El Barça resucita en Atenas

El paso al frente de Abrines, Higgins y Delaney y la omnipresencia de Mirotic voltean a un Panathinaikos que llegó a dominar por 11 puntos

Mirotic protege el balón ante Calathes.
Mirotic protege el balón ante Calathes.GEORGIA PANAGOPOULOU (EFE)

El Barça salió fortalecido del OAKA de Atenas con un espléndido final de partido —12-25 en el último cuarto— y alivió sus penas. El paso al frente de Abrines, Delaney, Higgins y el omnipresente Mirotic le redimió cuando amenazaba ruina. El Barça estuvo durante muchos minutos a merced del Panathinaikos, y acabó a todo trapo, devastador, apropiándose del mando del juego, del marcador y de las mejores sensaciones.

PANATHINAIKOS, 81; BARÇA, 92

Panathinaikos: Calathes (10), Fredette (13), Papapetrou (12), Bentil (9), Papagiannis (14) –equipo inicial-; DeShaun Thomas (9), Rice (4), Rautins (0), Pappas (3), Vougioukas (6), Wesley Johnson (1) y Mitoglou (0).

Barça: Hanga (5), Higgins (17), Claver (4), Mirotic (20), Tomic (9) –equipo inicial-; Davies (7), Oriola (0), Abrines (13), Delaney (15) y Kuric (2).

Parciales: 23-20, 22-18, 24-29 y 12-25.

Árbitros: Lamonica, Javor y Mogulkoc. Señalaron una falta técnica a Pesic.

OAKA de Atenas. 11.003 espectadores.

Durante casi tres cuartos de partido, el equipo azulgrana no parecía haberse quitado de encima las malas vibraciones tras el mazazo por su fiasco la semana pasada en la Copa y desplegó un juego inconsistente y tibio. Su modelo durante ese largo tramo fue insuficiente para frenar el talento de Calathes, capaz de decidir cuándo y cómo superar la defensa azulgrana. Pesic se puso de los nervios por las concesiones de los suyos en defensa y sus constantes errores en ataque. El Panathinaikos pareció una apisonadora.

Calathes iba directo hacia un histórico triple doble —acabó con 10 puntos, 11 asistencias y 7 rebotes— y el ala-pívot de Ghana, Bentil, se erigió en el héroe momentáneo del día por la manera en que desmoronó la defensa del Barça. La brecha era importante cuando ya se acercaba el final del tercer cuarto (59-48).

Más información
Alarde de firmeza del Real Madrid ante el Fenerbahçe
El rebote condena al Baskonia

Pero justo cuando peor lo estaba pasando, el Barça reaccionó. Sus jugadores hicieron de la necesidad virtud, muchos más agresivos y rápidos. El equipo de Pesic fue más vertical cuando la jugada lo requería y cuando no, buscó segundos pases para evitar lo que le sucedió en el primer tiempo, abrumado por los cinco tapones que le pusieron los pívots del Panathinaikos.

Las acciones en ataque de Higgins y Abrines fueron demoledoras para la defensa del Panathiniaikos. Se añadieron a ellos Davies, Delaney y Mirotic. El Barça pareció otro. Obtuvo un parcial de 2-10 y se situó por primera vez por delante (69-70). Volvió Calathes a la cancha tras un breve descanso. Pero nada cambió. El Barça, que había sumado dos triples hasta el descanso, añadió nueve tras la reanudación, dominó el rebote (31-38) y voló hacia una victoria reparadora y se permitió incluso no sufrir lo más mínimo en los últimos compases del encuentro.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS