Niepómniachi cae muy frustrado ante Carlsen

El ruso desaprovecha dos ventajas aplastantes, mientras So gana a Nakamura la 1ª manga de semifinales

Ian Niepómniachi
Ian NiepómniachiLennart Ootes/Chess24

Tener al campeón del mundo dos veces contra las cuerdas, tambaleante, y no tumbarlo es una de las mayores frustraciones de un ajedrecista de élite. El ruso Ian Niepómniachi lo ha sufrido hoy en la 1ª manga de las semifinales del torneo rápido por internet Skilling Open (Chess24), que Magnus Carlsen ha ganado por 2,5-1,5. En el otro duelo, sorpresa relativa: el estadounidense Wesley So se ha impuesto (2,5-1,5) a su compatriota Hikaru Nakamura. La 2ª manga se disputa este sábado.

Tal como ocurrieron los hechos, es poco arriesgado afirmar que a Niepómniachi le falló hoy algo relacionado con la psicología, y no con la preparación ni la técnica ni la resistencia física. Quizá todo tenga que ver con la desgracia que sufrió en el primer asalto cuando se dejo una pieza colgada en plena apertura, y se rindió tras solo 26 movimientos.

Y el 2º asalto le trajo el 2º disgusto. En un final de caballos y peones con ventaja ganadora, y en una posición relativamente fácil de calcular para las grandes estrellas (el principal recurso salvador para quien defiende es sacrificar su caballo para lograr una posición de tablas forzadas), el ruso permitió que el campeón le hiciera el truco que arruinaba toda su gran labor anterior.

Las blancas ganaban con 50 a5. En lugar de ello, Niepómniachi jugó 50 Cg6 Cd5 51 Cxf4 Ce3+ 52 Re4 Cxg2 53 Cxg2 Rc5. Tablas.
Las blancas ganaban con 50 a5. En lugar de ello, Niepómniachi jugó 50 Cg6 Cd5 51 Cxf4 Ce3+ 52 Re4 Cxg2 53 Cxg2 Rc5. Tablas.ChessBase

Tercera partida, tercer berrinche, que esta vez se produjo en ambos lados, porque las cámaras mostraron la enorme irritación de Carlsen cuando perdió la conexión “sin ninguna causa que lo justifique”, según explicó después: “Me veía perdiendo esa partida de la manera más tonta. Por fortuna, logré reconectarme en menos de los treinta segundos que establece el reglamento”.

Tras un excelente juego del ruso, esta vez se llegó a un final de torres ganador para él. Y entonces ocurrieron dos cosas en dirección contraria: Carlsen exhibió su finísima e impresionante capacidad de encontrar casi siempre la mejor defensa; mientras tanto, Niepómniachi no hizo lo que cualquier jugador de cierto nivel sabe que se debe hacer en ese tipo de posición: llevar el rey propio a apoyar el peón pasado, aunque ello cueste la pérdida de otro peón en el flanco opuesto; incluso si no veía con claridad la línea ganadora, era sin duda su mejor plan. El ruso, que obviamente aprendió ese principio cuando era niño, tuvo varios momentos para aplicarlo, y ganar, pero algo embarraba su cerebro. Y otra vez tablas.

Eso terminó de minar su moral de tal manera que, en el cuarto asalto, con blancas, eligió una apertura apropiada para hacer tablas, cuando él necesitaba ganar a toda costa. Tras el tercer empate aceptó ser entrevistado por los comentaristas de Chess24, y dijo: “Creo que fue [Emanuel] Lasker [campeón del mundo de 1894 a 1921] quien dijo que lo más difícil es ganar una posición ganadora. Hoy se ha demostrado que tenía razón, y que debo trabajar duro en esa faceta del juego”.

Sin embargo, Niepómniachi parece olvidar que Lasker también fue la primera gran estrella del ajedrez que resaltó la enorme importancia de la preparación psicológica. Y más bien parece que esa es la faceta donde el ruso debería esforzarse. Y la misma conclusión es válida para Nakamura, aunque por razones muy distintas: está jugando definitivamente peor que en los meses anteriores, y la explicación más lógica es la enorme cantidad de tiempo y energía que dedica a sus famosas charlas y exhibiciones en Twitch, difícilmente compatibles con la preparación exhaustiva y sistemática que debe mantener un astro del ajedrez.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS