El divorcio Barça-Heurtel, en situación límite

El club y el base, que puede quedar relegado al filial, apuran la negociación ante el cierre de mercado este miércoles en la Euroliga

Heurtel, en un Barça-Estrella Roja, el 20 de noviembre de 2020.
Heurtel, en un Barça-Estrella Roja, el 20 de noviembre de 2020.Rodolfo Molina (Euroleague Basketball via Getty )

La relación entre el Barça y su base Thomas Heurtel acabó a la tremenda el 22 de diciembre y debe quedar saldada este miércoles coincidiendo con el cierre del mercado de fichajes y traspasos en la Euroliga. Aquel día el club se sintió despechado al enterarse de que el jugador francés estaba negociando su pase al Real Madrid. Los dirigentes azulgrana montaron en cólera y, en una decisión sin precedentes, prohibieron a Heurtel volver a Barcelona en el vuelo chárter con el resto de la expedición que se había desplazado a Estambul para disputar un partido ante el Anadolu Efes.

Albert Soler, director del área de deportes profesionales del Barcelona, defendió la decisión de obligar al jugador a volver a Barcelona solo y en un vuelo regular al día siguiente del partido ante el Anadolu. “Consideramos que no tenía ningún sentido su actuación. Estaba haciendo unas gestiones por su cuenta. Estaba negociando con un equipo español de la ACB”, explicó sin citar al Real Madrid, que se mantiene a la expectativa después de perder el concurso de su base Facundo Campazzo, que fichó por Denver Nuggets en noviembre. “Sentimos que nos estaba engañando y consideramos que no tenía ningún sentido que volviera con nosotros cuando estaba haciendo eso. En ningún caso quedó desatendido, su agente estaba con él y el club asumió los gastos del hotel y el viaje de vuelta de Estambul. No tenemos ningún remordimiento por que digan que hemos dejado abandonado a un jugador, ni mucho menos. ¿Alguien no lo entiende?”, subrayó Soler.

El club, el jugador y su representante se dieron una tregua antes de retomar las negociaciones para rescindir el contrato que les une hasta el verano de 2021. Heurtel, de 31 años, percibe una ficha anual superior a los dos millones de euros. “Lo que está claro es que ya no cuenta para la disciplina del primer equipo del Barcelona y, por lo tanto, lo más lógico sería encontrar una salida pactada con el jugador para que antes del 6 de enero, que es cuando se cierra la ventana de la Euroliga, estuviera fuera del club”, convino Soler.

El antecedente de Rice

Las conversaciones se han estirado hasta la fecha límite y fuentes próximas al club deslizaron que, de no llegar a un acuerdo, se podría repetir el episodio del base estadounidense Tyrese Rice, al que, en septiembre de 2017, se relegó al Barça B, que competía en la Leb Oro. El fichaje de Heurtel, en junio de aquel mismo año, procedente del Efes de Estambul, se cerró precisamente cuando se descartó que Rice siguiera en la disciplina del primer equipo. Ahora, el entrenador azulgrana, Saras Jasikevicius, ha dejado de contar con Heurtel y el club desea rescindir el contrato, aunque con la premisa de que no fiche por ningún club español.

“Es una situación loca. Estamos negociando para ver qué pasa”, declaró el lunes el serbio Mizko Raznatovic, representante de Heurtel. “El Barça no le quiere pero, por otro lado, no le deja libertad para ir donde quiera. No es difícil entender por qué. Evito decir más porque aún estamos negociando y espero poder anunciar pronto una decisión de todo lo que ha pasado. Sólo diré que el jugador ha actuado bien al 100%. Ha seguido las instrucciones del Barça totalmente y no ha hecho nada malo. Yo tampoco”, dijo Raznatovic.

El jugador ha sido el MVP de los dos últimos títulos obtenidos por el equipo azulgrana, las Copas de 2018 y 2019. La pasada temporada apenas pudo jugar a causa de una lesión de rodilla que le mantuvo cinco meses de baja, hasta enero de 2020. El club fichó a Calathes, con el que Heurtel debía compartir minutos en la posición de base. Calathes ha sido titular en todos los partidos de la Euroliga, mientras que Jasikevicius ha dado también minutos de juego a Hanga y alguna vez a Bolmaro en la posición de base, en detrimento de Heurtel.

El Barça tenía la intención de cuadrar la rescisión del contrato de Heurtel con la incorporación del también base francés Leo Westermann, de 28 años y 1,98 metros, que en 2014 ya estuvo ligado al Barcelona aunque fue cedido al Limoges y no llegó a vestir la camiseta barcelonista. El Barcelona tiene un principio de acuerdo para incorporar a Westermann, que tiene el mismo representante que Heurtel, Raznatovic, quien afirmó el lunes que Westermann “está en la fase final de su fichaje por el Barça”.


Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción