La NBA vuelve a protestar rodilla en tierra contra el racismo y la injusticia

Varios equipos hacen patente su indignación porque la fiscalía no presenta cargos contra el policía que disparó a Jacob Blake y por los disturbios en el Capitolio

Los jugadores de Milwaukee y Detroit, protestan arrodillados antes de dar inicio su partido.
Los jugadores de Milwaukee y Detroit, protestan arrodillados antes de dar inicio su partido.Nick Monroe (Reuters)

“2021 es un año nuevo, pero algunas cosas no han cambiado”. Así comienza el comunicado conjunto que dieron a conocer los Boston Celtics y los Miami Heat poco antes de dar inicio el partido que les enfrentó este miércoles. El motivo de su indignación, y el de otros equipos que también protestaron escuchando los himnos previos a sus partidos con una rodilla en el suelo, caso de los Celtics y Miami, es que la fiscalía ha decidido no procesar a ninguno de los agentes que intervinieron el pasado mes de agosto en Kenosha (Wisconsin). Un policía tiroteó por la espalda a Jacob Blake, un hombre negro de 29 años.

Entonces, los jugadores de Milwaukee reaccionaron boicoteando el partido que debía enfrentarles a Orlando el 27 de agosto, en una acción sin precedentes. La NBA suspendió los partidos durante tres días y pactó con el sindicato de jugadores una serie de acciones contra el racismo, y destinaron una importante cantidad económica para apoyar las causas sociales. Redoblaron así el compromiso que ya habían mostrado cuando la mayoría de componentes de todas las plantillas de la NBA regresaron a finales de julio, tras el parón por la pandemia, arrodillados mientras sonaba el himno en protesta contra el racismo y la injusticia tras la muerte de George Floyd, el 25 de mayo, en un violento arresto en Minneapolis.

Las protestas en el Capitolio

Las protestas vuelven ahora. Varios equipos volvieron a lucir camisetas y distintivos del movimiento Blake Lives Matter. El comunicado conjunto de Miami Heat y Boston Celtics también hace referencia al diferente trato recibido por los manifestantes en favor de Trump y los que se movilizaron hace unos meses contra EL racismo y la barbarie policial. “Jugamos el partido de esta noche con el corazón apesadumbrado después de la decisión de ayer en Kenosha, y sabiendo que los líderes políticos tratan de manera diferente a los manifestantes en la capital de nuestra nación según de qué lado estén en ciertos temas. La drástica diferencia entre la forma en que los manifestantes esta primavera pasada y el verano fueron tratados y el aliento dado a los manifestantes de hoy que actuaron ilegalmente solo muestra cuánto trabajo más tenemos que hacer”.

Los jugadores explicaron los motivos que les llevaron a disputar el partido, ganado por los Celtics (105-107). “Hemos decidido jugar para tratar de dar una alegría a la gente. Pero no debemos olvidar las injusticias en nuestra sociedad, y continuaremos usando nuestras voces y nuestra plataforma para resaltar estos problemas y hacer todo lo posible para trabajar por una América más igualitaria y justa”.

Steve Kerr, entrenador de Golden State Warriors, se refirió a los sucesos del día con la manifestación violenta en el Capitolio que obligó a los legisladores a ser trasladados a un lugar seguro cuando se reunían para contar formalmente los votos electorales que convertirán a Joe Biden en presidente el 20 de enero. Kerr dijo que los eventos suponen “un recordatorio bastante claro de que la verdad importa”. Y prosiguió: “Una elección legítima es repentinamente cuestionada por millones de personas, incluidas muchas de las personas que dirigen nuestro país en el gobierno, porque hemos decidido, en los últimos años, permitir que se digan mentiras. Entonces, esto es quiénes somos. Cosechas lo que siembras”.


Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS