias líneas posicionales que mantienen al bloque muy junto. A pesar de ese avance ofensivo es el equipo menos goleado con solo cinco tantos en contra. Sus 26 goles a favor solo son superados por el Real Madrid (27) y el Barcelona (28).

Hace un curso, en España se habían anotado el doble de faltas directa

El otro equipo que se ha ganado los elogios por su juego ofensivo y vistoso ha sido la Real Sociedad. Llegó a ocupar el liderato, pero las lesiones de futbolistas vitales (Aritz Elustondo, Silva, Oyarzabal…) y su participación en la Liga Europa le han afectado en su rendimiento. Ahora lleva seis partidos ligueros sin ganar.

Más penaltis

En los 145 encuentros disputados se han señalado 60 penaltis, un promedio de 0,41 por partido. De ellos 48 acabaron en gol y 12 se fallaron, un 80 por ciento de acierto. Si esta estadística confirma la tendencia alcista de esta suerte del juego, más rotunda es la que afecta a los goles de falta directa. Solo se han marcado cinco en lo que va de temporada y dos de ellos fueron producto de dos lanzamientos laterales que acabaron entrando directamente y en un tercero el balón tocó en un componente de la barrera antes de convertirse en gol. Messi, por ejemplo, no ha marcado ningún tanto de lanzamiento de falta. En la edición anterior, antes del parón por vacaciones navideñas, se habían materializado nueve faltas directas. Casi el doble que en este curso.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción