Bono y Munir sostienen al Sevilla ante el Huesca

Novena victoria consecutiva de los de Lopetegui, salvados esta vez del empate por su portero

Okaza, del Huesca, y Gudelj, en una acción del partido.
Okaza, del Huesca, y Gudelj, en una acción del partido.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

El Sevilla consolidó su marcha triunfal con un nuevo triunfo ante el Huesca. Los números empiezan a ser de oro en este equipo al que no se le atisba fin en su excelente rendimiento. Nueve son ya las victorias consecutivas del Sevilla entre LaLiga y la Copa, las siete últimas, además, sin encajar ni un solo gol. El plan le salió perfecto a Lopetegui, aunque con mucho sufrimiento. Refrescó a su equipo pensando en el duelo de Champions del miércoles en el Pizjuán ante el Dortmund y, en esta ocasión, obtuvo el triunfo gracias a la impresionante actuación de Bono, que hizo tres paradas de mucho mérito en la segunda mitad, cuando el Huesca se lanzó a por todas en busca del empate después del gol de Munir. El Sevilla ganó y el Huesca mereció el empate, pero se encontró con la monumental actuación de Bono. En este Sevilla todos suman. Con un equipo plagado de suplentes, obtuvo un nuevo triunfo que le consolida en los puestos de Champions y que incluso le mete presión al Madrid y al Barcelona. El Huesca mereció el empate y demostró que sigue vivo en su complicada pelea por la permanencia.

SEVSevilla
Sevilla
1
Bounou, Rekik, Diego Carlos, Aleix Vidal (Jules Koundé, min. 80), Sergi Gómez, Óliver Torres (Fernando, min. 80), Rakitic (Joan Jordán, min. 64), Gudelj, Munir, Alejandro Gómez (Suso, min. 74) y Luuk de Jong (Youssef En-Nesyri, min. 64)
HUE Huesca
0
Huesca
Álvaro Fernández, Gastón Silva (Insúa, min. 15), Siovas, Pulido (Sergio Gómez, min. 80), Mikel Rico (Juan Carlos, min. 80), Pablo Maffeo, Idrissa Doumbia (Ferreiro, min. 59), Javi Galán, Jaime Seoane, Rafa Mir y Shinji Okazaki (Dani Escriche, min. 59)
Goles 1-0 min. 56: Munir.
Árbitro David Medié Jiménez
Tarjetas amarillas Idrissa Doumbia (min. 39), Rafa Mir (min. 50), Javi Galán (min. 62), Luuk de Jong (min. 63), Insúa (min. 79), Youssef En-Nesyri (min. 86) y Bounou (min. 89)

Lopetegui no dudó ni un instante en prestarle mucha más atención al duelo de la Champions, para lo que dejó en el banquillo hasta a seis titulares de la semifinal de la Copa que jugaron contra el Barcelona. Fueron los casos de Koundé, Escudero, Fernando, Jordán, Suso y En-Nesyri. No se trató de menospreciar a un rival como el Huesca. Más bien de dar aire a un plantel vivo en tres competiciones, que ha encarado con solo cinco días de vacaciones desde el pasado mes de septiembre. El Huesca es el colista, pero de la mano de Pacheta ha renacido para intentar pelear por la permanencia. Con su sistema de tres centrales y un aire renovado, el conjunto oscense se la jugaba a cuatro puntos de la zona de salvación y habiendo conocido la derrota del Elche, rival en la pelea por el descenso, contra el Celta.

El Sevilla se encontró con muchas dificultades ante el repliegue de su rival, que no dudó en darle el campo y el balón a los de Lopetegui. El dominio local fue absoluto, aunque la primera acción de peligro llegó en una volea de Mir a 45 metros de la portería de Bono que a punto estuvo de sorprender al meta sevillista. Fue lo único que mostró en ataque el Huesca, sometido todo el tiempo al acoso del Sevilla. Mitad por la ausencia de sus jugadores determinantes y mitad por el buen trabajo del meta Álvaro, el equipo andaluz no pudo perforar la meta del Huesca, que se mató a correr para suplir las grandes diferencias técnicas que existen entre ambos equipos. Al fútbol del Sevilla le faltó una pizca de velocidad y precisión, pero, sobre todo, eficacia. El Papu ofrecía destellos de calidad, como Óliver Torres y Munir, que gozaron de ocasiones para poner por delante al Sevilla, todas bien solventadas por Álvaro.

Lopetegui colocó a Munir de delantero y optó por organizar una defensa de tres centrales en la segunda mitad. El Sevilla, sin hacer un partido redondo, mejoró en sus prestaciones. En una acción de calidad, Óliver Torres centró al segundo palo, donde emergió Munir para marcar de cabeza después de un gran salto. Un gol de auténtico nueve que obligó al Huesca a salir de la cueva e ir en busca del empate. Después de que el equipo de Pacheta respirara tras un buen disparo de Gudelj, llegó el recital de Bono. Primero salvando un remate de cabeza de Mir dentro del área pequeña cuando todo apuntaba al empate. Luego despejando un disparo de Seoane y todavía realizando una doble parada a Sergio Gómez y el propio Mir realmente espectacular. Por medio, Maffeo, incansable, había salvado un disparo de En-Nesyri. Lopetegui metió en el campo a Koundé (falló en el remate de Sergio Gómez), Fernando y Jordán para asegurar el triunfo. El Huesca peleó hasta el final, pero acabó derrotado por la soberbia actuación de Bono y la inercia ganadora de este Sevilla en plena racha. Nada detiene a un equipo en el que todos suman.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS