El Santos y Palmeiras disputarán la final de la Copa Libertadores a costa de River y Boca

Los clubes brasileños pasan encima de los argentinos en el torneo continental

Los jugadores del Santos celebran el pase a la final.
Los jugadores del Santos celebran el pase a la final.SEBASTIAO MOREIRA (Reuters)

El 2021 pudo iniciar con una reedición de la final de todos los tiempos en Sudamérica: un River-Boca. Ambos clubes argentinos, que dirimieron la agónica disputa por la Copa Libertadores en 2018, se habían colado a las semifinales del torneo continental de este año. Pero todos los planes y revanchas se frustraron. Dos clubes brasileños, con experiencia de ganar el torneo, se clasificaron a la final de un torneo que también fue corrompido por la pandemia de la covid-19.

River Plate, dirigido por el eterno Marcelo Gallardo, marchaba con vigor en el torneo. En la fase de grupos no tuvo problema para ponerse por delante de clubes como el São Paulo, Liga de Quito y Deportivo Binacional de Perú. En octavos, los millonarios despacharon al Atlético Paranaense (2-1). En la siguiente ronda se dieron un festín frente al Nacional de Uruguay con un global 8-2. Había motivos para ilusionarse. En la semifinal se toparon con un Palmeiras que le encajó tres goles en la semifinal de ida. Un golpe bajo para el cuatro veces campeón de América.

En la vuelta, con el coraje como estandarte, buscaron una remontada de antología. Y casi lo logran. En la primera mitad ya lo ganaban 0-2. Habían conseguido el tercer tanto, pero el vídeo arbitraje les despojó el gol. Hubo suspenso por dos posibles penaltis a favor de River, pero la repetición no les dio la razón. Fin del camino para un River que se desbocó para colarse en lo que hubiese sido su octava final de Libertadores. Palmeiras tiene en sus vitrinas solo una Copa Libertadores, ganada en 1999 con Luiz Felipe Scolari como entrenador, y tres medallas de subcampeón (1961, 1968 y 2000).

La historia de Boca en la Libertadores de 2020 era similar a la de River: un paso de torbellino en la fase de grupos. Libertad, Caracas e Independiente Medellín poco le complicaron al club bostero. Ya en los octavos de final, sobrevivió a la tanda de penaltis frente al Internacional (5-4). Ya en cuartos de final se cruzaron con Racing que les obligó a sacar el pecho en la Bombonera para ganar la serie (2-1). En la antesala de la final, se cruzaron con el Santos, el club de Pelé y Neymar. En la ida, los xeneinzes, con Carlos Tévez como capataz, dejaron ir ilesos a sus rivales. En la vuelta, el conjunto brasileño les devoró 3-0. El Santos aspira a conquistar su cuarta Libertadores, la última que ganó fue en 2011 con Neymar como figura.

La final entre Palmeiras y Santos se jugará el 30 de enero en el remodelado Maracaná. Será la tercera ocasión en la historia de la Libertadores en que dos equipos brasileños disputan el campeonato. En 2005, São Paulo goleó al Atlético Paranaense (4-0) y un año después Internacional conquistó el torneo a costa del mismo São Paulo. El ganador de la edición 2020 viajará en febrero al Mundial de Clubes en Qatar donde se encontrarán Al Bayern Múnich y a los Tigres de México.

Sobre la firma

Diego Mancera

Es portadista de EL PAÍS América y periodista de la edición mexicana desde 2016. Está especializado en temas de deportes. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS