Rudy mantiene lanzado al Real Madrid

El equipo de Laso se sobrepone a las bajas y suma ante el Asvel la duodécima victoria seguida en Euroliga

Rudy lanza a canasta ante Jekiri.
Rudy lanza a canasta ante Jekiri.R. Madrid

El Real Madrid inició el 2020 con un triunfo (78-87) este viernes en su visita al Asvel Lyon, en la jornada 17 de la fase regular de la Euroliga. El equipo blanco cierra la primera vuelta con 12 victorias seguidas y en lo alto de la clasificación junto a Anadolu Efes.

La maquinaria de Laso no dio pie a echar de menos a Llull, Deck, Randolph, Carroll y Reyes. Pese a un primer cuarto en el que no entraron los triples, el Madrid tuvo recursos de sobra. Mickey y Thompkins lo fueron de inicio, más las asistencias de Campazzo (21-23). La defensa blanca complicó más a los galos, sin la segunda oportunidad del rebote ofensivo, en un segundo parcial visitante.

ASVEL LYON, 78 ; REAL MADRID, 87

Asvel Lyon: Maledon (7), Taylor (9), Kahudi (18), Jean-Charles (10) y Jekiri (6) —quinteto inicial—; Diot (-), Lighty (5), Payne (11), Lomazs (10), Noua (-) y Bako (2).

Real Madrid: Campazzo (2), Causeur (11), Thompkins (20), Mickey (18)y Tavares (6) —equipo inicial—; Laprovittola (12), Rudy (18), Taylor (-) y Mejri (-).

Parciales: 21-23, 16-29, 22-20, 18-15.

Árbitros: Rocha (POR), Mogulkoc (TUR) y van den Broeck (HOL). Sin eliminados.

Astroballe, 5.560 espectadores.

Las ausencias no impidieron ver a un gran Madrid, liderado por Rudy Fernández (18 puntos) tanto en defensa como en ataque, Trey Thompkins (20) y Jordan Mickey (18). Los blancos se ponen 14-3 en lo alto de la tabla, de donde se cayó el Barça el jueves ante Baskonia, mientras los galos, que defendieron su fortín pese a verse 20 abajo, se quedan 8-9 en el atasco por entrar en el top 8.

La irrupción de Rudy Fernández, con 11 puntos en el segundo cuarto, Thompkins y un gran relevo de Laprovittola dieron una marcha más a los blancos. El paso al frente de la segunda unidad que necesitaba el Madrid hizo desinflarse al Asvel con un 37-52 al descanso. Kahudi y Jekiri buscaron la reacción local, pero el Madrid no descuidó su cómoda renta, más acertado, con Causeur y Tavares.

El de Cabo Verde volvió tras apenas participar en el primer tiempo por las faltas e intimidó de lo lindo junto a Mickey. Llegando al último cuarto, la renta de 20 para los blancos convirtió en misión imposible la defensa gala del pabellón Astroballe. Sin embargo, dos triples de Payne permitieron a los locales ganar el tercer cuarto y rebajar ese colchón con algo de fe con la mirada puesta en los últimos 10 minutos.

El peligro de una cancha que vende cara la derrota lo sujetaron Rudy y Tavares con sus acciones defensivas, y un intercambio de canastas que impidió la épica gala. Tras la derrota en el Clásico liguero ante el Barça, el Madrid empieza nuevo año igual de lanzado que el anterior en Euroliga, con 12 victorias seguidas y esa sensación de equipo maduro que funciona de memoria con Laso.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS