El Valencia se arrima a los ‘playoffs’ con otra remontada

Lloyd empujó al equipo español ante el Alba Berlín tras un mal inicio

Lloyd, del Valencia, lanza a canasta ante Eriksson, del Alba Berlín.
Lloyd, del Valencia, lanza a canasta ante Eriksson, del Alba Berlín.M. Á. Polo (EFE)

El Valencia Basket se impuso este viernes por 91-77 al Alba Berlín en la jornada 17 de la Euroliga, protagonizando otra remontada y arrimándose con ello a los playoffs, tras un partido en el que destacó el escolta estadounidense Jordan Loyd para los locales con sus 19 puntos. Los pupilos de Jaume Ponsarnau repitieron su buen desempeño y se colocan con un balance de 8-9 en plena estela de los playoffs. Mientras, el conjunto berlinés se sitúan con un registro de 5-12 y continuó en las últimas posiciones de esta exigente Euroliga.

Sobre el parqué de La Fonteta el equipo taronja comenzó bien el año en la máxima competición europea y emuló su reciente remontada contra el Fenerbahçe. Esa aportación de Loyd lideró a los suyos para doblegar a un Alba que revivió temores, ya que en este pabellón perdió el año pasado la final de la Eurocup.

VALENCIA BASKET, 91 ; ALBA BERLÍN, 77

Valencia Basket: Colom (6), Loyd (19), Doornekamp (15), Motum (2) y Dubljevic (10) —equipo inicial—; Van Rossom (2), Marinkovic (4), Abalde (16), Tobey (11), Labeyrie (-), San Emeterio (6) y Vives (-).

Alba Berlín: Hermannsson (13), Eriksson (14), Ogbe (-), Sikma (4) y Nnoko (10) —equipo inicial—; Mason (5), Giffey (8), Mattisseck (3), Schneider (3), Nikic (2), Cavanaugh (2) y Giedraitis (13).

Parciales: 18-27, 19-15, 25-15 y 29-20.

Árbitros: Radovic (CRO), Petek (ESL) y Udyanskyy (RU). Sin eliminados.

La Fonteta, 7.812 espectadores.

Los planes del Alba funcionaron mucho tiempo. Eligiendo el tiro exterior como arma más dañina, los discípulos de Aíto García Reneses tomaron la delantera en el marcador y superaron la decena de ventaja un par de veces (6-17, 16-27), en un periodo inaugural que tuvo un solo color. Y ese color era el azul de la indumentaria visitante, tapando con astucia los arreones de Bojan Dubljevic en el poste bajo. Por ello acudieron Jordan Loyd y Aaron Doornekamp al rescate de los locales, que redujeron las distancias justo antes del descanso (37-42) para salir luego espoleados.

Esa pausa intermedia le sentó de fábula al Valencia Basket, que le endosó a su adversario un parcial de 18-8 para voltear la situación (55-50). Emergió entonces la figura de Alberto Abalde, que ha alcanzado el invierno en un gran estado de forma, para dar la puntilla a un cinjunto alemán subido a lomos de Rokas Giedraitis y de Marcus Eriksson para no aflojar.

Pese al 62-57 que reflejaba el electrónico de La Fonteta tras agotarse el minuto 30, el inicio del cuarto periodo añadió algo de nervios por un conato de reacción visitante. Con 74-71, a casi cinco minutos de acabar, los de García Reneses echaron en falta un mayor acierto en la pintura y se quedaron sin recompensa para ese esfuerzo de última hora.

Abalde y especialmente Loyd dejaron bien amarrada la victoria del Valencia Basket, con un resultado quizá más amplio de lo que merecía el Alba. El equipo valenciano, además de estar cerca de sellar su billete para la Copa del Rey, sube sus prestaciones en el máximo torneo continental.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS