El Estrella Roja sorprende al Real Madrid

Los de Laso pierden su segundo partido consecutivo en casa (77-79) y Rudy cae lesionado de la espalda en el baldío intento de remontada

Rudy Fernández se escapa entre Kuzmic y Jagodic
Rudy Fernández se escapa entre Kuzmic y JagodicFernando Alvarado (EFE)

El Estrella Roja de Belgrado sorprendió al Real Madrid y se llevó la victoria del WiZink Center tras resistir el asedio de los blancos en un final trepidante. El conjunto serbio se colocó con 12 puntos de ventaja a falta de siete minutos pero, apurando las opciones de remontada, Carroll tuvo el último balón para intentar forzar la prórroga. Falló el lanzamiento y el Madrid se quedó sin su objetivo y también sin Rudy Fernández. El alero internacional, capitán de la España campeona del mundo, tuvo que abandonar el partido entre ostensibles gestos de dolor tras pegarse una fea costalada en plena carga madridista (en la revisión los árbitros señalaron antideportiva de Lazic). El martirio de la espalda, de la que ha tenido que ser intervenido en tres ocasiones a lo largo de su carrera (en 2009, 2012 y 2015), reaparece para Rudy a los 35 años. Laso pide clemencia al parte médico para que el golpe no sea grave en una temporada de marchas y lesiones en su equipo. “Es difícil valorarlo ahora en caliente. Le tienen que acerpruebas mañana, pero ojalá solo se quede en un fuerte golpe”, explicó el técnico madridista en la sala de prensa. Rudy se marchó ayudado por los físios, encorvado y a paso lento, incapaz de enderezarse. La imagen más preocupante para el Madrid más allá de la derrota.

En su constante reinvención, el Madrid se destempló hace 11 días ante el Milán del Chacho y, tras el sufrido triunfo en Múnich ante el Bayern, repitió otro partido trabado en casa. Lo aprovechó el Estrella Roja para llevarse el botín del Palacio en el encuentro de la 19ª jornada aplazado la semana pasada cuando, debido a las consecuencias del temporal Filomena, el conjunto serbio no recibió el permiso para aterrizar en Barajas. Corey Walden primero y Ognjen Dobric después retrataron a un Madrid a contrapié al que no le alcanzó el arrebato de orgullo final para compensar su mala tarde. La puesta en escena del Estrella Roja de Walden mejoró la del Madrid de Tavares (solo 9 puntos y 9 rebotes esta vez; de nuevo más de media hora en pista). El base-escolta estadounidense aprovechó la espesura madridista para coger carrerilla con 10 puntos en un santiamén que trastocaron el plan de partido de los blancos. La contribución de Laprovittola (10 asistencias) templó momentáneamente a su equipo y el marcador pasó del 9-16 del minuto 6 al 21-21 poco más tarde. Pero los puntos llegaron antes que las sensaciones y los locales no terminaron de reponerse de ese inicio a contrapié ante un rival desconocido.

Poco tenía que ver el Estrella Roja con aquel al que el Madrid derrotó con sufrimiento el 13 de noviembre en Belgrado (67-73). Dejan Radonjic tomó el relevo de Sasa Obradovic, Quino Colom llegó para arrimar el hombro tras reivindicarse dirigiendo a la España de las ventanas y Walden se apropió del protagonismo plenipotenciario que manejaba Jordan Loyd, ahora de baja. Con 16 puntos en sus primeros 11 minutos en pista, Walden desató el optimismo en el conjunto serbio y las dudas en el bando madridista. Ni siquiera el acierto de Rudy desde el perímetro, con dos triples consecutivos, impidió que los visitantes se marcharan al descanso con mejores números y sensaciones (40-45, m. 20). “No somos capaces de correr y tenemos que subir el ritmo y la intensidad”, reconoció Laprovittola en el entreacto. “Hemos concedido muchos tiros fáciles. Tenemos que aplicarnos en defensa. Vamos un paso por detrás en todo y hay que mejorar el ritmo y la intensidad”, reiteró Laso. No funcionó el propósito de enmienda y la situación empeoró con el paso de los minutos hasta el 58-70 a falta de siete para el final. El plan de emergencia se activó tensando las líneas de presión, organizando una defensa zonal 1-2-2 y reclutando a Rudy ejerciendo como cuatro junto a Tavares. Pero no bastó con la épica final. El Madrid perdió el partido y a Rudy.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS