El Betis se mete en la pelea europea tras derrotar al Villarreal

Fekir y Emerson provocan la primera derrota en casa del equipo dirigido por Unai Emery, gris y sin pegada

Emerson bate de cabeza Asenjo, al que supera en su salida.
Emerson bate de cabeza Asenjo, al que supera en su salida.JOSE JORDAN (AFP)

El Betis obtuvo un importante triunfo ante el Villarreal, que le mete de lleno en la pelea por Europa tras provocar la primera derrota en su feudo del equipo de Unai Emery. Los de Pellegrini se asientan en la séptima plaza, a tres puntos del propio Villarreal, ganando un partido de forma muy trabajada gracias a dos goles de Fekir y Emerson. El Villarreal, muy espeso, solo reaccionó en el tramo final, después de que Gerard Moreno acortara distancias de penalti. El Betis mantiene su buena racha en este 2021, solo manchada por la derrota ante el Barcelona la pasada jornada. En Villarreal, tuvo 65 minutos de alto nivel, para luego sufrir ante el acoso local. Los locales dejaron pasar demasiados minutos sin ir a por el partido y cuando lo hicieron fue ya demasiado tarde. Pellegrini, empeñado en meter al Betis en Europa, algo que considera un desafío personal, triunfó en la que fuera su casa después de cambiarle la cara a su equipo y hacerlo mucho más competitivo.

VLLVillarreal
Villarreal
1
Asenjo, Alfonso Pedraza (Pervis Estupiñán, min. 59), Rubén Peña, Albiol, Pau Francisco Torres, Juan Foyth (Fernando Niño, min. 87), Parejo, Alejandro Rodriguez Baena (Raba, min. 60), Moi Gómez (Jaume Costa, min. 87), Gerard Moreno y Alcácer (Bacca, min. 60)
BET Betis
2
Betis
Joel, Emerson, Víctor Ruiz (Sidnei, min. 77), Mandi, Juan Miranda, Nabil Fekir, Aitor Ruibal (Montoya, min. 81), Guido Rodríguez, Guardado, Canales y Loren Morón (William Carvalho, min. 82)
Goles 0-1 min. 44: Nabil Fekir. 0-2 min. 51: Emerson. 1-2 min. 64: Gerard Moreno.
Árbitro Jesús Gil Manzano
Tarjetas amarillas Parejo (min. 42), Juan Foyth (min. 54), Emerson (min. 54), Rubén Peña (min. 83) y Juan Miranda (min. 94)

Villarreal y Betis llegaban al partido muy motivados por los resultados de sus rivales directos. La Real le metió presión a los de Emery con su triunfo en Getafe, mientras que el conjunto verdiblanco observaba cómo seguía liderando el pelotón de aspirantes a Europa después de las derrotas de Granada y Levante. Pellegrini, siempre contento al regresar a una plaza donde se hizo grande, había colocado a su Betis a las puertas de Europa. El choque, por lo tanto, sin ser una final, sí tenía bastante importancia en la pelea continental.

Obligado por las bajas, Emery tuvo que colocar al central Foyth de mediocentro, dando una banda al joven Álex Baena. Los dos equipos se midieron tanto, conscientes de la trascendencia del encuentro, que el partido se movió bajo los cauces de una enorme igualdad, con mucho temor en todos los futbolistas a no cometer un error que abriera las puertas del área al equipo rival. El Villarreal apenas carburó en un primer tiempo muy espeso. Parejo no mandó y la desconexión del equipo con Alcácer y Gerard Moreno fue evidente.

El Betis, consciente de sus problemas en defensa, se defendió con orden, bien sujetado por el doble pivote conformado por Guardado y Guido. Al equipo andaluz le faltaba mordiente, aunque controló siempre muy bien a un rival que se suponía debía exponer un poco más. El Villarreal, muy atascado, se vio sorprendido en un balón en largo donde relució la calidad individual de Fekir. El francés se hizo con un balón en la parte izquierda y se internó en el área aguantando muy bien la acometida de Pau. Su disparo con la pierna derecha fue perfecto. El campeón del mundo volvía a marcar de jugada un año después para catapultar las opciones de un Betis muy serio.

Emerson amplió la ventaja andaluza en el segundo tiempo, premiando a un equipo ambicioso. El Betis fue un torrente de juego en la segunda mitad, con Canales y Fekir a gran nivel, bien secundados por Guardado, que jugó su partido 100 con el Betis y, sin duda, el más completo de la actual temporada. Asenjo llegó incluso a salvar a su equipo de recibir el tercer gol. El Betis dominaba después de realizar 65 minutos a un gran nivel, acariciando un triunfo que se había trabajado mucho.

Sin embargo, el Villarreal entró en el partido después de una acción en la que Gil Manzano decretó penalti por unas manos del propio Emerson. Una jugada muy complicada y protestada por los jugadores béticos. Como también fue protestada la última acción del choque. El colegiado pitó falta de Miranda fuera del área cuando después de la misma el balón ya había entrado en la meta de Robles. Emery estalló en la banda, pero el árbitro había decretado antes falta sin dejar la ley de la ventaja. Fue el último suspiro de un choque que acabó con un Betis vencedor, que se llevó los tres puntos de un estadio muy complicado y que, ahora, le permite pelear por esa ansiada sexta plaza.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción