Dúbov empata un gran duelo con Carlsen

Vachier-Lagrave y Aronián tumban a los estadounidenses So y Nakamura, respectivamente

Danil Dúbov, durante el torneo de Gibraltar de 2018
Danil Dúbov, durante el torneo de Gibraltar de 2018Sophie Triay/Gibraltar Chess

El ruso Danil Dúbov, de 24 años, confirma su enorme dureza, añadida a su creatividad y valentía, tras empatar con el campeón del mundo, el noruego Magnus Carlsen, en la 1ª manga de cuartos de final del torneo rápido Airthings Masters (Chess24). Los estadounidenses Wesley So y Hikaru Nakamura, favoritos junto a Carlsen, acusaron quizá la diferencia horaria y perdieron ante el francés Maxime Vachier-Lagrave (1-3) y el armenio Levón Aronián (1,5-2,5). También empataron (cuatro tablas) el azerbaiyano Teimur Radyábov y el ruso Ian Niepómniachi. La 2ª manga y los eventuales desempates se disputan este miércoles.

“Magnus puede perder de vez en cuando, por supuesto, pero no como hoy. La partida que le he ganado quizá sea la peor suya en todo el año”, manifestó Dúbov. Unos minutos antes, el escandinavo le había dado la razón: “Es verdad que Danil me estaba presionando bien. Pero la posición no era tan difícil. Por algún motivo he dejado de calcular y, de pronto, estaba perdido”, explicó Carlsen desde un hotel de playa del hemisferio sur cuya ubicación no ha desvelado.

Datos sólidos auguraban que el duelo contra Dúbov iba a ser duro para Carlsen, porque el ruso le había ganado tres veces este año, por una victoria del noruego y dos empates. Tras las tablas que firmaron en su única partida lenta (Wijk aan Zee, en enero), su doble enfrentamiento de partidas relámpago en el Memorial Steinitz (mayo) se saldó a favor de Dúbov por 1,5-0,5. Siguieron sendas victorias del eslavo en los torneos rápidos Lindores (mayo) y Chessable (junio). Y el escandinavo consiguió la única suya dos días después, también en el Chessable.

Lo acontecido durante el 75% inicial del primer asalto confirmaba ese presagio: Dúbov, con negras, mantenía una posición saludable, aunque se iba apurando peligrosamente de tiempo. Ello se tradujo en un final de torres con ventaja microscópica de Carlsen, quien exhibió su conocido virtuosismo para torturar a rivales que también están muy apretados por el reloj. Había un camino para el empate, pero el ruso no lo encontró, y acabó perdiendo.

El vigor y la creatividad de Dúbov dominaron la segunda partida. Esta vez fue Carlsen quien tuvo que defenderse con gran exactitud, pero lo hizo y arrancó el medio punto que ponía bajo gran presión de nuevo a Dúbov, con negras en el tercer asalto.

Y entonces ocurrió algo muy inesperado, que reafirma dos cosas: la impresión, consolidada durante varios torneos a lo largo de la pandemia, de que Dúbov es uno de los miembros más interesantes y peligrosos de la élite; y la baja forma del campeón. El ruso se desvió en la jugada de una partida de Carlsen contra Mamediárov en 2019. A primera vista, no pasaba nada especial, pero pronto se vio que el rey del campeón corría peligro. Bastaba un error, Carlsen lo cometió y fue fulminado. Su semblante de impotencia durante las últimas jugadas era un poema.

El noruego quedó seriamente lastrado en su moral por ese golpe: su juego en la cuarta partida indica claramente que ansiaba empatarla y dejar la lucha para mañana. La estadística es ahora aún más sólida que 24 horas antes en cuanto al balance de los enfrentamientos entre ambos este año: cuatro victorias del ruso, dos del noruego y cuatro empates. Carlsen reconoció que su situación es delicada: “Danil me conoce muy bien porque ha trabajado como analista para mí en Campeonatos del Mundo. Y todo el mundo coincide en que es un rival muy duro para cualquiera”.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS