Dúbov confirma que dispara muy rápido

El ruso y Carlsen dominan sus duelos de cuartos de final frente a Kariakin y So, respectivamente

Danil Dúbov, durante el Festival de Gibraltar, en 2018
Danil Dúbov, durante el Festival de Gibraltar, en 2018Sophie Triay/Gibraltar Chess

Si es verdad, como muchos expertos sostienen, que el talento se ve más en el ajedrez rápido, Danil Dúbov tiene muchísimo. El ruso, de 24 años, campeón del mundo de rápidas en 2018, ha doblegado hoy con relativa facilidad (3-0) a su durísimo compatriota Serguéi Kariakin. El campeón del mundo, el noruego Magnus Carlsen, batió con similar claridad (2,5-0,5) al estadounidense Wesley So en otro duelo (se juega al mejor de tres) de cuartos de final del torneo por internet Lindores Abbey. Las eliminatorias Nakamura-Aronián y Yu-Ding continúan este lunes con ventaja de los primeros.

Cada vez hay más motivos para estimar que Carlsen acertó, hace dos años, cuando contrató a Dúbov como analista para la final del Mundial frente a Fabiano Caruana. Muy brillante desde su adolescencia, Dúbov no es tan consistente en las partidas lentas (38º del mundo, en todo caso) como en las rápidas (12º) pero, más allá de los números, sus partidas sugieren una gran profundidad de conceptos y un minucioso trabajo de laboratorio. Desde marzo lo ha hecho en Yekaterimburgo, donde fue comentarista en directo del Torneo de Candidatos, porque considera que el COVID-19 es más peligroso en Moscú, donde reside oficialmente, que en la capital de los Urales.

Kariakin no es muy brillante solo como defensor (en el mundillo de la élite se le ha bautizado como ministro de Defensa), sino también por su técnica de finales y preparación de las aperturas. Pero Dúbov lo ha retado hoy en los tres frentes y -esto quizá sea lo más importante- ha eludido entrar en posiciones muy técnicas, donde Kariakin puede ganar por aburrimiento al más pintado. En lugar de ello, el joven ruso ha buscado posiciones agudas incluso tras ganar el primer asalto, cuando el juego conservador podía parecer más sensato.

Wesley So, durante el Festival Tata de Wijk aan Zee (Países Bajos) de 2016
Wesley So, durante el Festival Tata de Wijk aan Zee (Países Bajos) de 2016Fernando Urías

El otro duelo ha sido mucho menos vibrante, por culpa de So. Primero cometió un fallo de memoria, en cuanto a su preparación casera, en la primera partida, que perdió justo cuando el duelo teórico alcanzaba su punto de mayor interés. Tal frustración no le impidió aprovechar muy bien la iniciativa de las piezas blancas en la segunda para lograr una posición casi ganadora; pero Carlsen logró escabullirse, y la posición era entonces de claro empate; sin embargo, So se empeñó en porfiar por la victoria, y perdió.

Lo peor estaba aún por llegar: So ofreció tablas en la jugada 18 del tercer asalto, cuando estaba obligado a ganarlo. Esa chirriante falta de combatividad es significativa sobre su fortaleza psicológica y ambición, y contribuye a entender por qué sus partidas casi nunca son brillantes, a pesar de que se mantiene durante años entre los diez mejores del mundo. Su ambición es inversamente proporcional a su talento y preparación.

En ambos duelos hubo sendas interrupciones por fallos técnicos. Aunque se solventaron en pocos minutos, Carlsen se quejó de ello durante su entrevista posterior en Chess24, el club virtual que organiza el torneo: “Las normas dicen que el jugador no desconectado debe mantenerse en cámara durante la interrupción, lo que me parece bien. Pero ya no tienes forma de ver a tu rival. Quiero dejar muy claro que no tengo la más mínima sospecha sobre ninguno de mis colegas. Además, no sería difícil acceder al contenido de las cámaras, que siguen grabando, aunque no estén conectadas a la red. Pero es una sensación muy incómoda, sobre la que habría que hacer algo”.

Todos los resultados de la primera fase: aquí

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS