Cristian Romero: “Nuestro sistema es hacer jugar mal al rival”

El joven central argentino del Atalanta reflexiona sobre su sorprendente afianzamiento en la defensa más atrevida de Europa antes de medirse al Madrid en Bérgamo

Djimsiti (izquierda) y Gossens (derecha), felicitan a Romero tras su gol al Napoli, el pasado domingo.
Djimsiti (izquierda) y Gossens (derecha), felicitan a Romero tras su gol al Napoli, el pasado domingo.Gianluca Checchi/LaPresse (AP)

Si el Atalanta juega contra el Lazio, es él quien persigue a Immobile; si juega contra el Milan, es la lapa de Ibrahimovic; si se mide a la Juventus, marca a Cristiano y si visita Anfield se ocupa de Salah. La misión de Cristian Romero (Córdoba, Argentina, 22 años) siempre es la más difícil en la defensa más audaz de Europa. Hasta ahora nunca ha perdido un gran duelo: Immobile, Cristiano, Ibrahimovic y Salah se quedaron secos. Este miércoles el Madrid asalta en Bérgamo la trinchera del central revelación.

Pregunta. ¿Qué diferencia hay entre jugar contra el Madrid, la Juventus, el Inter o el Milan?

Respuesta. Es el partido más lindo de mi carrera. La Champions es otro nivel. Comenzando por los jugadores. Para pensar en eliminar a un equipo como el Madrid tenemos que dar más de lo que damos en la Serie A.

P. Cuando se quiere elogiar a un delantero se dice que es atrevido. ¿Hoy el atrevimiento no es también virtud de los marcadores centrales?

R. Depende en qué sentido. El mejor paso que di en mi carrera fue no quedarme en la Juventus y venir cedido al Atalanta. La Juve es un gran club y pensé que tal vez en una plantilla con tantos jugadores [tiene a Chiellini, Bonucci y De Ligt en el eje de la zaga] no tendría tantas oportunidades para seguir creciendo. Estar en mi nivel actual es parte del trabajo de \[Gian Piero\] Gasperini.

P. ¿Qué le enseñó?

R. Está detrás de mí, corrigiéndome, hablándome, ayudándome a ser más completo y haciendo que crezca sobre todo tácticamente. Porque antes, prácticamente, yo en el aspecto táctico era un desastre, y ahora me siento cómodo. El sistema de juego que tenemos no es fácil y me he adaptado bastante rápido.

P. Gasperini ha dicho que el orden, las líneas equilibradas y la simetría, son buenos para defender pero que para atacar hay que desordenarse. ¿Cómo se defiende sin la referencia de las líneas, cuando todas las líneas tienen que romperse para crear?

R. Las líneas del Atalanta están definidas, más allá de que en los partidos… no es que nos desordenemos sino que buscamos siempre hacer superioridad con la pelota. Queremos encontrar espacios en las zonas que ocupan los jugadores que no defienden del equipo rival. Depende del adversario. Pero el 90% de los delanteros que enfrentamos no defienden, y ahí es donde los tres centrales intentamos buscar los espacios para llevar la pelota al campo rival. Parece que somos desordenados pero tácticamente somos muy equilibrados. Recibimos menos goles que hace un año.

La idea es atacar 90 minutos y para eso necesitamos que los tres centrales también ataquemos y apoyemos a los delanteros en campo contrario

P. ¿Con Gasperini los centrales juegan de volantes también?

R. Nuestra idea es atacar 90 minutos y para eso necesitamos que los tres centrales también ataquen. Yo que juego en el centro no lo hago tanto, pero el central de la derecha y el de la izquierda son apoyos constantes para los atacantes. Ellos tienen que intentar meterse todo el partido en la mitad de cancha del rival.

P. ¿Por qué?

R. Porque si la línea de mediocentros y los centrales no sacamos la pelota con la mayor limpieza posible, para los de arriba es más difícil marcar las diferencias. Es complicado porque jugando así los errores de los centrales en el control y en el pase son más obvios, ya que pueden provocar una ocasión más clara para el contrario. Hay un riesgo, pero en la fase de grupos de la Champions este riesgo nos dio sus frutos.

P. Usted es el defensa que más balones ha robado en esta Champions: 10 balones de media por partido en fase de Grupos. ¿Cómo consigue salir de su zona y anticiparse con tanta efectividad?

R. Nuestro sistema consiste en hacer jugar mal al rival. Los defensores jugamos, básicamente, hombre contra hombre. Si me toca marcar a Benzema \[lesionado en la ida\] y Benzema se va corriendo hasta el área del Madrid, yo lo sigo. Esto puede ocurrir porque Benzema es un tipo de delantero que no te da puntos de referencia, se mueve con libertad total. Si como central tu referencia no es la zona sino el jugador, ese punto de partida te ayuda porque elimina dudas: la referencia es tu hombre y lo sigues. Gasperini asigna cada marca con mucha antelación. Los partidos se trabajan durante la semana porque cada rival juega de una manera y defensivamente nos adaptamos.

Si Ilicic jugase en la Juventus o en el Inter sería el mejor jugador de la Serie A

P. ¿Cuáles son los jugadores del Madrid que hay que dejar pensar menos?

R. En el Barcelona y en el Madrid juegan los mejores del mundo en todos los puestos. Pero si tengo que nombrar tres del Madrid son Modric, Kroos y Benzema. Son los que más influyen en sus compañeros.

P. Gasperini exige osadía. Cuentan que cuando usted debutó en Belgrano de Córdoba reaccionaba a sus errores atacando la portería rival. ¿Los centrales no deberían tener más miedo a equivocarse?

R. Definí mi posición con 14 años, pero en categorías inferiores siempre me ha gustado jugar al medio o arriba. La anticipación y la conducción en ataque son cosas que siempre me salieron de adentro. En este juego todos nos vamos a equivocar. Jugar con miedo es difícil. Trato de estar lo más suelto posible. Con la confianza al 100%. Eso ayuda a tomar buenas decisiones. Cada error que cometí en mis inicios en Primera me sirvió para crecer, para madurar más rápido y aprender muchas cosas.

P. ¿Cómo define a Josip Ilicic?

R. He marcado a los grandes delanteros de la Serie A; a Ibrahimovic, Cristiano, Dybala, Immobile, Lukaku… Ilicic está en ese nivel y más. No ha ganado tantos títulos pero viéndole cada día no tengo ninguna duda de que si jugase en la Juventus o en el Inter sería el mejor jugador de la Serie A. Hace cosas que solamente los diferentes pueden hacer. Cada vez que juega te simplifica todo porque resuelve situaciones muy difíciles, asiste, genera, desequilibra, define. Es importante para nosotros que esté siempre bien.

P. ¿Por qué en la última década escasearon tanto los centrales argentinos de categoría y buen manejo de balón?

R. No lo sé. Ahora yo veo que por la selección pasan grandes centrales que además son grandes jugadores, como Lisandro Martínez, del Ajax, o Marco Senesi, del Feyenoord. Lisandro es uno de los defensas con mayor potencial. Llegará muy lejos. Tiene una técnica que le ayuda a jugar en el mediocampo adaptándose al estilo de posesión del Ajax.

P. ¿Qué centrales lo inspiran?

R. Ramos, Chiellini, Bonucci y De Ligt. Miro los partidos del Real Madrid y la Juventus para verlos a ellos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción