La larga espera del deseado Kondogbia

El centrocampista, un fichaje estratégico para Simeone tras la marcha de Thomas, aún no ha sido titular en Liga

Geoffrey Kondogbia trata de marcharse de Rubén Sobrino durante el Atlético-Valencia (3-1) disputado en el Wanda Metropolitano el pasado 24 de enero.
Geoffrey Kondogbia trata de marcharse de Rubén Sobrino durante el Atlético-Valencia (3-1) disputado en el Wanda Metropolitano el pasado 24 de enero.Alex Caparros (Getty)

A punto de entrar en la fase del curso en el que se empiezan a discutir los títulos de verdad, Diego Pablo Simeone puede darle este lunes ante el Celta (21.00, Movistar LaLiga) la primera titularidad en Liga a Geoffrey Kondogbia (República Centroafricana, 27 años). El mediocentro, un fichaje relámpago adquirido al Valencia con la temporada ya comenzada para tapar la fuga de Thomas al Arsenal, está el primero en la lista de jugadores a los que el entrenador del Atlético quiere medir antes de que se eche encima la etapa mollar de la temporada. Hasta ahora, Kondogbia solo luce dos titularidades en la Copa y minutos de relleno para cerrar partidos de Liga.

A dos semanas largas de la eliminatoria de octavos de final de la Champions contra el Chelsea, Simeone quiere ver a Kondogbia. El Cholo consideró estratégico su fichaje porque le cuesta ver al equipo solo sostenido por Koke en las grandes citas. Al técnico le interesa saber si puede haber un Atlético con o sin Kondogbia.

El centro del campo ha sido una zona a restaurar por Simeone. Antes de romper con el 4-4-2 para pasar a la defensa de tres centrales, el preparador apuntaba el jugar con dos mediocentros y dos centrocampistas de profundidad (Carrasco y Correa o Llorente) como uno de los pasos ofensivos que ya había dado el equipo tras el confinamiento. Hasta que en algunos de los últimos encuentros le ha situado como pivote único por delante de la defensa, Simeone ha escoltado a Koke con Saúl, Herrera, Llorente y Torreira. Con este último, el entrenador probó en Cádiz como mediocentro de referencia para que Koke tuviera más participación en zonas más adelantadas, como en el primer tramo del campeonato, en el que el Atlético desplegó su mejor juego. Por las pruebas realizadas durante la semana, parece que a Kondogbia le ha llegado la hora de mostrar si puede convertirse en el mediocentro dominante que el entrenador no termina de encontrar desde la marcha de Rodri.

Según relata el técnico, que a Kondogbia aún no le haya dado aún una titularidad en la Liga responde al buen funcionamiento del equipo y la competencia reinante. Los estatus adquiridos en el ecosistema de cualquier equipo también han jugado en su contra. Ha sido uno más en la particular mili a la que Simeone suele someter a muchos de los recién llegados.

En el Atlético aseguran que no ha tenido problemas de adaptación ni a la ciudad —trasladó a su familia casi al momento de fichar—, ni al equipo, y sus entrenamientos cumplen con la exigencia del técnico. Tildan al medio africano como un jugador inteligente, con experiencia y calma para saber entender una situación compleja en su camino a la titularidad.

Solidez y jerarquía

Kondogbia no ha generado ruido a la espera de una primera oportunidad que se ha retrasado más de lo esperado porque su perfil encajó a la primera en el director deportivo, Andrea Berta, y en el propio Simeone, cuando hubo que buscar un sustituto de emergencia para Thomas. Los 15 millones de euros pagados al Valencia también se ajustaban a las estrecheces económicas que la covid ha instaurado en las arcas del club.

Sin ser una estrella, la contratación de Kondogbia fue interiorizada por el cuerpo técnico como la llegada de un jugador con jerarquía y condiciones para dotar de solidez al centro del campo. Este aspecto ha sido una de las grandes preocupaciones de Simeone en los que va de temporada. La derrota en Múnich (4-0) y en el derbi (2-0) le tienen convencido de que el equipo necesita para las citas de altura a un jugador como el centroafricano.

Ahora está por ver si su imponente físico (1,88 metros), su larga zancada para romper en conducciones o las prestaciones de disparo de la pierna izquierda cuando se asoma al área mezclan bien en este Atlético. A su favor tiene que juega poco hacia atrás, que siempre es una manera de entrar por el ojo derecho de Simeone. Pero para entrar en el once deberá convencerle a partir de este lunes.

Sobre la firma

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción